MAM, SAPS y el Museo Tamayo, espacios seguros para disfrutar el arte - NTCD Noticias
Viernes 18 de septiembre de 2020

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

MAM, SAPS y el Museo Tamayo, espacios seguros para disfrutar el arte

MAM, SAPS y el Museo Tamayo, espacios seguros para disfrutar el arte

MAM, SAPS y el Museo Tamayo, espacios seguros para disfrutar el arte

En esta etapa se pueden apreciar las exposiciones Manifiestos del arte mexicano (1921-1958), Murales para un cubo blanco, así como English for Foreigners

En un día considerado como histórico, luego de más de cinco meses de permanecer cerrados por la contingencia sanitaria del COVID-19, los Museos Tamayo, de Arte Moderno y la Sala de Arte Público Siqueiros abrieron hoy las puertas a sus visitantes, quienes serían los primeros en experimentar la nueva forma de convivir de manera presencial el reencuentro con las expresiones artísticas que ofrecen los recintos de la Red de Museos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). Los responsables de recibir a las familias, las parejas o los visitantes individuales, procuraron recibirlos en un ambiente de calidez, seguridad para la salud y de disfrute de sus exposiciones y sus espacios públicos.

Durante su visita a los recintos, la Directora General del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, Dra. Lucina Jiménez, señaló que abrir los museos es un mensaje de esperanza y de seguridad para la población, por lo que afirmó que “el museo se puede convertir en ese espacio refugio, donde la certeza de tu protección, de la protección colectiva, te permite disfrutar de las exposiciones, ya que el arte es necesario como un elemento de salud pública”.

Durante su visita a los tres recintos que hoy iniciaron la reapertura de espacios culturales, la titular del INBAL destacó los aprendizajes obtenidos a lo largo de este tiempo, y mencionó la solidaridad como valor fundamental, el trabajo colectivo, el respeto a la individualidad de las personas -empezando por su salud-, y también el hecho de que el regreso se tenía que hacer de una manera pausada, gradual y responsable.

“Pausada porque la tenemos que hacer con la cualidad suficiente para garantizar efectivamente la salud de los trabajadores y del público, de los visitantes, de los proveedores, de los curadores y de todas las personas que forman el ciclo de los museos”.

“También es importante hacerlo hoy porque estamos en un periodo en el cual las familias también necesitan un espacio de seguridad, donde el arte les acoge con una actitud positiva, abierta, esperanzadora, pero al mismo tiempo protectora. Y eso es lo que estamos haciendo hoy que abrimos el Museo Tamayo, el Museo de Arte Moderno y la Sala de Arte Público Siqueiros, con exposiciones que dialogan entre sí de una manera muy interesante en este espacio del Bosque de Chapultepec”.

Hoy momento emotivo tuvo lugar en las SAPS, donde el personal de ese museo dedicó el Minuto de silencio a las personas que han perdido la vida por la pandemia y, en especial, en memoria de Don Alfonso Ochoa Navarro, comprometido trabajador fallecido en junio pasado y que por 22 años se desempeñó atendiendo al público en las taquillas de este recinto, y a quien la Dra. Jiménez le reconoció por su entrega y esfuerzo como colaborador del Instituto. También con un minuto de aplausos, los asistentes agradecieron la labor del personal médico que atiende a quienes han sido contagiados por COVID-19.

En entrevista, la directora del MAM, Natalia Pollak, hizo un recuento de los protocolos atendidos para la apertura y externó su agrado al recibir a los primeros visitantes, “pueden estar tranquilos al llegar a un museo limpio, desinfectado y con un enorme entusiasmo de que nuestras salas vuelvan a tener la vida que los visitantes le dan”. El MAM recibió visitantes que recorrieron con atención la exposición sobre los Manifiestos Artísticos de la primera parte del siglo XX mexicano.

Andrea y Emiliano fueron los primeros en disfrutar de la oferta cultural del MAM, prepararon su visita con la reservación de horario y siguiendo las recomendaciones que el museo hace disponibles en redes sociales. Ambos compartieron su experiencia: “El hecho que el MAM esté abierto nos da un respiro al encierro que hemos vivido en los meses pasados. Para nosotros el arte es una forma de vivir una nueva experiencia de libertad y conocimiento; agradecemos llegar a un lugar donde se ve que tienen previsto todo lo necesario para nuestra seguridad”.

Protocolos de higiene, sana distancia, señalética y capacitación de personal de atención al público, personal de seguridad y limpieza, administrativo y directivo, fueron implementados para garantizar la seguridad de los visitantes y colaboradores de los recintos. El Museo de Arte Moderno, la Sala de Arte Público Siqueiros y el Museo Tamayo derivaron de ahí los protocolos propios con los que reabrieron sus puertas a las 11:00 horas este miércoles 19 de agosto.

