El Museo Nacional de Arte abre al público la colección del poeta Carlos Pellicer - NTCD Noticias
Miércoles 17 de agosto de 2022

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

El Museo Nacional de Arte abre al público la colección del poeta Carlos Pellicer

El Museo Nacional de Arte abre al público la colección del poeta Carlos Pellicer

El Museo Nacional de Arte abre al público la colección del poeta Carlos Pellicer

_ El recinto del Inbal presenta la exposición “Carlos Pellicer. Amistad y memoria” Estará acompañada de un programa de actividades académicas, con las que recibirá al público hasta mayo del 2023

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), presenta en el Museo Nacional de Arte (Munal) la exposición “Carlos Pellicer. Amistad y memoria”, la cual contiene parte sustancial del acervo donado al pueblo de México por Carlos Pellicer López, heredero y sobrino del poeta tabasqueño; y que se podrá visitar en las salas temporales del recinto.

Durante la ceremonia de inauguración, que se llevó a cabo la noche del jueves 28 de julio, la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, transmitió el saludo del presidente Andrés Manuel López Obrador a la familia Pellicer y felicitó al Museo Nacional de Arte por su 40 aniversario de ser un recinto excepcional que ha sabido mantener el interés por lo clásico, con un diálogo con lo contemporáneo. “Es extraordinario el trabajo que se está haciendo”.

Externó que: “Hoy estamos viviendo una época en donde también hay una revolución cultural que quizá aún no se reconoce, pero que está surgiendo, como lo dijo el maestro Pellicer López, del pueblo, de las comunidades, de la distintas identidades, y desde ahí están surgiendo extraordinarios artistas que no habían tenido la oportunidad de reconocerse en la magnificencia del arte como seres humanos libres; eso es a lo que aspiramos, a una sociedad culta, educada, que se reconozca en su grandeza cultural, es una sociedad libre y eso es lo que estamos aspirando en este gobierno de la cuarta transformación”.

Al referirse a Pellicer Cámara, la titular de Cultura federal afirmó que “este tabasqueño del mundo, que nos mostró a través de su fina mirada, que admiraba todo lo que le representaba belleza, por eso tenemos un museo como el de La Venta, en donde la naturaleza y la cultura dialogan de una manera tan hermosa; una mente universal con raíces muy claras, una mente privilegiada con convicciones fuertes y esa también es la herencia de Carlos Pellicer López, porque no solamente es un gran artista, él y su familia que también son muy generosos, Julia, Carlos, María, ellos serían naturalmente los herederos de esta colección, y finalmente el acto, sí generoso, de entregar al pueblo de México obras de arte para que sean un patrimonio público, para que tengan la posibilidad de estar en contacto con la gente que tenga interés en conocerlo, en reconocerse a través de la pintura, de los procesos, de los bocetos, incluso de aquellos marcos vacíos de los dolorosos Velasco que le fueron robados, pues ahora se convierten en patrimonio público”.

Agradeció al artista tabasqueño su generosidad “y nosotros como servidores públicos hacemos lo que está en nuestras manos para preservar, para conservar, para mostrar y divulgar y compartir este extraordinario patrimonio artístico. Ahora habrá más amigos de Carlos Pellicer gracias a esta colección”, agregó.

En representación de la directora general del Inbal, Lucina Jiménez López, la subdirectora general de Bellas Artes, Laura Ramírez Rasgado, reconoció que el Munal, el cual celebra su 40 aniversario, es un espacio clave en el reconocimiento y divulgación del arte no solo en México, sino en el mundo; espacio entrañable y cuya colección llega a casi nueve mil piezas en su acervo, el cual se ha abierto al conocimiento de la diversidad cultural y a la construcción de nuevas narrativas.

“Si alguien nos guía y nos convoca a enriquecer la vida cultural de México es Carlos Pellicer, cuyo acervo construido en este espacio por trayectorias de vida cultural de muchas personas, hoy se muestra al pueblo de México y dará vida a muchas otras lecturas”, dijo.

