Daniel Leyva, imprescindible promotor artístico y cultural del país - NTCD Noticias
Sábado 28 de noviembre de 2020

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Daniel Leyva, imprescindible promotor artístico y cultural del país

Daniel Leyva, imprescindible promotor artístico y cultural del país

Daniel Leyva, imprescindible promotor artístico y cultural del país

Recibió los premios Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores y Bellas Artes de Novela José Rubén Romero.

A un año de su partida, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, recuerdan al poeta, narrador, funcionario cultural y docente Daniel Leyva (1949-2019), cuya labor profesional siempre estuvo ligada a la difusión cultural y las artes.

"Existe el lector al leer el libro, existe el autor cuando es leído y existe el libro porque es leído. Esa es la pluralidad que hay en la literatura, mi trayecto de vida fue dentro de la memoria y en una especie de doble existencia. Esto me viene desde la infancia, porque soy de una familia que llegó al país por el exilio español. Cuando estaba en casa se hablaba de España y a mi abuela le gustaba leer literatura española y escuchar a Joselito, lo cual nunca le agradecí, pero cuando salía a la calle para ir al colegio, mi otro yo estaba en México”, comentó Daniel Leyva en 2019 al leerse fragmentos de su libro Administración de duelo, S.A. (2018) como parte del ciclo Leo... luego existo.

Daniel Leyva Santiago nació el 28 de julio de 1949 en la Ciudad de México y falleció en la misma urbe el 20 de octubre de 2019. Poeta, narrador y promotor cultural. Cursó la licenciatura en Letras en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y después estudió Literatura Española y Latinoamericana en la Universidad de París VIII. Al finalizar, permaneció 12 años en esa ciudad, donde impartió clases de español en la Ecole Supérieure des Sciences Economiques et Commerciales. Fue durante su estancia en Francia que escribió sus primeras obras: Crispal (1975). También fue profesor de Literatura en la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem).

Su labor profesional siempre estuvo relacionada con el arte y la difusión, así como a la promoción cultural. Trabajó en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y fue agregado cultural de las embajadas de México en Portugal (donde laboró como ministro para Asuntos de Cooperación) y Bélgica.

Asimismo, fue director del Centro Nacional de Información y Promoción de la Literatura (CNIPL), ahora Coordinación Nacional de Literatura, subdirector general de Bellas Artes del INBAL y titular de Difusión y Fomento a la Cultura del Instituto Politécnico Nacional (IPN). También fue colaborador de las publicaciones Casa del Tiempo, Diálogos, Revista Mexicana de Cultura, Revista de la Universidad de México y Sábado.

Fue beneficiario de la Fundación Guggenheim y del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fonca. Obtuvo reconocimientos como el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores en 1976 por Crispal (1975), el Premio Bellas Artes de Novela José Rubén Romero por Una piñata llena de memoria (1982) y el grado de Comendador de la Orden del rey Leopoldo II de Bélgica.

Entre sus obras están: El león de los diez caracoles (1972), Crispal (1975), Talabra (1980), ¿ABCDErio o ABCeDamo? (1980), Una piñata llena de memoria (1984), La cifra de los pasos (1994), Al carbón (1996), El cementerio de los placeres (2000), El espejo equivocado (2005), Administración del duelo, S. A. (2018) y Divertimento (2020, póstumo).


Reacciones