Cabe señalar que dichos protocolos fueron basados en las medidas de la Secretaría de Salud y verificados los elementos técnicos con la Agencia de Protección Sanitaria de la Ciudad de México. Igualmente relevante es el aporte que realizó la Comisión de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente en el Trabajo, integrada de manera conjunta por autoridades y representaciones sindicales, quienes revisaron protocolos y verificaron su operatividad, previo a la apertura de los recintos.

Exposiciones para disfrutar

La SAPS invita al público a disfrutar de los murales de David Alfaro Siqueiros y la exposición colectiva de arte contemporáneo Murales para un cubo blanco que presenta cuatro obras de Ana Bidart y el colectivo Primal, Antonio Bravo, Iván Krassoievitch y Lucía Vidales, comisionados para realizar obras que dialogan con el legado del artista mexicano. Su inevitable relectura luego de cinco meses de confinamiento, nos lleva a la reflexión sobre la multitud, la muchedumbre y la reformulación de las relaciones entre los cuerpos en esta nueva normalidad.

El público podrá recorrer la exposición temporal Murales para un cubo blanco, además de conocer los murales de David Alfaro Siqueiros que alberga el museo y que datan de la última etapa de la vida del artista. Cada espacio de la Sala tiene un aforo máximo de personas, lo cual es informado durante la visita para garantizar la distancia sana entre los visitantes la señalización del recorrido en los dos niveles del inmueble favorece el recorrido de manera disfrutable.

Para ingresar a los recintos, los visitantes cruzan un filtro sanitario en el cual se les toma la temperatura —que no deberá exceder los 37.4°C— y se les aplica gel antibacterial. Se les recuerda que el uso de cubreboca es indispensable, así como mantener la sana distancia de 1.5 metros. En este primer día, destaca el espíritu de responsabilidad y de colaboración de todos los visitantes, incluidos niños, niñas, adolescentes y familias.

En el MAM, como parte del programa de reapertura, el público podrá visitar la exposición Manifiestos del arte mexicano (1921-1958), la cual propone una revisión del arte moderno de la primera mitad del siglo XX, a través de las proclamas y escritos en los que diversos artistas y grupos expresaron sus ideas sobre los caminos que debía seguir el arte en nuestro país. La exposición dialoga con las muestras de la Sala Siqueiros.

Además, podrán recorrer el Jardín escultórico, en el cual se exhiben 73 esculturas de artistas como Manuel Felguérez, Mathias Goeritz, Hersúa, Ángela Gurría, Francisco Zúñiga, María Lagunes y Laureana Toledo.

Para la directora del Museo Tamayo, Magalí Arriola, este tiempo lo aprovecharon para trabajar en la plataforma digital del recinto y en proyectos a futuro en términos de investigación. Y reiteró que se trabajará en los dos ámbitos: en las exposiciones y en lo digital.

Por el momento, el Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo reabrió las exposiciones interrumpidas English for Foreigners de Stephen Prina; En apariencia otro México. Bocetos para murales de Rufino Tamayo y la instalación All and Everything de Alexandre Estrela; además está abierta al público la Colección permanente.

El aforo permitido para la SAPS es de 24 personas de manera simultánea durante una hora, máximo de recorrido. La Sala estará abierta de martes a domingo, de 11:00 a 17:00 horas. Para preparar su visita y favorecer de ese modo la estancia segura y disfrutable de los visitantes.

En el MAM el aforo permitido es de 30%. Se recibirá un máximo de 168 personas por día bajo un esquema de seis turnos de 28 visitantes por ronda, distribuido entre las 11:00 y las 16:00 horas. El tiempo de visita será de 45 minutos.

El Museo de Arte Moderno recibió a 44 visitantes, durante el primer día de reapertura, en tanto el Museo Tamayo atendió a 58 personas y en la Sala de Arte Público Siqueiros se ofreció el servicio a 37 usuarios, en un horario de 11:00 a las 17:00 horas.

Este primer día puede registrarse como un día de emoción, de trabajo en equipo de la Red de Museos INBAL, la cual elaboró su campaña de regreso a la vida presencial, de manera colegiada. Los museos seguirán sus procesos de colaboración con la plataforma Contigo en la distancia de la Secretaría de Cultura, un espacio común que permitió el trabajo conjunto durante la Jornada de Sana Distancia.

El personal de los museos se irá integrando de manera escalonada, respetando el trabajo a distancia para procesos que pueden seguirse haciendo a través de plataformas tecnológicas. Un elemento fundamental es el respeto a las medidas de seguridad a las personas que la Secretaría de Salud considera con mayor riesgo y quienes seguirán trabajando desde su hogar.


Reacciones