En 2020, el INAH potenció el aprovechamiento de tecnología en favor de la valoración y difusión del patrimonio cultural - NTCD Noticias
Lunes 18 de octubre de 2021

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

En 2020, el INAH potenció el aprovechamiento de tecnología en favor de la valoración y difusión del patrimonio cultural

En 2020, el INAH potenció el aprovechamiento de tecnología en favor de la valoración y difusión del patrimonio cultural

En 2020, el INAH potenció el aprovechamiento de tecnología en favor de la valoración y difusión del patrimonio cultural

_ El aprovechamiento de las herramientas tecnológicas marcó la vida del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) este 2020, mismas que le permitieron cumplir con su mandato de investigar, proteger, conservar, salvaguardar y difundir el patrimonio cultural de México, en el contexto de la contingencia provocada por COVID-19.

En sintonía con las acciones emprendidas por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, desde abril, el INAH continuó gran parte de sus labores a distancia, y llega al término de este año con notables resultados.

Por ejemplo, en materia arqueológica, el Programa de Arqueología Urbana identificó en el centro histórico de la ciudad de México, el costado este y la fachada externa del Huei Tzompantli de Tenochtitlan; mientras que, los arqueólogos del INAH que acompañan la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles han encontrado y salvaguardado restos de más de 270 mamuts y otras especies prehistóricas, que darán pie a la construcción de un museo paleontológico.

Destacan también, los trabajos de salvamento arqueológico que acompañan al proyecto del Tren Maya, a través de los cuales, el Instituto vigila y supervisa que cualquier posible presencia de patrimonio arqueológico sea valorada, registrada, recuperada, estudiada y conservada.

Como parte de la campaña “Contigo en la distancia”, puesta en marcha por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ante la suspensión de actividades presenciales, de abril a la fecha, el INAH ha realizado un importante número de eventos académicos en línea, entre los cuales destacan conferencias y conversatorios sobre temas como la caída del Imperio mexica, el impacto de las enfermedades a través de la historia y cómo COVID-19 ha repercutido en la conservación del patrimonio cultural.

En marzo se cerraron a la visita pública las zonas arqueológicas y los museos, mismos que se han reabierto de manera gradual a partir del 28 de agosto, siguiendo los semáforos sanitarios e implementando estrictos protocolos para el cuidado de la salud de audiencias y personal. Como parte de las acciones para esta reapertura escalonada, el Instituto capacitó a sus colaboradores en materia de salubridad y medidas preventivas, a la vez que desarrolló protocolos y señaléticas acordes a la nueva normalidad.

Es importante mencionar que, a pesar del cierre a la visita pública, mantuvo sus tareas de protección, salvaguarda y conservación del patrimonio. En este rubro, además de las acciones preventivas y correctivas cotidianas realizadas a los museos, zonas arqueológicas y monumentos históricos, sobresalieron las acciones para sofocar los incendios ocurridos en los sitios arqueológicos de Quintana Roo, así como de reparación a consecuencia de los fenómenos meteorológicos registrados en la península de Yucatán.

Entre ellas destaca también lo realizado en el Museo Nacional de Antropología, uno de los recintos más visitados e importantes del país, donde además de la impermeabilización, se realizaron acciones de limpieza y mantenimiento museográfico, de modernización del sistema contra incendios y actualización del centro de detección de intrusiones.

Además, con apoyo del Patronato del Museo se restauraron colecciones de salas y el espejo de agua de su patio central, por primera vez en 56 años, fue sometido a un mantenimiento mayor: se recolocó el mosaico veneciano y se recreó un ecosistema del México antiguo con especies como el tule y el pasto acuático, más de 6 mil charales y acociles, y 158 ejemplares de ajolotes, el emblemático anfibio endémico de la Cuenca de México.

Pese a la contingencia sanitaria, se ha continuado la atención de los monumentos arqueológicos, históricos y bienes muebles que resultaron afectados por los sismos de 2017, en 11 estados del país. Al 21 de diciembre, la Secretaría de Cultura y el INAH han devuelto a las comunidades mil 123 inmuebles restaurados de los 2 mil 340 afectados; lo que representa el 48% de avance. En cuanto a los 692 conjuntos de bienes muebles dañados, ya se han restaurado 116.

El trabajo cotidiano para recuperar patrimonio cultural tampoco se detuvo: De enero a septiembre de 2020, se conservaron 12 mil 336 bienes inmuebles y muebles por destino, arqueológicos e históricos. Entre estos destacan los trabajos en el Museo de El Carmen, donde se dio tratamiento de conservación a 402 piezas; y lo hecho en el Museo Regional de Querétaro, donde se conservaron 840 piezas.

