El INEHRM revisitará la vida de Margarita Maza, en el marco de su 150 aniversario luctuoso - NTCD Noticias
Jueves 15 de abril de 2021

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

El INEHRM revisitará la vida de Margarita Maza, en el marco de su 150 aniversario luctuoso

El INEHRM revisitará la vida de Margarita Maza, en el marco de su 150 aniversario luctuoso

El INEHRM revisitará la vida de Margarita Maza, en el marco de su 150 aniversario luctuoso

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), en el marco del 150 aniversario luctuoso de Margarita Maza, quien falleció el 2 de enero de 1871, llevará a cabo el conversatorio sobre esta mujer ejemplar y los temas de género, familia e identidad cultural.

Como parte de la campaña “Contigo en la distancia”, el conversatorio virtual será transmitido por las plataformas contigoaladistancia.cultura.gob.mx, en Twitter @INEHRM y en YouTube en Canal INEHRM, el miércoles 24 de marzo, a las 17:00 horas.

Revisitar la vida de Margarita Maza de Juárez en el contexto de la situación familiar de la mujer y su desarrollo social, de la educación de las niñas y del papel que les asignaba la sociedad decimonónica, son propósitos del conversatorio “Margarita Maza de Juárez. Género, familia e identidad cultural”.

Margarita Eustaquia Maza Parada nació el 28 de marzo de 1826 en la ciudad de Oaxaca, hija del matrimonio de Antonio Maza, próspero agricultor genovés que se dedicaba al cultivo de la grana, y la señora Petra Parada Siguenza. Margarita fue la menor de cuatro hermanos: Manuel, Juana y José. En Oaxaca, Margarita vivió su infancia, la juventud y, luego, de manera intermitente, su vida al lado de Benito Juárez por 28 años.

Como se acostumbraba en su tiempo, las niñas comenzaban con la formación de buenos hábitos desde el hogar y mediante la familia, así aprendió quehaceres domésticos, labores manuales, como costura y bordado, además de música.

Josefa Juárez trabajaba como cocinera en la casa de la familia Maza, en la capital oaxaqueña, era hermana mayor de Benito, y este recurrió a ella cuando a los 12 años llegó de San Pablo Guelatao. El niño no hablaba español y gracias a su hermana y a la familia a la que servía, consiguió ampliar sus estudios y vivir algunos años de estabilidad.

A partir de ese momento, la cercanía del joven Juárez se mantuvo con la casa de la familia Maza Parada. El 31 de julio de 1843, Benito Juárez, de 37 años, y Margarita Maza, de 17, se casaron en la iglesia de San Felipe Neri, en Oaxaca.

Un año después, el matrimonio Juárez Maza comenzó a crecer, entre los años 1844 y 1864, sumaron un total de 12 hijos, nueve mujeres y tres varones: Manuela, Felícitas, Margarita, Guadalupe, Soledad, Amada, Benito, las gemelas María de Jesús y María Josefa, José María, Jerónima Francisca y Antonio.

La vida de Margarita no fue cómoda siendo esposa de Juárez. De ella, se han escrito páginas gloriosas, no exentas de mitos, y a la sombra del líder liberal, sin embargo, la joven mujer fue una luchadora incansable, enfrentó la constantemente ausencia de su marido, la persecución y la pobreza; se vio envuelta en el torbellino de la política, encabezó ella misma la defensa de su familia y, en ese ambiente de incertidumbre, vio morir a cinco de sus hijos menores: tres niñas y dos niños.

El intercambio epistolar fue el único recurso que mantuvo cerca al matrimonio, y en esas cartas se lee la calidad del amoroso lazo de la pareja, Margarita expresaba su tristeza y sufrimiento por la pérdida de sus hijos, mientras Benito trataba de mitigar su desesperación con la esperanza de volverla a ver y la certeza del triunfo de la causa republicana.

Margarita Maza fue una ferviente colaboradora, leal al proyecto liberal y republicano liderado por su marido, sacrificó su vida por el ideal de esa pléyade de personajes que formaron la inigualable generación de la Reforma, en un país dividido entre liberales y conservadores y violentado por las potencias extranjeras.

Con el triunfo de la República nacional, en 1867, Margarita regresó a la Ciudad de México con su familia y vivió en Palacio Nacional. En 1871 murió en su casa de campo en San Cosme.


Reacciones