INAH recuerda a la historiadora Raquel Padilla Ramos, a un año de su dolorosa ausencia - NTCD Noticias
Jueves 09 de diciembre de 2021

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

INAH recuerda a la historiadora Raquel Padilla Ramos, a un año de su dolorosa ausencia

INAH recuerda a la historiadora Raquel Padilla Ramos, a un año de su dolorosa ausencia

INAH recuerda a la historiadora Raquel Padilla Ramos, a un año de su dolorosa ausencia

_ Colegas y activistas reconocieron una vez más su labor académica y su lucha por causas sociales; urgieron terminar con la violencia hacia la mujer y evitar más crímenes

A un año del feminicidio de la historiadora Raquel Padilla Ramos, a manos de su pareja sentimental, el Colectivo MujerINAHs, conformado por trabajadoras del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Sonora, realizó una velada luctuosa en la que se recordó el legado de la investigadora en los ámbitos académico y social, además de rememorar su compromiso y profesionalismo en la defensa del patrimonio tangible e intangible en aquella entidad.

Como parte de las actividades en honor a la investigadora del Centro INAH Sonora, se llevó a cabo el Conversatorio “Raquel Padilla Ramos, a un año de su ausencia”, dentro de la campaña “Contigo en la Distancia”, de la Secretaría de Cultura, y el cual se trasmitió a través de la página en Facebook denominada Antropología e Historia en Sonora.

La integrante del Colectivo MujerINAHs e investigadora del Centro INAH Sonora, Esperanza Donjuan Espinoza, abrió las reflexiones abordando el cariz académico de Raquel Padilla Ramos: “especializada en la cultura yaqui y en el tema del destierro, escribió cuatro libros y, el año pasado, antes de su asesinato, estaba preparando otro más, actualmente en proceso de publicación: Mujeres indígenas, emisarias de dios y el hombre. Significaciones e imaginarios sociales en torno a las mujeres caítas del noroeste de México”.

Asimismo, dijo que uno de los últimos reconocimientos a su trayectoria fue ser elegida, en 2019, corresponsal en Sonora, de la Academia Mexicana de Historia. También destacó su papel como defensora del patrimonio cultural sonorense, material e inmaterial, a partir de sus tres temas principales: la cultura yaqui, el patrimonio misional y la protección del patrimonio. “Era una mujer como tantas... con sueños, con proyectos; amaba la vida y estaba siempre a favor de los menos protegidos y de la justicia”, comentó Donjuan Espinoza, quien fue su amiga cercana y compañera de proyectos.

En su intervención, la ex alumna de Raquel Padilla Ramos, la historiadora Elisa Coronel Higuera, quien actualmente cursa una estancia en la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Xochimilco, habló de la faceta de su profesora como formadora de nuevas generaciones de historiadores, comprometidos con la gente; dijo que no solo instruyó a sus alumnos en temas de historia y antropología, sino también de la vida, los animó a comprender, a escuchar, pues afirmaba que la historia es la gente. También los enseñó a defender el patrimonio y que la historia tiene una función social.

En su oportunidad, la representante del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio en Sonora, la periodista y feminista Silvia Núñez Esquer, recordó que conoció a la homenajeada durante su labor periodística, porque era una fuente informativa obligada. “Quienes requeríamos saber sobre los yaquis acudíamos a ella, pero no solo por ser especialista en los temas ya mencionados, sino por su generosidad al comunicar, debido a que contagiaba su interés”.

Además, añadió, era una voz importante en temas relevantes para la sociedad general, sumado a su faceta como activista social. También recordó el apoyo incondicional que Raquel Padilla brindó en el caso de la

Guardería ABC, con su presencia en las marchas y como portavoz de las demandas de los padres de familia de los infantes afectados, denunciando la injusticia; incluso, estuvo en ayuno, en apoyo a una de las familias.

La periodista y activista manifestó que gracias a que la historiadora compartía a través de las redes sociales sus actividades profesionales y familiares, el crecimiento de sus hijos y sus anhelos, mucha gente la seguía. Su crítica política y postura contra la violencia a las mujeres y el machismo, generó violencia digital en su contra. Se declaró feminista después de justificarse mucho de ser humanista, y tras analizar el papel de las mujeres y hombres yaquis en sus comunidades, nació su vocación de apoyar a las indígenas.

La abogada yaqui Anabela Carlón Flores compartió que algunos de las personas que convivieron con Raquel Padilla se sorprendieron que una persona ajena a su comunidad los defendiera con tanta pasión. “Su legado para nosotros es el amor a la humanidad, defendiendo a los más vulnerables; como pueblo yaqui seguiremos en la defensa de nuestro patrimonio tangible e intangible, como lo hizo ella.

“Me acerque a Raquel porque estudiaba nuestra historia, cuando nosotros no teníamos tiempo de analizarla por estarla viviendo. Coincidimos en una investigación sociopolítica del pueblo yaqui y me di cuenta que sabía de nuestra historia. Recientemente, me había invitado a un viaje por Suecia, a conocer la colección yaqui del Museo Etnográfico de Estocolmo”, compartió Carlón Flores.

La fundadora del Observatorio de Museos Raquel Padilla Ramos y titular del área de Educación Patrimonial de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones (CNMyE) del INAH, Carolina Carreño Vargas, manifestó que no tuvo la fortuna de conocer personalmente a Raquel Padilla, sino que se enteró más de su labor después de su feminicidio, a través de sus redes sociales, siendo su faceta como feminista y activista, la que más le impactó.

“Su feminicidio fue un ¡ya basta!, y nos llevó actuar para organizarnos, para hacer un ejercicio de memoria sobre su vida; usamos la indignación como motor para trabajar y hacer las cosas. Nos convocó y organizó, dando pie al Observatorio de Museos, con el apoyo de la institución para consolidarnos y tener un alcance distinto”.

Carreño Vargas detalló que fue entonces que lanzaron la convocatoria de Museos Violetas, para crear espacios en estos recintos, con el objetivo de lograr una sociedad libre de violencia contra las mujeres y las niñas, mediante la divulgación de tópicos históricos y antropológicos, desde una perspectiva de género.

Ahora se han impulsado los llamados Museos Naranja, en los que mediante piezas patrimoniales se busca visualizar y cuestionar qué cosas generan violencia en la sociedad, en lo cotidiano. La invitación ya está en la página del INAH para el 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Finalmente, la periodista Silvia Núñez Esquer retomó la palabra para subrayar lo que se perdió con la partida de Raquel Padilla Ramos. “Yo si esperaría que se tomará con más importancia esta situación, como un emblema de la injusticia, que no haya crímenes como el suyo. No vamos a encontrar otra Raquel, siendo una mujer tan grande, una profesionista enorme, su muerte no debe ser en vano”.

Al finalizar el conversatorio se compartió con el público un video realizado por el Centro INAH Sonora, dirigido por el arqueólogo Júpiter Jiménez. Posteriormente, se encendieron luces violetas a las faldas del cerro la Campana, que iluminaron el Museo Regional de la entidad, en señal de duelo.


Reacciones