El auditorio nacional lamenta la muerte del artista plástico Manuel Felguérez - NTCD Noticias
Viernes 03 de julio de 2020

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

El auditorio nacional lamenta la muerte del artista plástico Manuel Felguérez

El auditorio nacional lamenta la muerte del artista plástico Manuel Felguérez

El auditorio nacional lamenta la muerte del artista plástico Manuel Felguérez

El Auditorio Nacional lamenta profundamente el fallecimiento del artista zacatecano Manuel Felguérez (1928-2020), destacado exponente del arte abstracto en el mundo y figura imprescindible en el arte contemporáneo mexicano.

Integrante fundamental de la Generación de la ruptura que marcó el arte nacional a partir de los años 50, el escultor y pintor, destacó por su estilo ligado al constructivismo y expresionismo, y recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes y la Medalla Bellas Artes en 2016 por sus 70 años de trayectoria.

Realizó estudios en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, Academia de San Carlos, de la UNAM (1948), la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado "La Esmeralda" (1951), así como en las parisinas Academia de la Grande Chaumiere (1944-1959) y Academia Colarossi (1954-1955), gracias a una beca del gobierno francés, donde trabajó con el escultor galo de origen ruso Ossip Zadkine, quien se desarrolló en el cubismo y se convirtió en una de las mayores influencias de Felguérez.

Ubicada en el lado poniente del vestíbulo del Auditorio Nacional, la monumental escultura Teorema inmóvil de Manuel Felguérez, forma parte de su colección artística. Comisionado para conmemorar los 50 años del recinto capitalino, este mural escultórico abstracto de 28 toneladas peso, tiene una dimensión de 16 metros de largo por seis de alto.

Su título, según explicó el propio artista en entrevista ""hace referencia por un lado al teorema, el cual se traduce como ecuación matemática que se demuestra a sí misma. Aquí es una ecuación trasladada y expresada en geometría; y es su exactitud y su alarde de estar "volada" en el muro lo que exige un cálculo exacto. Por eso se llama teorema y por su apellido de inmóvil aspira a ser una obra permanente en su tiempo y en su espacio". (La Jornada, 25 de septiembre de 2002).

"Es un sueño cumplido el que la escultura se muestre en un espacio óptimo, gracias a la espléndida arquitectura de Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky", expresó el artista durante la inauguración de la obra.


Reacciones