Mensaje, presentación y declaratoria inaugural, de la secretaria de Economía, en la sesión plenaria Expo ANTAD & Alimentaria México 2020 - NTCD Noticias
Lunes 26 de octubre de 2020

Inicio

-

Economía

-

Mensaje, presentación y declaratoria inaugural, de la secretaria de Economía, en la sesión plenaria Expo ANTAD & Alimentaria México 2020

Mensaje, presentación y declaratoria inaugural, de la secretaria de Economía, en la sesión plenaria Expo ANTAD & Alimentaria México 2020

Mensaje, presentación y declaratoria inaugural, de la secretaria de Economía, en la sesión plenaria Expo ANTAD & Alimentaria México 2020

Buenos días a todas y muy buenos días a todos. Es realmente un gusto saludarlos, aún cuando sea por vía digital. Saludar a Carlos Salazar, del Consejo Coordinador Empresarial; querido Carlos, gracias por tus palabras.

Y a todos los presidentes de las organizaciones empresariales que nos acompañan, habla muy bien de la comunidad empresarial este apoyo que dan a Expo ANTAD & Alimentaria. También, al Procurador del Consumidor, el doctor Sheffield Padilla, y por supuesto, un saludo muy especial, deseando que continúe la buena salud, a mi compañero y amigo, Víctor Villalobos.

Y por supuesto, no debe faltar el saludo al protagonista del día de hoy, a Vicente Yáñez, cuyos esfuerzos y empeño nos han reunido el día de hoy en esta Expo ANTAD & Alimentaria.

Decir que tenemos la celebración virtual de Expo ANTAD puede parecer algo normal, obligados por las circunstancias, obligados por la pandemia. Sin embargo, si uno hace recuento de todos los eventos que se han suspendido, que no han podido realizarse, e inicio desde las Olimpiadas de Japón hasta reuniones, ferias de libro, etcétera, etcétera, pensar que estamos hoy reunidos aquí celebrando Expo ANTAD & Alimentaria es un gran logro. Muchas felicidades, Vicente, seguramente será un éxito -ya es un éxito que estemos hoy reunidos- y los éxitos continuarán en las próximas horas y días.

Quiero agradecerles mucho la invitación, el que me permitan a ustedes compartir algunas reflexiones sobre el sector, con ustedes, en una presentación:

En las gráficas que les estoy mostrando, en realidad lo que quiero destacar es que al cierre del 2019 el sector al por menor presentó un crecimiento de 2.7 por ciento, en contraste con otras variables de la economía. En el primer trimestre de este año, de este ya difícil año que nos ha tocado vivir, este sector representó el 16.8 por ciento del total de la población ocupada, con más de nueve millones de empleos.

En específico, el año pasado, los socios de la ANTAD representaron el 40, casi 41 por ciento del total de ventas al menudeo, y ahí tienen la gráfica en el lado izquierdo. Del total de ventas al menudeo, el 41 por ciento las realizaron los asociados a ANTAD, lo que equivale a mil 404 millones de pesos.

En este año, las ventas acumuladas hasta agosto ascendieron a 800 mil millones de pesos.

En marzo pasado, como todos recordamos, el Consejo General de Salubridad General, determinó disminuir la actividad productiva para evitar un crecimiento descontrolado de los contagios. Situación inédita, la primera vez que el Consejo General de Salubridad General, normado en la Constitución del 17 tomaba una decisión de esta naturaleza. Nunca este Consejo había tomado una decisión de esta profundidad, no solamente en términos de la enfermedad misma, sino en términos económicos.

No obstante, pese al cierre de actividades, la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas, los mercados de alimentos, los supermercados, las tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados, fueron considerados por el Consejo de Salubridad General como actividades esenciales desde un principio, ya que son, como todos nos hemos dado cuenta, en todas estas semanas y meses, de vital importancia para el funcionamiento mínimo al que nos sujetamos todas estas semanas.

Esto significó un trabajo conjunto del Gobierno con el sector minorista para desarrollar en muy pocos días, en muy pocas horas, protocolos de operación seguro, así como para mantener en todo momento, el abasto de productos esenciales para la población.

Quiero reconocer aquí el esfuerzo y la contribución de este sector para mantener el suministro de los bienes de consumo básicos en las circunstancias más difíciles, en circunstancias inéditas.

Para atender la crisis epidemiológica, la ANTAD, junto con sus asociados, han aplicado las mejores prácticas en materia de seguridad, y de esas primeras horas de fines de marzo hemos ido avanzando, sofisticando y asegurando a los consumidores, a los clientes, que sus establecimientos son lugares seguros, que se toman todas y cada una de las medidas de seguridad.

