Logo
Buscan recuperar la memoria histórica de los pueblos mazatecos con el proyecto Retorno al origen
nacional - 2019-05-30
BETA
Buscan recuperar la memoria histórica de los pueblos mazatecos con el proyecto Retorno al origen


Exposiciones y talleres forman parte de esta iniciativa del programa Cultura Comunitaria que se llevará a cabo en ocho municipios de Oaxaca.

Retorno al origen es un proyecto de recuperación de la memoria histórica de los pueblos de la sierra mazateca que tuvieron relación con los hermanos Flores Magón, Jesús, Ricardo y Enrique, el cual será presentado este viernes 31 de mayo en San Jerónimo Tecóatl, Oaxaca.

Se trata de una iniciativa de Participación Cultural adscrita al programa Cultura Comunitaria que busca hacer una conexión entre el pensamiento magonista y el recuerdo que queda de ellos en ciertas comunidades, así como la influencia que tuvo el pensamiento indígena mazateco en la filosofía política de los Flores Magón.

Esther Hernández, directora general de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura, precisó que Retorno al origen “tiene que ver con procesos de investigación, de recuperación de la memoria con las propias familias que influyeron de alguna manera en el pensamiento de los Flores Magón y de los cuales se guarda la memoria de ese tiempo. Los Flores Magón también hablaban de cómo su estancia en la sierra mazateca había configurado muchas de sus ideas”.

Retorno al origen trabajará de mayo a noviembre en ocho municipios de Oaxaca: San Mateo Yoloxochitlán, Santa María Chilchotla, San Jerónimo Tecóatl, Mazatlán Villa de Flores, San Agustín Zaragoza (Yataá) San Antonio Eloxochitlán de Flores Magón (Nguixó) y Huautla de Jiménez.

A partir de exposiciones itinerantes con materiales, fotografías y recuerdos de las familias de los diversos municipios, se llevarán a cabo talleres de recuperación de la memoria con la intención de generar escritos a manera de facsímil con una impresora risográfica, a fin de que esta memoria recuperada quede por escrito.

Esther Hernández recordó que en estas comunidades la memoria se transmite de manera oral de generación a generación y con Retorno al origen la intención es tener un intercambio de saberes en cuestión de recuperación de la memoria histórica y talleres de autopublicación y de producción editorial independiente con la risográfica.

Retorno al origen formará parte del eje Comunidades Creativas y Transformación Social del programa Cultura Comunitaria y estará al mando de Diego Flores Magón Bustamante, bisnieto de Enrique Flores Magón, actualmente dirigente del centro cultural Casa de El hijo del Ahuizote.

Serán ocho comunidades de Oaxaca en donde se desarrollará dicho proyecto que consiste en acercar a los habitantes de la sierra al archivo familiar de los Flores Magón que abarca de mediados del siglo XIX a mediados del siglo XX, precisó en entrevista Diego.

Expuso que la historia que pretende contar a través de estos archivos que abarcan documentos, certificados, notas, felicitaciones, cartas, fotografías y poesías, será genealógica, porque por un lado mostrará el archivo como familia, pero por el otro pretende suscitar la reflexión entre la comunidad, propiciar un diálogo de retroalimentación, “un ejercicio como espejo. En realidad, yo voy a contarles una historia para ver si ellos me platican otra”.

Cuenta que en la exhibición se hablará mucho del tatarabuelo, que es una de las figuras menos conocidas, “la historia que presentamos se cuenta como un cuento a partir del cual queremos aterrizar a los Flores Magón nuevamente a la sierra oaxaqueña, porque aunque sí hay una conciencia muy clara de quiénes son y todo el contexto que los envuelve, hay una memoria colectiva sintética, entonces se vuelve como un referente simbólico nada más, porque ya se perdió el relato, solo habrá que nutrirlo”.