Asimismo, agradeció el esfuerzo del Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), de la Coordinación Nacional de Artes Visuales, de Estela Duarte, y de las áreas que hicieron posible que este museo sea el recinto donde se alberga la obra y los sueños, las palabras y las obras de Carlos Pellicer, agradezco a la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, todo su impulso y empeño para lograr este episodio del arte mexicano.

Tras un recuento de la vida de su tío, Carlos Pellicer López recordó los primeros acercamientos al arte: “Tuvo siempre un interés especial por la pintura. Desde sus primeros poemas, cuando apenas tenía 15 años, los temas que lo inspiraban muestran su gusto por los grandes pintores: Velázquez, El Greco, Leonardo (Da Vinci), etcétera. El atractivo de la imagen en el ojo del joven poeta marca toda una serie de poemas sobre temas romanos, inspirados en los grabados de Jan Styka para el libro Quo Vadis”.

Compartió que su interés por coleccionar pintura solo podía nutrirse por medio de su amistad con los artistas. “Muchas veces su poesía sirve como intercambio, aunque no siempre alcanza el equilibrio de la balanza (…) Como avisa el título de esta exposición, la colección del poeta se hizo gracias a sus amistades”.

Finalmente, el sobrino del literato celebró que las obras se vuelvan parte del patrimonio de la nación, siendo resguardadas por el Museo Nacional de Arte del Inbal: “La cultura nace del pueblo, se alimenta de él y finalmente regresa al pueblo que le dio la vida”.

Para la directora del Munal, Carmen Gaitán, el poeta tabasqueño supo apreciar que la vigorosa semilla de los olmecas seguía viva de mil maneras en Tabasco y en toda América; hoy en día seguimos abrevando de ese canto al trópico y a esa cultura fundacional. También trabajó con esmero el vínculo entre la cultura, la alfabetización y el combate a la pobreza.

Asimismo, refirió que destacó como político, museógrafo y promotor cultural, pero fue sobre todo el amigo de sus amigos. Esta colección de cuenta de ello, basta citar algunos de los entrañables nombres que la integran: José María Velasco, Joaquín Clausell, Dr. Atl, Saturnino Herrán, Roberto Montenegro, Diego Rivera, Nahui Ollin, “El Chamaco” Covarrubias, Mardonio Magaña, Armando Salas Portugal y Manuel Álvarez Bravo, por citar a algunos de ellos.

La colección está integrada por dos vertientes: 651 piezas pictóricas, escultóricas, gráficas y documentales de diversos artistas nacionales e internacionales, y que pertenecieron a Carlos Pellicer y, la segunda, compuesta por 1,426 obras del artista duranguense Mario Alonso Ostolaza (1912-1989).

Con curaduría del propio Pellicer López y de la investigadora María Estela Duarte, acompañados por un grupo de investigadores, la muestra presenta una distinguida selección de estas obras, divididas en siete núcleos temáticos: “El rostro del poeta y sus entornos”, “Entre los siglos XIX y XX”, “Baluartes del arte mexicano”, “Alternancias a la Escuela Mexicana”, “Poética del paisaje”, “Diseño y artes escénicas” y “La emoción de Mario Alonso”. “Carlos Pellicer. Amistad y memoria” estará abierta al público hasta el 28 mayo de 2023 en las salas temporales del Munal.

La exposición se acompaña por un programa académico virtual y presencial, en el cual diferentes voces abordarán la vida y obra del poeta. Entre los ponentes se encuentran Carlos Pellicer López, Vicente Quirarte, Anthony Stanton, entre otros.

Asimismo, se realizarán actividades educativas coordinadas por el departamento Munal+Educa, dirigidas a niñas, niños, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad. De estas últimas sobresale una maleta de viaje con recuerdos de Carlos Pellicer que, a través de juegos de memoria, rompecabezas y adivinanzas, buscan acercar a las y los visitantes a las obras exhibidas.

Se invita al público que la visita a seguir los protocolos para el cuidado de la salud, entre los que se encuentra el uso correcto del cubrebocas.

Reacciones