Para atender, decía, esta crisis epidemiológica, la ANTAD, junto con sus asociados, han aplicado las mejores prácticas en materia de seguridad, tales como: Solicitar el uso de cubrebocas en sus establecimientos y difundir información relativa al uso correcto de los mismos; Respetar la sana distancia, manteniéndola especialmente en el área de cajas, evitando cualquier tipo de contacto físico y solicitando que las compras sean realizadas por una sola persona; Reforzar las medidas de seguridad y limpieza, intensificando las medidas de higiene en el manejo y los procesos de producción de alimentos frescos y preparados; Informar a los clientes que cuentan con un inventario suficiente y realizar un monitoreo permanente para garantizar el abasto; Evitar compras de pánico o aglomeraciones innecesarias; Promover el pago con medios electrónicos, para evitar contacto con billetes y monedas.

Algunos de ellos realizaron, y aquí también, agradecer por parte del Gobierno Federal, y sobre todo de la sociedad, los donativos de material de seguridad y despensas a la Cruz Roja, y a comunidades vulnerables, además de la fabricación de cubrebocas.

La contingencia sanitaria ha planteado un mayor distanciamiento social, y pese a que fueron considerados esenciales: farmacias, tiendas de autoservicio, también sufrieron la falta de movilidad marcada por la pandemia.

De acuerdo con los informes de Google, en el pico de la pandemia en México, la movilidad hacia lugares de tiendas y ocio se redujo en 71 por ciento, mientras que a supermercados y farmacias en 30 por ciento. Lo anterior generó una disminución en el consumo de bienes no esenciales y el cambio de hábitos de consumo en la población, lo que se vio reflejado en el comportamiento en las ventas desde que inició la crisis.

Cierto que permanecieron abiertas muchas tiendas de autoservicio, pero los patrones de consumo cambiaron, y cambiaron mucho más rápido que en prácticamente cualquier otra época de la historia reciente de la humanidad, con excepción de las guerras.

En abril de este año se observó una caída del 20 por ciento de las ventas totales de las tiendas con respecto al 2019. Durante mayo y junio, se presentó un ligero repunte con la cual la disminución alcanzó un 15.3 por ciento con respecto al año anterior. En julio y agosto, las ventas mostraron una clara recuperación llegando al menos 0.2 por ciento con respecto al año anterior.

Es cierto que esta recuperación necesitamos no solamente recuperar los niveles que manteníamos al inicio de 2020, sino darle tracción, que no sea un simple efecto de rebote causado por la caída tan severa que tuvo la actividad productiva.

Tenemos que hacer que esta recuperación tenga tracción, es decir, que vaya imprimiendo un dinamismo muy importante vía en este caso en particular vía el consumo.

En estos momentos, y todos lo sabemos, ya para nadie es sorpresa que no fue una crisis corta, que no fue una crisis de seis, ocho semanas. En estos momentos en que continúa baja la movilidad, el distanciamiento social y los hábitos del consumidor se han modificado.

Las plataformas digitales han facilitado el acercamiento entre las empresas que ofrecen sus bienes y servicios y los consumidores, posibilitando la distribución de bebidas y alimentos, productos de higiene personal, de limpieza del hogar, de medicamentos, es decir, productos esenciales para las personas durante la contingencia.

De acuerdo con los datos de la Asociación Mexicana de Venta Online, el avance de la pandemia ha hecho que el canal digital tome mayor relevancia para las marcas y comercios. Dos de cada 10 han experimentado crecimientos mayores al 300 por ciento y para 21, 19 por ciento planean que el comercio electrónico represente más del 30 por ciento de las ventas totales.

Como todas las crisis, la del Covid 19 profundizó algunos problemas que ya venían presentándose, pero también sirvió de catalizador a procesos de adopción tecnológica, y este es el caso del comercio electrónico que en los últimos meses hemos visto expandirse.

Las categorías de mayor demanda de compra en línea tienen que ver con comida a domicilio en 62 por ciento; electrónicos 56 por ciento; y artículos de moda 55 por ciento; es decir, desde sus hogares los consumidores utilizaron los medios electrónicos para adquirir, repito: comida a domicilio, o solicitar servicios de comida a domicilio, adquirir bienes electrónicos o artículos de moda.

Los servicios de suscripción crecieron, aumentaron en 79 por ciento; los servicios bancarios en 78 por ciento, y uno que parece difícil de creer, pero en verdad que, en una lógica, es los viajes, los viajes, la adquisición de viajes en línea aumentó también de manera muy importante, en 76 por ciento.

Habrá que ver, sin embargo, si la expectativa de una recuperación más temprana de la crisis ha modificado este patrón en términos de adquisición de bienes y servicios. Y las visitas semanales a los supermercados en línea, los sitios en línea, también se triplicaron. Ha servido de catalizador.

Hemos desarrollado plataformas digitales: las empresas, los prestadores de servicios, y por qué no decirlo, también el Gobierno Federal.