Este proyecto surge de dos lugares fundamentalmente, el primero es de una exhibición extensa que Diego Flores Magón realizó con este archivo de la familia Flores Magón, que por ser descendiente conservó un acervo muy grande de la familia en términos afectivos, genealógicos, pero también en términos políticos, periodísticos, de todo lo que significa la huella documental que dejaron los hermanos Magón.

El material se expuso el año pasado en el Museo de la Revolución Mexicana, “de ahí surgió esta idea, cabe señalar que nunca había hecho una exhibición así, aún a pesar de que llevo muchos años trabajando con un archivo de esta naturaleza, pero nunca había compartido tantos documentos”.

De todo este material, Diego Flores Magón resalta que hay una parte de la historia familiar que le resulta especialmente entrañable, como la que se refiere al origen, al nacimiento, al origen en términos de las figuras parentales como Teodoro Flores y Margarita Magón, padres de los hermanos Flores Magón, al origen en términos del lugar, la sierra de Oaxaca, donde todos se reúnen, en donde se encuentran, en donde surge la vida misma, “esa parte me resulta fascinante porque ahí es donde están las huellas del futuro revolucionario, creo yo, pero de una manera discreta y natural”.

El otro tema, rescató, es que por un lado hay un origen en la sierra, pero por el otro está un destino migratorio en la familia Flores Magón, porque se van a la Ciudad de México, luego a Estados Unidos, entonces ahí se puede ver que el pueblo mazateco es un pueblo migrante desde siempre, “esas son las dos preguntas o los dos temas de conversación que queremos generar a partir de la exhibición”.

La otra fuente del origen de este proyecto es un ejercicio que Diego Flores realizó como invitado a impartir talleres para niños en la sierra mazateca. Como voluntario dirigió un taller de mimeógrafo cuyo producto fue un manual de herbolaria en Huautla de Juárez, en donde se realizó y se distribuyó con la participación de artistas locales, sabios, personajes de la comunidad, ancianos y amas de casa.

Recuerda que a partir de ahí quedó con una experiencia muy gratificante de producción impresa autonómica artesanal, donde el contenido venía directamente de la comunidad.

Así es como el proyecto Retorno al origen reúne las dos cosas, por un lado una exhibición itinerante acerca del origen de los Flores Magón en la sierra, basado en el archivo de los hermanos, y por el otro el acompañar esta itinerancia de talleres de producción impresa in situ, instantánea, basándose completamente en la comunidad, tanto para la producción de los contenidos como destinatarios exclusivos.

La parada de este proyecto será de ocho días a lo largo de ocho comunidades, por ocho semanas, primero un mes en la primera gira, luego habrá una pausa con etapa de autodiagnóstico, y se vuelve con una segunda etapa de otro mes.

Para este proyecto se va a adquirir una especie de “mimiógrafo del futuro”, para impartir los talleres y la intención es que al final del proyecto se quede en la sierra para establecer un semillero de producción editorial autonómica, “porque no será solo una demostración, sino que se establece con infraestructura compacta específica un foco de producción, lo que es de lo más destacado de todo este proyecto”.

Al concluir con el proyecto, Diego Flores Magón se quedará por una semana dando un taller intensivo más técnico, de autoedición a aquellos nodos de la red interesados de entrar de lleno en la producción editorial. “Me juré regresar, e incluso no salir nunca de allá”, concluye Diego.

De mayo a noviembre, Retorno al origen trabajará en los ocho municipios oaxaqueños para involucrar a distintas generaciones en la recuperación de la memoria histórica a partir de estas exposiciones locales itinerantes y los talleres de creación y autopublicación.

Los materiales producidos serán presentados en muestras y lecturas públicas, primero en la sierra y después en otras localidades de Oaxaca, así como en la Ciudad de México. La idea es replicar este ejercicio en otras zonas del país con sus figuras icónicas.

Retorno al origen refrenda que la cultura es un derecho humano, que todas las personas tenemos derecho a crear y recrear las manifestaciones materiales e inmateriales del arte y la cultura, y es parte de la política de la Secretaría de Cultura para redistribuir la riqueza cultural de México y no dejar a nadie atrás.


Más de nacional