Logo
La danza contemporánea llega a la puerta de las viviendas a través del Proyecto Vecindades
ciudad - 2019-05-22
BETA
La danza contemporánea llega a la puerta de las viviendas a través del Proyecto Vecindades


Más de 60 personas se dieron cita en el Callejón Héroes del 57 No. 15, donde tuvo lugar la función inaugural.

La coreografía de Vicente Silva Sanjinés, a partir del Sueño de una noche de verano, forma parte del Programa Incluyente que se presentará en 24 vecindades de la Ciudad de México.


La danza contemporánea dejó su espacio convencional para presentarse en lugares cotidianos, como el pasillo de una vivienda donde entra en contacto directo con las personas hasta donde éstas se encuentran, a través del programa Vecindades, que cuenta con el apoyo de la Secretaria de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), e inició la víspera con la presentación gratuita de la versión libre de Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, a cargo de la Compañía da Danza Vicente Silva Sanjinés.

Desde temprana hora empezaron a llegar al No. 15 del Callejón Héroes del 57 diversas personas que anhelaban ver un espectáculo dancístico diferente por el espacio en que se presentaría, ya que en esta ocasión el patio, las escaleras y los pasillos de la vecindad del Centro Histórico fueron el marco para la famosa comedia de enredos amorosos.

Niños, jóvenes, adultos y familias completas se mostraban impacientes y pedían con aplausos el inicio del programa, que para muchos significó el primer contacto con la danza contemporánea. Poco a poco los personajes de una de las obras más populares de Shakespeare fueron apareciendo: Hermia, Demetrio, Lisandro y Helena, entre otros protagonistas, quienes se encontraban en la entrada de las casas para expresarse a través del arte del movimiento.

El desarrollo de la obra continuó por diversos espacios de la vecindad que los más de 60 asistentes trataban de ocupar inmediatamente para no perder detalle de la historia, y aun cuando la lluvia impidió la realización de las escenas concebidas en la azotea, la coreografía continuó nuevamente en el patio, donde los bailarines mostraron sus cualidades técnicas y artísticas, sorprendiendo a los asistentes también por la forma en que se adaptaban al espacio.

Se trató, sin duda, de una experiencia diferente y original en la que el público se vio involucrado en un diálogo que proyectó una visión disímil de la danza, dentro de un proyecto creado y dirigido por el maestro Vicente Silva, quien tuvo una gran recepción al presentar la danza de forma amena y atractiva, con un lenguaje visualmente muy atractivo y mediante el uso de discursos directos.

Oportunidad para quienes carecen de tiempo y recursos para ir a un teatro

El señor Manolo Medina señaló que la presentación de Sueño de una noche de verano en una vecindad del Centro Histórico de la Ciudad de México permite la creación de nuevos públicos. “Este proyecto es muy interesante porque lleva la danza contemporánea a espacios cotidianos, a gente con pocos recursos y que no conoce los movimientos que hay en el arte”.

Por su parte, Valeria Montero refirió que abrir la danza a nuevos espacios y lograr que este arte sea más accesible para personas que quizá no puedan ir a un teatro, es muy importante. “Creo que el arte debe ser incluyente porque es un medio de expresión y permite entender el entorno y la sociedad, todos debemos ser parte de él. Yo soy vestuarista y me gusta trabajar alrededor de la danza”.

En opinión de Luz González, la danza contemporánea le resulta muy atractiva porque es distinta a lo que ha visto. “Es una forma diferente de apropiarse del espacio, de su uso, de acercar la cultura a los que están alejados de ella y de ver cómo se mueven los bailarines fuera del escenario, además de que este tipo de programas contribuyen a la captación de públicos, ya que no implican un pago extra”, aseguró.

Adriana Escalera, quien es parte de la Fundación para el Desarrollo Social de los Jóvenes de la Ciudad de México, destacó la importancia de aprovechar los espacios públicos para que más gente pueda tener acceso al arte, el cual da la posibilidad de tener otros horizontes y conocer nuevas cosas; “si no se accede a la cultura, uno se queda en un círculo cerrado”.

Es fabuloso que se presente Sueño de una noche de verano en este espacio, dijo Mirna Castillo, vecina del lugar. “Aquí se han realizado muchos festivales callejeros pero ésta es una gran oportunidad para quienes no tenemos el tiempo y los recursos para asistir al teatro. El maestro Vicente es nuestro vecino desde hace mucho tiempo, su trabajo es fantástico además de ser una excelente persona. Ha presentado esta experiencia en los departamentos y hace que el arte sea incluyente”.

En opinión de Piedad Arcos, vecina del Callejón Héroes del 57, es muy grato que se les haya considerado para llevar a cabo esta obra, porque es algo que los nutre mucho. “Es de las mejores opciones para los vecinos que creemos que las actividades culturales son inalcanzables. Nos permite darnos cuenta de que es algo cercano y a lo que podemos acceder, una manera de hacer el arte incluyente, educar a los públicos y cambiar el entorno social”.

El programa Vecindades, creado por el bailarín y coreógrafo mexicano Vicente Silva Sanjinés, con el apoyo de la Secretaria de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), continuará desarrollándose durante los meses de mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre en 23 vecindades más, ubicadas en espacios del Centro Histórico, Obrera, Tacuba, San Joaquín, Nonoalco, Azcapotzalco y Vista Alegre, entre otras colonias.


Más de ciudad