Logo
Entre gallos, santos y flores se inauguró la exhibición del artista tapatío Chucho Reyes
espectaculos - 2018-03-29
BETA
Entre gallos, santos y flores se inauguró la exhibición del artista tapatío Chucho Reyes

La muestra pensada para revalorar a cuatro décadas de su muerte el legado de Chucho Reyes, una de las personalidades más originales de la plástica mexicana del siglo pasado, abrió sus puertas el día de ayer por la noche en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Durante la inauguración de la exposición Chucho Reyes. La fiesta del color, en representación de la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes, Lidia Camacho, asistió la coordinadora nacional de Artes Visuales, Magdalena Zavala.

En su participación recordó a Justino Fernández, historiador y crítico de arte que en alguna ocasión señaló que el artista tapatío ponía en la mirada todo lo que tenía valor estético y que todo lo que tocaban sus manos se transformaba en arte.

Zavala afirmó que las obras de Chucho Reyes remitían a la poesía popular, a Chagall, Posada y Orozco. Aseguró que fue uno de los mayores exponentes del arte moderno en México y que al innovar la temática y el modo de abordarla, no sólo hizo una notable obra personal, sino que también introdujo nuevas inquietudes y pautas para seguirla.

Explicó que la exposición abarca todas las facetas de este artista jalisciense y la naturaleza de sus procesos creativos, a la vez que retoma su estrecha y productiva relación profesional con otras figuras mexicanas del arte del siglo XX, como los casos del arquitecto Luis Barragán y el escultor Mathias Goeritz. Cabe recordar que Barragán consideraba a Chucho Reyes su maestro del color, incluso durante años poseyó una colección de casi 200 piezas.

Al finalizar su participación afirmó que la muestra está dedicada especialmente a los jóvenes, ya que en ella encontrarán un arte moderno propuesto por un artista que siempre conservó su ánimo joven.

Por otro lado, el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix, señaló que las obras de Jesús Benjamín Buenaventura Reyes Ferreira (1880-1977) pronto llamaron la atención de los coleccionistas por sus gallos, santos, flores y arcángeles; iconografía que fue sello de distinción del creador junto con el trazo sencillo y certero, pero sobre todo, por el juego pirotécnico del colorido.

Indicó que el artista jalisciense fue considerado como un claro ejemplo de lo que es la estética para artistas como Juan Soriano, Pablo Picasso y Marc Chagall, entre otros.

Reyes fue pintor, escultor, diseñador, anticuario, promotor y coleccionista de arte y artesanías. Los papeles de china que eran intervenidos por este creador eran llamados por él mismo como “papeles embarrados”.

A lo largo de la exhibición que permanecerá abierta al público hasta el 3 de junio de este año se podrán apreciar 75 piezas que provienen de 33 colecciones privadas e institucionales, entre las que destacan la del Museo Regional de Guadalajara, el Museo del Estanquillo y el Museo Soumaya, así como las colecciones Casa Estudio Luis Barragán, Pérez Simón, María y Manuel Reyero y de la Fundación Cultural Daniel Liebsohn.


Más de espectaculos
Más visto
Video