Palabras de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al encabezar el inicio de la campaña “Septiembre, mes del Testamento” - NTCD Noticias
Martes 19 de octubre de 2021

Inicio

-

Nacional

-

Palabras de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al encabezar el inicio de la campaña “Septiembre, mes del Testamento”

Palabras de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al encabezar el inicio de la campaña “Septiembre, mes del Testamento”

Palabras de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al encabezar el inicio de la campaña “Septiembre, mes del Testamento”

_ Saludo con muchísimo afecto y gusto a nuestro querido notario Armando Javier Prado Delgado, presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, también obviamente al señor presidente del Colegio de Notarios de la Cuidad de México, Ponciano López, muchas gracias, Ponciano por tu presencia, a las diputadas tanto Aleida como Leticia, muchas gracias, Aleida y a Leticia que están presentes aquí.

A todos los notarios integrantes del Consejo del Colegio Nacional, muchos de ustedes están aquí presentes, a todos los servidores públicos que nos acompañan, a todos los notarios y notarias también.

Es un gusto para mi estar con ustedes en el arranque, como ya lo acaba de decir Armando, de la décimo octava edición de la campaña nacional Septiembre, mes del Testamento, la cual sin duda es posible gracias al esfuerzo y compromiso tanto de las entidades federativas como del notariado nacional.

Desde la Secretaría de Gobernación hacemos un reconocimiento al extraordinario trabajo realizado por el notariado nacional y por los servidores públicos de los archivos de notarías, ya que gracias a ese trabajo estamos logrando desarrollar en nuestro país una cultura del testamento en México que se traduce en mayor certidumbre para todas las familias mexicanas.

Como todos sabemos esta edición de la campaña se lleva a cabo en circunstancias muy particulares derivadas de la pandemia de Covid-19, que continúa activa no solamente en nuestro país sino en todo el mundo.

Es por ello, que queremos reforzar el mensaje y concientizar a la población sobre la importancia que tiene realizar nuestro testamento.

En tiempos como los que experimentamos actualmente debemos unir esfuerzos para brindar, en la medida de lo posible, confianza, seguridad y certidumbre desde la esfera pública.

La importancia que tiene la fe pública y la figura del notario en estos tiempos de incertidumbre, son fundamentales para nuestra vida privada y aún más para la vida pública, no solamente para lo que implica la facultad de autenticar o dar certeza, sino por la extensa que puede resultar esa función hasta convertirse en un mediador natural que aconseja y acerca a las partes para que resuelvan sus conflictos, sin tener que llegar a procesos jurisdiccionales que impliquen un mayor desgaste o costo.

Así pues, los notarios son aliados importantes en esta hora difícil, pero son también estupendos aliados para el gobierno y los gobiernos de las entidades federativas, y sin duda para toda la población.

Hay que acércanos a ellos para hacer nuestro testamento y demás actos jurídicos a los que queramos dar certeza, porque el testamento debe dejar de ser visto con connotaciones negativas y empezar a ser percibido como un acto, ya lo decía mi querida Aleida, un acto de amor y de responsabilidad con nuestros seres queridos.

En la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, hemos puesto especial atención en los procesos públicos para que sean transparentes y brinden mejores resultados.

Así, durante la Campaña Septiembre, Mes del Testamento, esperamos una gran cantidad de personas interesadas en heredar tranquilidad y que acudan a una de las miles de notarías que se encuentran en el territorio nacional, o en su caso a los consulados en el caso de aquellos compatriotas que están en el extranjero, para expresar su voluntad a través del testamento.

En esta ocasión las y los notarios tendrán una labor mayúscula, porque no solo guiarán a las personas durante todo el proceso, sino que, dada la naturaleza esencial de la actividad notarial, también tendrán que garantizar las medidas sanitarias adecuadas para que toda la campaña se desarrolle con el mayor cuidado a la salud de las personas, de su personal de las notarías y de los propios notarios.

Este año, como ha sido lo ordinario en las campañas, se reducirán los costos hasta en un 50 por ciento, se ampliarán los horarios de atención y se brindará asesoría en materia testamentaria, todo para facilitar a las y los mexicanos el dictado de su testamento.

Me da muchísimo gusto que el día de hoy hayamos suscrito este convenio para que también no solamente los integrantes de las fuerzas armadas, sino también el personal del sector salud sea beneficiado con algunos de esos grandes proyectos del notariado nacional, para ampliar esta cobertura tanto a las fuerzas armadas como al sector salud.

Me da muchísimo gusto que algunos de los estados ya se hayan adherido a la gratuidad en los honorarios de los testamentos a todas las personas que integran el sector salud. Muchas gracias.

En este punto es importante señalar que por todas estas razones debo manifestar, y que quede claro, mi disenso con la iniciativa presentada en el Congreso de la Ciudad de México para que se retome la figura del testamento ológrafo de la forma en que se está planteando. Estoy convencida de que en tiempos como los que corren las certezas son necesarias, por lo que vale la pena brindarlas. Los inconvenientes de no hacerlo son mayores que los beneficios. Así que estoy completamente en contra de esta iniciativa que se presentó.

Aunque estoy segura de que se presentó con la mejor intención para facilitar el proceso para las familias durante estos tiempos de pandemia, pero me parece que no abona en la construcción de una cultura de certeza y de prevención.

Hacer un testamento es un acto que requiere de la presencia de un fedatario calificado e imparcial, precisamente porque es la manera más eficiente, transparente y confiable de hacerlo.

Por ello se está trabajando también, y ustedes lo conocen, en una iniciativa de reforma al artículo 116 constitucional, para armonizar y homologar el acceso a la función notarial en los estados, así como otros aspectos de esta importante labor, a efecto de generar uniformidad y asegurar que existan las condiciones para un desempeño imparcial, colegiado, calificado, autónomo e independiente, poniendo un piso parejo para su acceso y ejercicio en beneficio de la sociedad.

La campaña nacional Septiembre, Mes del Testamento, representa una gran oportunidad para hacer un testamento de manera económica, eficiente y con la legitimidad que solo puede otorgar un fedatario público. Además, hacerlo durante la pandemia representa un acto de responsabilidad y prevención que debe distinguir a la Nueva Normalidad.

Hacer un testamento es heredar tranquilidad, es sinónimo de responsabilidad cívica; hacer un testamento es un acto fundamental para resguardar la certidumbre de nuestros actos.

En estos tiempos difíciles, a las y los ciudadanos les corresponde construir una nueva cultura cívica basada en el orden y la legalidad, como camino para la construcción de la paz en nuestro país.

Por ello, evitemos heredar problemas y en cambio dejemos a nuestros seres queridos tranquilidad, paz y certeza. En tiempo de incertidumbre sanitaria es necesario brindar certidumbre patrimonial.

Muchas gracias.


Reacciones