Museo Nacional de Antropología refuerza protección de sus colecciones con nuevo sistema de detección de humo y fuego - NTCD Noticias
Sábado 30 de mayo de 2020

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Museo Nacional de Antropología refuerza protección de sus colecciones con nuevo sistema de detección de humo y fuego

Museo Nacional de Antropología refuerza protección de sus colecciones con nuevo sistema de detección de humo y fuego

Museo Nacional de Antropología refuerza protección de sus colecciones con nuevo sistema de detección de humo y fuego

También se realiza la rehabilitación de la superficie del estanque del patio central, elemento emblemático del recinto que recrea el paisaje lacustre del centro de México

Todo museo es como una gran casa que debe mantenerse en óptimas condiciones, en el caso del Museo Nacional de Antropología (MNA) cabe preguntarse el esfuerzo y la inversión que se requiere para asegurar una de las colecciones arqueológicas y etnográficas más importantes de México y Latinoamérica, integrada por 126 mil objetos, y 15 mil expuestos en salas. Una labor que, no obstante la contingencia sanitaria, no se ha suspendido y se enmarca en el Día Internacional de los Museos 2020, a celebrarse este 18 de mayo.

Bajo los protocolos establecidos en la Jornada Nacional de Sana Distancia para evitar el contagio de COVID-19, entre ellos la toma de temperatura al ingreso y egreso del recinto, y la distancia mínima de 1.5 metros entre una persona y otra, cuadrillas de 12 a 15 trabajadores se encuentran al interior del museo realizando mantenimiento mayor del estanque e instalando un nuevo sistema de detección de humo y fuego en sus salas.

Antonio Saborit, director del MNA, señala que ambas tareas se contemplaron tras concluir en los primeros meses de este 2020, la segunda y última fase del proceso de impermeabilización del espacio museístico, las cuales comprendieron la cubierta del edificio de gobierno, compuesto por la zona de vestíbulos, auditorios, parte de algunas salas y cubículos de áreas de investigación como Linguística y Antropología Física, entre otras.

Explica que cada uno de los proyectos de intervención en el museo cuenta con el visto bueno de un comité de especialistas, el cual evalúa y ayuda a mejorar las propuestas, y acompaña el desarrollo de las mismas. Así, este recinto del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabaja sobre un cronograma donde se asientan las prioridades.

Con una inversión que conjuga recursos de la Secretaría de Cultura y del Patronato del MNA, se emprendió el desmontaje del viejo equipo de monitoreo de humo y fuego, para sustituirlo por un sistema de control de temperatura y evacuación de humo de última generación. Medida que permitirá una respuesta rápida en caso de conato de incendio, y así evitar tragedias como la del Museo Nacional de Brasil.

Saborit refiere que, en un principio, se pensó realizar estos trabajos durante la noche, sin embargo, la suspensión de la visita pública por la implementación de la Jornada Nacional de Sana Distancia, ha permitido realizarlos a lo largo del día y “avanzar de manera extraordinaria”.

De manera que la colocación del nuevo equipo ha concluido en las salas de Arqueología y Etnografía del lado norte del museo. Así como de la planta baja: Sala A1 (destinada a exposiciones temporales), Introducción a la Antropología, Poblamiento de América, Preclásico en el Altiplano Central, Teotihuacan y Los Toltecas y el Epiclásico; en estos momentos está por finalizarse en la Sala Mexica.

Mientras que en la planta superior, dedicada a la Etnografía, la sustitución se ha realizado en las secciones: Pueblos Indios, Gran Nayar, Puréecherio, Otopame y Sierra de Puebla, y ya dio inicio en el ala sur.

El titular del MNA anota que el avance es cercano al 50 por ciento, al indicar que en este año quedará listo este sistema en las 22 salas permanentes del museo, y en el par de las destinadas a exhibiciones temporales. Una ventaja más es que este nuevo sistema estará conectado a la central de circuito cerrado del propio museo, lo cual va a potenciar su utilidad.

Mientras tanto, el público puede seguir apreciando las colecciones de este recinto, a través de sus redes sociales, como parte de la campaña nacional de difusión “Contigo en la Distancia”, que lleva a cabo la Secretaría de Cultura.

Rehabilitación del estanque del patio central

Sobre la recuperación del estanque, el historiador comenta que se había elaborado un diagnóstico de su estado de conservación, detectándose algunas filtraciones que era necesario reparar, debido a que bajo el área que ocupa se encuentran talleres, oficinas, laboratorios, espacios de investigación, almacenes y anexos de los que depende el día a día del recinto.

Gracias a los recursos gestionados por el Patronato del Museo Nacional de Antropología, se comenzó este proyecto: En primer lugar se aisló a los peces que habitan en el espejo de agua: carpas, charales, pejelagartos y tortugas, y luego se extrajo el agua del estanque mediante un sistema de bombeo; y se descargó al sistema pluvial que desemboca en el lago de Chapultepec.

Una vez vacío, un equipo especializado procedió a limpiar la superficie retirando hojas, basura, lodo y excremento de peces, para dar a paso un nuevo colado del fondo. “En este momento está terminando de fraguarse (el colado) y seguirá el proceso de colocación de los azulejos y la restitución de la flora y de la fauna acuáticas”.

Saborit finaliza que el estanque del patio central es uno de los elementos más emblemáticos del museo y atractivos para el público infantil, el cual simula el paisaje lacustre del centro del país. La intención es que cuando el MNA pueda recibir nuevamente a los visitantes, estos puedan admirarlo en su esplendor.

Reacciones