Así como Carlos Salazar nos hablaba de esta plataforma para pymes, nosotros también aceleramos algo que veníamos haciendo. Tenemos hoy, contamos con una plataforma de visualización de datos muy importante: Data México. Pero también tenemos: exportamx, mipymesmx, Mercado Solidario, inviertemx y próximamente comerciamx.

Todas estas plataformas, con excepción, tal vez, de Data México, se crearon entre abril y agosto de este año, además de la digitalización de muchos de nuestros servicios, de los trámites y servicios que ofrece la Secretaría.

Es cierto que hoy ha sido muy difícil adaptarnos a algunas circunstancias, pero los medios electrónicos nos han facilitado. Y este es el caso probablemente más claro, el caso del comercio. Eso no quiere decir que nos iremos a una realidad completamente virtual, en el término de comercio, es decir, lo han demostrado otros países que ya estaban en la ruta de la digitalización, pero seguramente cuando podamos salir, cuando tengamos menos restricciones para asistir a los centros comerciales y a las tiendas tendremos siempre la alternativa ya del comercio electrónico.

Con el propósito de promover condiciones para asegurar el abasto y contar con información oportuna para la toma de decisiones, la Secretaría de Economía ha mantenido desde el mes de marzo un esquema de monitoreo continuo al abasto de las cadenas de autoservicio con el apoyo de ANTAD.

Hemos trabajado muy de cerca con la ANTAD, hemos tratado de apoyar en algunas disposiciones municipales, estatales, en el momento en que se estaban construyendo los semáforos sanitarios.

Situaciones que han entrado en alguna normalidad y donde hemos todos entendido aparte de las reglas, pero decir que contar con el apoyo de ANTAD, con Vicente Yáñez, con la comunicación con mi equipo, fue determinante para esas primeras semanas del cierre, y esas primeras semanas donde teníamos que socializar las disposiciones del Consejo de Salubridad General.

La buena noticia es que sí hubo algunos productos y momentos en los que el abasto presentó dificultades, pero que logramos regularizarlos con alguna rapidez.

Podemos decir con satisfacción que en México en ningún momento se presentó un desabasto generalizado de los productos básicos, y aquí coincido con lo que bien mencionó Víctor Villalobos, la agricultura en México no se detiene nunca y los agricultores, los trabajadores y los empresarios del campo siempre estuvieron apoyando para que los alimentos llegaran a la mesa de todos los mexicanos -pandemia o no pandemia-.

A consecuencia de que el 79 por ciento de los consumidores prefieren recibir sus compras a domicilio, las tiendas, ya decía yo, han implementado el uso de plataformas para este fin, así como aquellos compradores que eligen recoger los productos en tiendas, los cuales representan el seis por ciento, o los que prefieren a los centros de distribución como un punto de recolección, que representan el 10 por ciento de los consumidores en línea, es decir, se han probado todas las alternativas, las estrategias.

Con estos esfuerzos se observa la adaptabilidad y resiliencia del sector, adoptando diferentes conocimientos, prácticas y tecnologías para estos momentos tan difíciles, pero que seguramente se quedarán con ustedes estas prácticas, se quedarán estas prácticas con los consumidores, para tener un mejor servicio y llegar a un segmento más amplio de la población.

La Expo ANTAD & Alimentaria ha sido un evento de referencia para el sector de comercio al por menor. Una muestra de ello es que en la edición del 2019 participaron mil 700 expositores y 37 mil visitantes, una de las cuales fui yo y no saben cómo disfruté, y pensaba yo, conforme se fue moviendo la fecha de la ANTAD, pensaba, sí, sí se va a hacer. Yo era una entusiasta y quería ir en físico a la Expo.

La edición 2020, atendiendo a las necesidades del momento, será completamente diferente, desarrollándose de manera digital.

Este año se espera tener más de mil 500 compradores nacionales y extranjeros, así como 650 empresas participantes, y se espera una derrama de ocho mil 500 millones de pesos. Esperamos que estas metas se cumplan, que se cumplen, esperamos que esas reuniones de negocios lleguen a contratos muy satisfactorios para las partes, que Expo ANTAD & Alimentaria siga teniendo el vigor y el dinamismo que merece el sector.

Celebro la decisión de organizar este evento que responsablemente atiende a recomendaciones de sana distancia, establecidas por la Secretaría de Salud.

También los felicito, porque pese a las adversidades, se realizará por medio de plataformas digitales. Estoy segura que se logrará el propósito de intercambiar ideas, soluciones y mejores prácticas que permitan la generación de vínculos para el crecimiento de este sector clave para la reactivación económica, clave para México.

Enhorabuena, muchas gracias, muchas felicidades a todos los organizadores, a los participantes, a seguir apostando en una Expo ANTAD & Alimentaria que estará con nosotros.

Siendo las 11 horas con 19 minutos, del 14 de octubre de 2020 declaro formalmente inaugurada la Expo ANTAD & Alimentaria 2020.

¡Muchas felicidades!


Reacciones