La ópera Dido y Eneas, de Henry Purcell, es aclamada por el público en el Palacio de Bellas Artes - NTCD Noticias
Lunes 30 de enero de 2023

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

La ópera Dido y Eneas, de Henry Purcell, es aclamada por el público en el Palacio de Bellas Artes

La ópera Dido y Eneas, de Henry Purcell, es aclamada por el público en el Palacio de Bellas Artes

La ópera Dido y Eneas, de Henry Purcell, es aclamada por el público en el Palacio de Bellas Artes

_ Bajo la dirección concertadora de Iván López Reynoso y escénica de Ruby Tagle se presentó la primera de cuatro funciones en la Sala Principal Cassandra Zoé Velasco, José Adán Pérez y Belem Rodríguez encabezan el elenco mexicano que da vida a esta trágica historia de amor en el mundo homérico

Con un público ávido de volver a la ópera, luego de la contingencia sanitaria, el jueves por la noche se llevó a cabo el estreno de Dido y Eneas, de Henry Purcell, una nueva producción de la Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) que tuvo una entusiasta respuesta de los espectadores en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Qué mejor manera de volver a presenciar este arte que con una gran producción que maravilló a los asistentes tanto por la calidad de su elenco —totalmente mexicano— como por su dirección de escena, escenografía, iluminación, vestuario, maquillaje y el manejo de la infraestructura teatral que permitió admirar las acciones en tres planos de manera simultánea.

El espectáculo realizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Inbal comenzó con la interpretación de Dos suites para cuerdas sobre la música de la obra La reina de las hadas (The Fairy Queen), del propio compositor inglés Henry Purcell, a cargo de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, una obra que “funde la delicadeza y belleza italiana con la gracia y alegría francesa”.

Luego del caluroso aplauso a esta interpretación, vino la puesta en escena de Dido y Eneas, ópera en tres actos con música de Henry Purcell (1659-1695) y libreto del poeta Nahum Tate (1652-1715), basado en su tragedia Brutus of Alba or The Enchanted Lovers y en el Libro IV de la Eneida, de Virgilio.

La dirección concertadora estuvo a cargo de Iván López Reynoso y la escena, movimiento escénico y coreografía bajo la responsabilidad de la bailarina y coreógrafa Ruby Tagle.

El elenco lo encabezaron las mezzosopranos Cassandra Zoé Velasco, Belem Rodríguez y Alejandra Gómez; el barítono José Adán Pérez; las sopranos Arisbé de la Barrera, Angélica Alejandre y Fernanda Allande, y el tenor Rodrigo Petate; quienes fueron acompañados por la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes, éste último dirigido por el invitado James Demster.

Considerada una de las grandes obras maestras del barroco, Dido y Eneas cuenta la historia de amor trágico del guerrero troyano Eneas y Dido, reina de Cartago, quienes enamorados ven impedido su idilio por el sortilegio de una hechicera. Al mismo tiempo, el dios Júpiter encomienda a Eneas la fundación de la nueva ciudad de Troya, lo cual lo pone ante el dilema de elegir entre el amor y el deber.

“Aunque esta ópera es una miniatura, cubre un amplio rango de expresión emocional, desde los soliloquios de Dido y el apasionado arrepentimiento de Eneas, hasta el sombrío canto de la hechicera y la sencilla efusividad del marinero”, escribió al respecto el musicólogo Jack Westrup, especialista en la música de Purcell.

La historia se narra y se canta en un escenario que gracias a la magia del teatro se aprecia en tres planos a la vez, entre el subir y bajar de escenografía y telones que tienen de fondo enormes reproducciones pictóricas alusivas al mundo homérico. En esa enorme caja deambulan cantantes, coro y un grupo de bailarines que dan la idea de los antiguos bailes de la antiguedad helénica.

En ese sentido, cabe destacar el trabajo realizado por Jesús Hernández en la escenografía e iluminación; Carlo Demichelis en el vestuario; Cinthia Muñoz en el maquillaje y Ruby Tagle en el diseño de coreografía, junto con bailarines y bailarinas.

Asimismo, destacan de manera especial las actuaciones de Cassandra Zoé Velasco en el papel de Dido, José Adán Pérez como Eneas y Belem Rodríguez como la hechicera que complica el amor de la joven pareja de enamorados.

Dido y Eneas, de Henry Purcell, se estrenó en la Escuela de Señoritas de Josias Priest en Chelsea, Londres, en 1688. A México llegó, al Palacio de Bellas Artes, el 26 de febrero de 1971, pero en versión concierto, a cargo de la Orquesta Sinfónica Nacional. A ello se agrega el hecho de que con esta producción se había pensado abrir la Temporada 2022 de la Ópera de Bellas Artes, pero por la contingencia sanitaria se pospuso hasta esta fecha.

Para beneplácito del público, la obra se escenificará en tres funciones más el domingo 11 de diciembre a las 17:00 horas, y martes 13 y jueves 15 a las 20:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. Organiza la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).

Reacciones