La autonomía, derecho y obligación universitaria fundamental: Graue - NTCD Noticias
Miércoles 27 de octubre de 2021

Inicio

-

Nacional

-

La autonomía, derecho y obligación universitaria fundamental: Graue

La autonomía, derecho y obligación universitaria fundamental: Graue

La autonomía, derecho y obligación universitaria fundamental: Graue

_
La autonomía es condición indispensable para la creación y transmisión del conocimiento y para difundir la diversidad de las manifestaciones culturales, afirmó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

En esta Universidad, agregó, se practica con toda libertad y con todas las voces; con reglas metodológicas y rigor epistemológico para que surjan debates informados, críticos, reflexivos e independientes y poder avanzar hacia un mejor entendimiento del mundo, de su naturaleza y de quienes lo habitamos.

“Para hacer posible todo esto, la autonomía es un derecho y una obligación universitaria fundamental”, subrayó al participar en la mesa redonda “La evolución de la autonomía universitaria”, acompañado por el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez; el presidente en turno de El Colegio Nacional, Eusebio Juaristi y Cosío; y el historiador Javier Garciadiego Dantán.

En su oportunidad, Concheiro Bórquez destacó que la nueva Ley General de Educación Superior garantiza y muestra la autonomía universitaria como fortalecimiento de la función social de las instituciones de educación superior que proyectan la cultura y se preocupan por los problemas sociales; también contempla la gratuidad, la democratización del ingreso a la universidad y su vinculación con el sistema educativo nacional.

Además, contempla que las iniciativas relacionadas con las leyes orgánicas de las universidades cuenten con una consulta previa, libre e informada a sus comunidades. La defensa de la autonomía tiene una larga historia ligada a las libertades y la democracia. “Hay que reclamarla y ejercerla”, subrayó.

Con él coincidió Graue Wiechers quien celebró que la Ley General de Educación Superior deje en las comunidades académicas y sus órganos colegiados la facultad de gobernarse y regularse. También señaló que a pesar de que la autonomía está plasmada en la Constitución, no está exenta de riesgos.

“No faltan los intereses ajenos a la Universidad que busquen influir en ella con dogmas e ideologías enmascaradas que, con propósitos distintos a aquellos de los universitarios, busquen debilitarla en beneficio personal o de ciertas tendencias colectivas. Pero en todo caso, estaremos listos para defenderla”, sostuvo ante sus homólogos de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara; de la Universidad Autónoma de Chiapas, Carlos Natarén Nandayapa; y de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino.

“La autonomía es un valor que debemos nutrir y resguardar constantemente con la honestidad de la investigación, la docencia y la extensión de la cultura; con la convicción de que lo que hacemos responde estrictamente a los fines para los cuales fueron creadas nuestras casas de estudio, teniendo a la sociedad y a la nación por delante”, resaltó el rector en la mesa moderada por el secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Jaime Valls Esponda.

Se trata, dijo, de un concepto dinámico que constantemente debe ser evaluado para mantener su solidez y garantizar las mejores herramientas y escenarios, a fin de que las instituciones de educación superior respondan a sus obligaciones sustantivas y los compromisos con la sociedad.

“Como todas las libertades, la autonomía debe fomentar la cultura de la responsabilidad, individual e institucional, de hacer lo que nos corresponde hacer, en un ámbito de respeto y reconocimiento a las personas y al trabajo que realizan”, subrayó.

También insistió en que se trata de un elemento constitutivo de las universidades. “La autonomía que hoy gozamos es el producto de nuestro pasado y de la evolución de la historia, la autonomía que gozaremos será el producto de lo que debamos continuar haciendo y consolidando”, sostuvo.

Defensa cotidiana

Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana, afirmó que la autonomía hay que defenderla todos los días y recordó la lucha que esta casa de estudios realizó en 2016 para demandar los recursos económicos que le correspondían y no les entregaba el gobierno del estado.

Las movilizaciones de la comunidad universitaria derivaron en reformas a la Constitución Política de Veracruz, las cuales reconocieron su facultad de autogobernarse y su autonomía presupuestal pues se estableció que no puede recibir menos del cuatro por ciento del total del presupuesto general del estado y en ningún caso ser menor al otorgado el año anterior.

“Esto es inédito en las universidades. Tenemos un presupuesto proporcional asignado, de tal forma que no dependemos de quién llega a la gubernatura o quiénes están en la legislatura o quiénes asumen la rectoría de la Universidad. Es por ley que se establece el presupuesto y es lo que nos da una verdadera libertad”, sostuvo.

Al hacer uso de la palabra, Carlos Natarén Nandayapa, rector de la Universidad Autónoma de Chiapas, aseveró que la educación superior ayuda a la movilidad social, a generar progreso y formar ciudadanos; por ello, las universidades requieren de autonomía y apoyo presupuestal.

Expuso que en 2016 expidió su nueva Ley Orgánica en la cual se estableció que el ingreso de los profesores de carrera es sólo a través de concurso, lo cual garantiza su calidad; se ampliaron los requisitos para ser rector, a fin de asegurar que quien ocupe este cargo tenga trayectoria y trabajo al interior de la institución. Además, que las modificaciones a este ordenamiento deben pasar, en primera instancia, por su Consejo Universitario.

En tanto, Luis Felipe Guerrero Agripino, rector general de la Universidad de Guanajuato, coincidió en que reconocer a la autonomía universitaria en las leyes es sólo un punto de partida, pues sólo se alcanza ejerciéndola y legitimándola en las acciones del día a día.

La autonomía, argumentó, representa un gran pacto social universitario ante el compromiso que el Estado tiene con las universidades autónomas y en contraparte está la responsabilidad que estas instituciones tienen para responder socialmente a esa confianza que se les ha depositado.

Retos educativos

Previamente, el historiador Javier Garciadiego Dantán consideró que la educación es la principal palanca de ascenso social, es fundamental para el progreso del país y la universidad es la mejor formadora de ciudadanos, pues en ella se genera la conciencia crítica.

Expuso que la mesa redonda “La evolución de la autonomía universitaria” forma parte del ciclo “La enseñanza: reto para el siglo XXI” que El Colegio Nacional organizó con motivo del centenario de la Secretaría de Educación Pública -una de las grandes creaciones de la Revolución Mexicana-, y en la que se busca abordar los pendientes en la educación derivados de la desigualdad geográfica, social; la necesidad de mayor oferta escolar en la educación superior y el reto de calidad, entre otros.

Reacciones