Marta Palau y su obra serán referente fundamental en el arte contemporáneo de México - NTCD Noticias
Jueves 06 de octubre de 2022

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Marta Palau y su obra serán referente fundamental en el arte contemporáneo de México

Marta Palau y su obra serán referente fundamental en el arte contemporáneo de México

Marta Palau y su obra serán referente fundamental en el arte contemporáneo de México

_ La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Inbal lamentan su sensible deceso este viernes En acuerdo con la familia se realizará próximamente homenaje póstumo

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) lamentan el deceso de Marta Palau, pintora, tejedora y ceramista, quien fue precursora en el empleo de la interactividad con el público y la ambientación escultórica, además de dedicar parte de su obra al trabajo textil para introducirlo con un contexto artístico, además de abordar temas de género en los setenta.

Egresada de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, la artista plástica, originaria de Albesa, España, llegó a México a los seis años, y cuya obra ha sido expuestas en recintos nacionales e internacionales.

Por su aporte y referente fundamental en el arte contemporáneo, en 2018 fue reconocida con la Medalla Bellas Artes en la categoría de Artes Visuales, además de ser galardonada con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010 (en Bellas Artes).

La secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, lamentó el sensible fallecimiento de Marta Palau, notable escultora, pintora, ceramista, tejedora y gestora cultural, quien fue pionera del arte feminista y cuya obra representa un legado invaluable en el arte contemporáneo en México.

La directora general del Inbal, Lucina Jiménez López, afirmó que una gran creadora se ha ido: Marta Palau, y refirió que se formó en La Esmeralda, creadora de gráfica, escultura, plástica y asombrosos tapices. Fundó el Salón Internacional de Estandartes; hizo grandes aportes a las artes escénicas, la frontera y lo femenino. Le rendiremos un homenaje, agregó.

Considerada artista única, realizó una aportación invaluable a la cultura de México y América Latina, resignificó el sentido del espacio escultórico a través de sus textiles y estandartes, además de abandonar la bidimensionalidad del grabado y el óleo para construir ambientes y esculturas que retoman fibras orgánicas que teje, anuda, deshilacha e injerta sin ideas preconcebidas.

Como promotora cultural, participó en cinco ediciones del Salón Michoacano Internacional del Textil en Miniatura (1982-1986) y su labor en el Centro Cultural Tijuana, recinto de la Secretaría de Cultura tiene un espacio con el nombre de la artista plástica (Salón Marta Palau).

Su obra la integran pintura, escultura e instalaciones, la cual ha presentado en bienales, festivales y salones de pintura, en galerías y museos nacionales y extranjeros.

Durante su trayectoria realizó tres exhibiciones individuales en el Palacio de Bellas Artes. En 1974 se llevó a cabo la primera de ellas, titulada “Del tapiz a la escultura”, en la que configuró un nuevo tipo de escultura tejida por ella en telar de lana, yute, henequén, algodón, fibras sintéticas, cuerdas, corcho, madera y vidrio, entre otras.

En 1985 exhibió “Mis caminos son terrestres”, conjunto de tapices y ambientaciones en las que retomó los elementos simbólicos de las antiguas culturas de México y presentó “Tránsitos de Naualli”, en 2012, exhibición en la cual presentó 31 obras que abarcan distintas disciplinas: instalación, tapiz, collage, escultura y serigrafia.

En 1978, con su exposición “30 esculturas en materiales textiles”, en el Museo de Arte Moderno, reinventó el uso del espacio escultórico por medio de tapices escultóricos. En 1981 presentó una serie de serigrafías en homenaje a Lázaro Cárdenas, en agradecimiento por su apoyo a los refugiados españoles.

Algunas de sus piezas son parte del acervo de Casa de las Américas, de la Facultad de Arquitectura de Sao Paolo, así como de los museos Rufino Tamayo, de Arte Moderno, así como de otros recintos.

Entre los reconocimientos que recibió están el Premio de Instalación "Bastones de Mando• en la II Bienal de La Habana, Cuba (1986), el Premio Burgerpreis por la instalación “Altar de Naualli”, en la 5a. Trienal de Fellbach, Alemania (1992), además de recibir el doctorado honoris causa al Exili Catala de la Universidad de Lleida Cataluña, España (2002.), recibió la Orden de la independencia cultural Rubén Darío, República de Nicaragua (2008). También ha sido miembro en tres ocasiones del Sistema Nacional de Creadores (1993, 1997, 2003).

Formó parte del grupo fundador del Salón Independiente, del cual fue miembro activo y participó en dichas exhibiciones hasta su disolución en 1971.

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, en acuerdo con su familia, realizarán un homenaje póstumo en fecha próxima.

Reacciones