Logo
Reflexionarán especialistas sobre la necesidad de una arquitectura que se adapte al ser humano
ciudad - 2019-05-23
BETA
Reflexionarán especialistas sobre la necesidad de una arquitectura que se adapte al ser humano


Gran parte de mi vida ha sido una aventura por el serpenteante mundo de la arquitectura orgánica: Javier Senosiain.

El arquitecto dictará conferencia el lunes 27 de mayo, 19:00 en la Sala Manuel M. Ponce,


Casas que se adaptan al hombre y permiten convivir con la naturaleza son posibles gracias a la arquitectura orgánica, de la que hablará el arquitecto Javier Senosiain en la conferencia Arquitectura orgánica. Javier Senosiain, el lunes 27 de mayo, a las 19:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

El diseño ergonómico crea objetos que se adaptan a las necesidades del cuerpo, necesitamos una arquitectura que se adapte al ser humano, comentó Javier Senosiain, quien destacó la importancia de la relación entre la naturaleza y el hombre, la cual es fundamental.

El arquitecto Senosiain indicó que hablará sobre la filosofía del concepto de los diseños orgánicos que ha realizado en los últimos años en su despacho, los antecedentes y posteriormente mostrará imágenes de las obras orgánicas, durante su ponencia que organiza la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble (DACPAI) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la cual estará moderada por la titular de la DACPAI, Lizbeth Aguilera Garibay.

Señaló que el objetivo de estos espacios curvos es que se adapten al cuerpo, al ser humano, así como los animales hacen sus viviendas que se adaptan a sus cuerpos, el hombre también debería hacer viviendas que se adapten a su cuerpo.

Refirió que la arquitectura orgánica, a pesar de que surgió hace varias décadas, ahora llama la atención porque existe más conciencia sobre la ecología. Estas casas cuentan con vegetación arriba y la tierra es un magnífico aislante térmico, afirmó.

La arquitectura orgánica toma en cuenta los aspectos ambientales, físicos y psicológicos, comentó el arquitecto al destacar el interés que se tiene actualmente al registrado hace 35 años cuando se presentó la primera casa orgánica, a la que se veía como “algo raro”.

Los espacios adaptados al cuerpo humano son más amables, semejantes al claustro materno, a los refugios de los animales, al de los trogloditas que esculpieron bajo la tierra y al iglú. No se trata de un regreso, sino de una reconciliación meditada.

“El ser humano no debe desprenderse de sus impulsos primigenios, de su ser biológico. Debe recordar que él mismo proviene de un principio natural y la búsqueda de su morada no puede desligarse de sus raíces, debe evitar que su hábitat sea antinatural”.

El interés del arquitecto Senosiain por la arquitectura orgánica surgió cuando desarrollaba su proyecto de tesis, al término de sus estudios en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM.

El arquitecto trabajaba en su proyecto de un centro cultural y deportivo, cuando se dio cuenta que algo que caracteriza al deporte es el ser fluido, por lo que “de golpe cambié el partido por formas libres que se adaptaban a las formas curvas del terreno”.

Discípulo de maestros como Mathias Goeritz y Ernesto Gómez Gallardo, compartió: “A partir de aquel momento surgió en mí la inquietud por la búsqueda de espacios curvos, que pienso son más humanos al ser parte de la misma naturaleza. Durante varios años me concentré en la investigación del espacio natural del hombre, de ahí nació la casa orgánica y, más adelante, el libro Bioarquitectura”.

Javier Senosiain reconoce en su obra la influencia de las obras de Luis Barragán, Antonio Gaudí, Juan O ‘Gorman, Carlos Lazo y Frank Lloyd Wright, entre otros, quien paralelamente a su actividad profesional ha desarrollado proyectos y construcciones de diversos géneros. Refiere que su trabajo en la Facultad de Arquitectura en Ciudad Universitaria ha sido muy enriquecedor, pues ha tenido la oportunidad de convivir con varias generaciones como maestro, secretario académico, dirigiendo tesis e impartiendo la Catedra Federico Mariscal.

“Gran parte de mi vida ha sido una aventura por el serpenteante mundo de la arquitectura orgánica”, indicó el arquitecto, quien el lunes 27 de mayo ofrecerá su conferencia a las 19:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.


Más de ciudad
Más visto
Video
2019-06-27T21:26:04.000Z

Pueblo mágico de Atlixco, Puebla

La ciudad de las flores se ubica en las faldas del volcán Popocatépetl, presume de tener el mejor clima del mundo y las flores son parte del paisaje cotidiano.