Es importante mencionar que, la Secretaría de Cultura logró gestionar con el Ejecutivo la ampliación de recursos para el INAH, por 481 millones de pesos para dar Continuidad al Plan Nacional de Reconstrucción del Gobierno de México.

En la Ciudad de México, el INAH participó en la dictaminación de los daños ocasionados por los incendios en la iglesia de la Santa Veracruz, así como en el desmontaje, diagnóstico y restauración del conjunto escultórico de Cristóbal Colón, ubicado sobre Paseo de la Reforma.

Además, se conservaron bienes arqueológicos como el Patrimonio Arqueológico e Histórico Sumergido en la Reserva de la Biosfera de Banco Chinchorro, Quintana Roo, y el Proyecto Ciudadela (exploración del Túnel Bajo el Templo de la Serpiente Emplumada en Teotihuacan).

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del INAH, de enero a septiembre de este año había atendido 9 mil 558 solicitudes ciudadanas, relacionadas con asesorías, peritajes, denuncias, dictámenes y supervisiones técnicas en torno al patrimonio cultural edificado. Cabe destacar que los 31 Centros INAH del país han mantenido en funcionamiento, de manera virtual, la Ventanilla Única para estos trámites.

La cooperación bilateral rindió frutos importantes este año. México y Hungría signaron un Acuerdo de Aportación para Asistencia Técnica, por medio del cual, la nación europea aportará recursos cercanos a los 80 mil dólares estadounidenses para la adquisición y actualización de materiales, equipos y programas informáticos. En el mismo sentido, en el marco del 50 aniversario del Tratado de Cooperación para la Recuperación y Devolución de Bienes Arqueológicos, Históricos y Culturales Robados, suscrito con los Estados Unidos de América, se otorgó una subvención de 100 mil dólares para combatir el trasiego ilegal del patrimonio.

Las escuelas del INAH también adaptaron sus quehaceres y evaluaciones a modalidades virtuales. Es digno de mención que la Escuela Nacional de Antropología e Historia celebró 120 exámenes profesionales, a través de las plataformas electrónicas.

Este año, de manera virtual se llevaron a cabo el XXI Encuentro Nacional de Fototecas y la XXXI Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia (FILAH). En este último caso, ingresaron 16 mil 895 internautas de México y países como Estados Unidos, Argentina, España, Brasil, Italia y Alemania, generando un total de 198 mil 560 interacciones en la plataforma.

Desde abril, los museos del INAH organizaron varias exhibiciones virtuales. Entre ellas: Memoria de Milagros. Exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado; Trazos de Heroísmo. Colección de óleos del Museo Nacional de la Intervenciones y Resonancias. A Cien años de la Bauhaus.

En cuanto a exhibiciones en el extranjero, destacan la exposición Aztecas presentada al público en el Museo Etnográfico de Viena, en Austria; así como Los Olmecas y las culturas del Golfo, inaugurada en el Museo del Quai Branly-Jacques Chirac, en París, Francia.

En lo que va del año, el INAH superó los 5 millones de visitas virtuales a su página web y ha llevado a cabo, a través de sus redes sociales, más de dos mil eventos culturales y educativos. Asimismo, se han ofrecido diversos interactivos para distintos públicos. Todo ello, enmarcado en la campaña “Contigo en la distancia”, promovida por la Secretaría de Cultura.

En febrero pasado, el INAH presentó el Observatorio de Museos “Raquel Padilla Ramos”, cuya labor es tomar acciones desde el ámbito cultural y museal para erradicar los estereotipos y la violencia de género.

Uno de los últimos actos del año, por parte de la Secretaría de Cultura y del INAH, fue la entrega del certificado del Registro Binacional del “Proceso de Fabricación de la Cerámica de Talavera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, a los gobiernos de Puebla y Tlaxcala, este reconocimiento fue otorgado por la UNESCO a la talavera de Puebla y Tlaxcala, en México, y a la cerámica de Talavera de la Reina y el Puente del Arzobispo, en España.

En 2020, un año complejo a causa de la contingencia sanitaria mundial, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el INAH han buscado las estrategias para reinventarse, adaptarse y responder a su responsabilidad de proteger, conservar, investigar, estudiar y difundir el vasto patrimonio arqueológico, histórico y paleontológico de México.


Reacciones