Inician trabajos de limpieza en la cara sur de la pirámide de El Cerrito, en Querétaro - NTCD Noticias
Lunes 18 de octubre de 2021

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Inician trabajos de limpieza en la cara sur de la pirámide de El Cerrito, en Querétaro

Inician trabajos de limpieza en la cara sur de la pirámide de El Cerrito, en Querétaro

Inician trabajos de limpieza en la cara sur de la pirámide de El Cerrito, en Querétaro

_ El Basamento Piramidal es un hito arquitectónico dentro del paisaje natural prehispánico de la ciudad de Querétaro y su área conurbada

Con una inversión de dos millones de pesos, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el municipio de Corregidora comenzaron los trabajos de limpieza de la cara sur del Basamento Piramidal de la Zona Arqueológica El Cerrito, en Querétaro.

Las tareas, a cargo del arqueólogo responsable de la investigación en el sitio desde hace más de 25 años, Daniel Valencia Cruz, consisten en mínima intervención y estabilización estructural, mediante limpieza y retiro de vegetación seca y plantas que ponen en riesgo la estructura del basamento; retiro de derrumbes y consolidación de muros de fachadas y subestructuras ubicadas en la parte alta de la cara sur.

“El Basamento Piramidal es un hito arquitectónico dentro del paisaje natural prehispánico. Desde él se observaban las unidades productivas y habitaciones de la parte sur del valle de Querétaro y, en contraparte, desde ellas, sus habitantes se identificaban con su centro ceremonial y su basamento piramidal monumental, convirtiéndose en un paisaje cultural.

“Más allá de sus valores históricos y simbólicos, el Basamento Piramidal o Pirámide es un elemento de identidad para los habitantes de la localidad de El Pueblito, de ahí el interés de seguir viéndolo como el emblema de la zona arqueológica”, comenta el arqueólogo al informar que los trabajos preliminares se llevan a cabo desde finales de 2020, y se intensificarán a mediados de 2021; cuentan con el apoyo y recursos del municipio de Corregidora, presidido por Roberto Sosa Pichardo, donde se localiza el recinto prehispánico.

La Zona de Monumentos Arqueológicos El Cerrito se localiza a seis kilómetros al sur del centro histórico de la capital queretana, y los primeros trabajos realizados en el sitio se enfocaron al estudio del patrón de asentamiento y análisis espacial regional de la década de 1980, por la arqueóloga Ana María Crespo, en 1992.

Su investigación sistemática fue retomada en 1995, por el arqueólogo Daniel Valencia Cruz, con acciones de protección física y legal. Los primeros trabajos consistieron en la reconstrucción de la malla perimetral que circundaba al sitio, así como la contención de derrumbes en su principal estructura, el Basamento Piramidal.

La limpieza general de basura moderna y su deshierbe, acompañado de la colocación de señalética preventiva, permitió dignificar la imagen del sitio ante la comunidad, en los años siguientes.

En 1998, se lograron conjuntar esfuerzos y voluntades políticas para trabajar en el lugar. Desde ese momento, el INAH ha contado con el acompañamiento y apoyo del Gobierno del Estado de Querétaro, a través de sus secretarías de Turismo y de Obras Públicas, y del municipio de Corregidora, para poner en valor este patrimonio.

Como resultado del trabajo coordinado entre los diferentes órdenes de gobierno, la primera temporada de campo se realizó entre 1998 y 1999, cuando se registraron importantes hallazgos arquitectónicos y de escultura en piedra en la esquina sureste del Basamento Piramidal.

Desde entonces los objetivos del proyecto arqueológico del INAH han sido la investigación y conservación arqueológica, la protección física y legal, incluida la recuperación de predios dentro de la poligonal declarada y la conservación del medio ambiente.

Después de una larga gestión de cinco años, el sitio obtuvo su mayor protección jurídica el 16 de noviembre de 2000, al ser declarado Zona de Monumentos Arqueológicos El Cerrito, por el Poder Ejecutivo Federal. Cabe mencionar que la protección del medio ambiente durante estos años ha sido una prioridad.

En 2018 fue aprobada la construcción del Museo de Sitio, el cual se inauguró el 14 febrero de 2019. En 2020, el INAH y el municipio de Corregidora han planteado como objetivo contribuir en la investigación y protección del sitio arqueológico, retomando los trabajos de la cara sur que se llevaron a cabo, en una primera etapa, en 2006.

A la distancia, visitantes y vecinos a la zona arqueológica podrán observar la evolución de los trabajos que serán realizados en la cara sur del Basamento Piramidal.


Reacciones