Legado de Miguel Ángel de Quevedo prevalece ante el reto de un ambiente sano y sustentable - NTCD Noticias
Jueves 22 de octubre de 2020

Inicio

-

Ciudad

-

Legado de Miguel Ángel de Quevedo prevalece ante el reto de un ambiente sano y sustentable

Legado de Miguel Ángel de Quevedo prevalece ante el reto de un ambiente sano y sustentable

Legado de Miguel Ángel de Quevedo prevalece ante el reto de un ambiente sano y sustentable



Anuncian el rescate del Río Magdalena como continuidad a uno de sus proyectos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales rindió un homenaje virtual a Miguel Ángel de Quevedo, con motivo del 158 aniversario de su nacimiento, por ser uno de los primeros promotores de la conciencia y política ambiental, así como uno de los defensores más relevantes de los recursos forestales de México.

Arturo Argueta, Subsecretario de Planeación y Política Ambiental, explicó que Quevedo destaca por ser el responsable de introducir y convertir a la ciencia forestal en un asunto de Estado, como lo han expuesto diversos autores que han estudiado a este personaje.

Subrayó que su labor es sin duda la precursora de lo que hoy son nuestras instituciones ambientales gubernamentales, tanto de la Ciudad de México como a nivel federal, por lo que sin su trayectoria “no podríamos entender las instituciones de México contemporáneo durante la segunda década del siglo XXI”.

Expuso que parte del legado de Miguel Ángel de Quevedo, y que hoy se constituye también como la mejor manera de rendirle homenaje, se manifiesta en el establecimiento de diversos proyectos como los trabajos para la recuperación del Río Magdalena, un huerto agroecológico y un jardín de polinizadores; un jardín biocultural y refugio de insectos benéficos, así como el tianguis agroecológico que recibe el apoyo de la zona chinampera de la Ciudad de México.

Por lo mismo, aseguró que esa fuerza nueva por la que clamaba en una de sus cartas de despedida está en muchas de las mujeres y hombres que hoy se suman a la tarea de rescate y protección forestal, con los mejores intereses en la integridad social y ambiental del país.

Al final, dijo, el reto es seguir estudiando a Miguel Ángel de Quevedo. “Valdría la pena que los urbanistas de hoy, diseñadores de ciudades y de hábitat se dieran una vuelta por sus ideas”, así como recapitular sus aportaciones con la participación de pueblos y comunidades para lograr el futuro por el que tanto se esforzó el hoy homenajeado.

Durante su participación, Luz Emilia Aguilar Zinser, familiar de Miguel Ángel de Quevedo, aseguró que gran parte de las contribuciones de su bisabuelo se debieron a que él consideraba que para que un país se desarrollara de manera certera y con solidez era necesario contar con una base científica y tecnológica, de ahí que haya considerado siempre que era imprescindible dar presupuesto a estas actividades.

Dentro de su labor, dijo, destaca también su aportación para alcanzar un equilibrio ecológico a partir del manejo de las fuentes de energía limpia. Impulsó la proliferación de hidroeléctricas a pequeña escala, como la que construyó en Los Dinamos y que no eran invasivas con el medio ambiente, ya que eran integrales al bosque y garantizaban la absorción del agua.

En ese sentido, Marina Robles García, secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, destacó que hoy se trabaja en la revegetación con acciones que van más allá de rescatar las áreas verdes, y que con la ayuda de viveros, junto al de Coyoacán, colaborarán para producir hasta 10 millones de plantas con ese fin.

Asimismo, están los trabajos de rescate integral de ríos y cuerpos de agua, mediante un trabajo conjunto con la gente dueña o usuarios de estos sitios. Y destacó el trabajo que en breve se llevará a cabo para la recuperación del río Magdalena, mediante obras de restauración en el tramo que pasa por avenida Universidad y hacia los Viveros, incluyendo los tramos que vienen desde la cuenca alta y hasta Churubusco.

Durante el homenaje se habló del papel de la escuela chinampera como uno de los sistemas estratégicos que junto con los huertos urbanos agroecológicos, el Jardín Biocultural y Refugio de Insectos pueden colaborar al rescate forestal de la Ciudad de México, como uno de los legados de Miguel Ángel de Quevedo.


Reacciones