El maestro alfarero José Guadalupe Hernández rescata la técnica de cerámica al negativo, única de Zinapécuaro - NTCD Noticias
Miércoles 07 de diciembre de 2022

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

El maestro alfarero José Guadalupe Hernández rescata la técnica de cerámica al negativo, única de Zinapécuaro

El maestro alfarero José Guadalupe Hernández rescata la técnica de cerámica al negativo, única de Zinapécuaro

El maestro alfarero José Guadalupe Hernández rescata la técnica de cerámica al negativo, única de Zinapécuaro

_ Con la idea de preservar las tradiciones alfareras de Zinapécuaro, Michoacán, el maestro artesano José Guadalupe Hernández Cano trabaja día a día para crear piezas únicas, investigar nuevas técnicas y compartir sus conocimientos sobre la elaboración de cerámica al negativo.

En entrevista, el artesano explica que desde pequeño tuvo la inquietud de realizar este tipo de arte en cerámica, gracias a la tradición de alfarería que preservaba su familia, para años después perfeccionar su técnica.

“Comencé desde niño, de entre los 10 y 12 años. Con el tiempo fui haciendo piezas más grandes y fue hasta que cumplí los 30 años que me metí de lleno a la confección de piezas nuevas, innovadoras, algo diferentes de lo que ya se hacía anteriormente”, comenta.

Su curiosidad e inquietud lo llevaron a elaborar piezas bajo la técnica de la cerámica en negativo, algo que le ayudó a sobresalir, pues se trataba de una forma de alfarería que ya no se practicaba.

“En eso también se llevó a cabo el rescate de la alfarería en mi comunidad, que era una tradición que estaba por extinguirse, pero con el trabajo constante se logró que resurgiera este interés por la tradición. De hecho, una gran cantidad de jóvenes, adultos comenzaron a querer aprender sobre alfarería”, dice el creador.

De acuerdo con Hernández Cano, la cerámica al negativo, única de Zinapécuaro, marcará una nueva era en la alfarería local, ya que es una técnica que tuvo su mayor esplendor hace 3 mil 500 años y que las piezas elaboradas con esta técnica, eran usadas en cultos ceremoniales y por la nobleza en sus enseres.

“La cerámica al negativo dejó de practicarse, pero por ahí del año 1994 comencé a hacer ensayos para recuperarla y promoverla, porque es una forma de creación muy interesante”, señala.

En ese sentido, el artesano explica que a diferencia de la cerámica tradicional, la cual se puede elaborar en serie, con entre 30 a 50 piezas diarias, la técnica del negativo lleva un proceso mucho más lento y artesanal, alargando el tiempo de elaboración de una sola pieza de entre una y hasta dos semanas.

“Se debe preparar la pieza con la figura, darle un proceso de secado, se hace una limpieza para quitar errores, se decora con pinturas de tierra, esto lleva diversas capas, luego se debe secar de 4 a 5 días para poder meterlo al

horno, y posteriormente se lleva un segundo proceso de decoración. Cuando ya está decorada se vuelve a meter al horno a temperaturas de 850 grados, finalmente se le da un baño que nos dará una capa de tinte oscuro, y una vez en frío se vuelve a pulir”, detalla.

No obstante, el artesano José Guadalupe indica que constantemente hace exploraciones con nuevos materiales y formas de hacer aquella cerámica milenaria, pues asegura que en su obra existen notables diferencias estéticas, con respecto a las realizadas en la época prehispánica.

Por ello, en conjunto con su esposa y sus cinco hijos, el creador ha establecido en su comunidad el taller “Cerámica Don José”, en donde se diseñan, producen y comercializan piezas que comercializan en distintos puntos de México, así como a otros países.

“Yo me encargo de la labor de enseñar a los jóvenes y a todas aquellas personas que tienen la necesidad de aprender esta técnica, pues el producto tiene una excelente demanda y se requiere cubrir un mercado que está floreciendo”, señala.

Asimismo, su labor lo ha llevado a ser reconocido recientemente con el galardón del Premio Estatal de las Artes Eréndira 2022, en la categoría de Artes Tradicionales. Cabe señalar que se trata del galardón más importante que otorga el Gobierno del Estado de Michoacán a las y los creadores que han aportado con su vida, talento y obra a la cultura y a las artes que dan fortaleza a la identidad de michoacanas y michoacanos.

“Yo trabajo sin estar esperando recompensa, pero me dio mucho gusto el premio porque es resultado de todo el trabajo que he estado haciendo desde hace muchos años y me puso muy contento que eso se reconozca. Mi mayor satisfacción es que puedo compartir todo este conocimiento, además estoy haciendo investigación tanto dentro del taller como en el campo para descubrir nuevas técnicas”, precisa.

Reacciones