Mensaje del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon - NTCD Noticias
Martes 19 de octubre de 2021

Inicio

-

Nacional

-

Mensaje del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon

Mensaje del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon

Mensaje del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon

_ Agradezco al coordinador especial para el Proceso de Paz en Medio Oriente, al señor Tor Wennesland, y al secretario general de la Liga de Estados Árabes, al señor Ahmend Aboul Gheit, por sus detalladas presentaciones sobre la situación en Medio Oriente y felicito al ministro de Estado Othman Jerandi, de Túnez, por la excelente conducción de su presidencia del Consejo de Seguridad durante el mes de enero. Reconozco la participación de ministros y otros funcionarios de alto nivel de los miembros del Consejo. Doy la bienvenida al ministro de Asuntos Exteriores y expatriados de Palestina, el señor Riyad Al-Maliki y a la delegación de Israel.

En este primer debate del año sobre la situación en el Medio Oriente es importante que reflexionemos sobre la forma en que el Consejo de Seguridad contribuya a reanudar las negociaciones que permitan alcanzar una solución al conflicto en la región. Resulta esperanzador contar con nuevos actores en el Consejo y fuera de éste para dar un impulso renovado y con un enfoque colectivo a este tema.

Por ello, damos la bienvenida al señor Wennesland como coordinador especial para el Proceso de Paz de Medio Oriente, y expresamos nuestro reconocimiento a la labor de varios años del señor Nickolay Mladenov en el desempeño de esta responsabilidad.

Nuestro objetivo es claro: favorecer una solución integral y definitiva al conflicto, bajo la premisa de dos Estados, que atienda las legítimas preocupaciones de seguridad de Israel y permita la consolidación de un Estado palestino política y económicamente viable, que conviva en paz con Israel dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas, así como el estatus especial de Jerusalén, de conformidad con el derecho internacional y las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas. Es fundamental reafirmar el compromiso político con la búsqueda de un acuerdo negociado.

La responsabilidad de retomar el proceso de paz recae, en primera instancia, en el compromiso de Israel y Palestina. La comunidad internacional debe impulsar, facilitar y apoyar este proceso, a fin de garantizar una paz justa y sostenible en la región.

México toma especial interés de iniciativas multilaterales para lograr una solución negociada, ya sea mediante la posibilidad de una revitalización del cuarteto o la convocatoria de una conferencia internacional bajo auspicios de las Naciones Unidas, como ha sido propuesta por Palestina. Cualquier iniciativa diplomática para cimentar la paz en la región es bienvenida.

En la actual coyuntura, es necesario que las partes se abstengan de realizar acciones que obstaculicen el proceso de paz. México considera imperativo hacer valer las disposiciones de la resolución 2334 del año 2016, la cual destaca que la cesación de los asentamientos israelíes es fundamental para la solución de dos Estados. Las actividades de asentamientos, al ser acciones contrarias al derecho internacional, incluido el derecho internacional humanitario, representan un obstáculo a los esfuerzos para alcanzar una solución duradera que traiga paz a israelíes y palestinos. Por tanto, y de conformidad con lo anterior, condenamos la expansión de asentamientos y hacemos un llamado a detener inmediatamente su ampliación, así como a detener las demoliciones de estructuras palestinas, para revertir las tendencias negativas sobre el terreno.

Por otro lado, México confía en que el reciente establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y diversos países árabes represente un paso importante hacia la estabilidad y abra una oportunidad para ampliar el entendimiento mutuo y relanzar el proceso de paz en Medio Oriente.

Reconocemos el progreso en el diálogo intra-palestino y destacamos la importancia de celebrar elecciones presidenciales, legislativas y al Consejo Nacional Palestino en un futuro próximo. El respaldo de la comunidad internacional es fundamental para que pueda llevarse a cabo un proceso electoral pacífico y democrático.

Mientras no existan condiciones para alcanzar una solución política y una paz duradera, difícilmente se podrá atender las necesidades básicas de la población palestina. Es por ello, que todas las partes deben evitar acciones violentas, garantizando que se respeten y protejan los derechos humanos, tanto de israelíes, como de palestinos. En este sentido, México condena enérgicamente los ataques por parte de organizaciones en Gaza contra Israel y las respuestas desproporcionadas a estos ataques.

Si bien la situación humanitaria ya era compleja, la pandemia de COVID-19 ha traído consigo graves consecuencias económicas, sociales y humanitarias para la población en Cisjordania y, en especial, en Gaza.

La pandemia ha puesto de relieve que resulta indispensable retomar y ampliar la cooperación económica y financiera entre Palestina e Israel, así como facilitar el tránsito seguro de personas, mercancías, equipos e insumos médicos y vacunas.

México reconoce la labor del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente a fin de atender las necesidades básicas y humanitarias de los refugiados palestinos, principalmente en Cisjordania, la Franja de Gaza, Líbano, Siria y Jordania. Su trabajo continúa siendo fundamental para proveer servicios de educación y salud a los refugiados palestinos.

Recientemente, México otorgó una nueva contribución financiera por un monto de 750,000 dólares al Organismo, con el fin de apoyar la continuidad de sus operaciones en beneficio de la población palestina, una de las más vulnerables en la región.

Como un país comprometido con la solución pacífica de controversias, México seguirá respaldando todos los esfuerzos encaminados hacia el establecimiento de una paz duradera en la región, cimentada en el respeto mutuo y en pleno apego al estado de derecho.

Muchas gracias.


Reacciones