Palabras del secretario de Gobernación durante el acuerdo para garantizar el trasvase de agua entre Nuevo León y Tamaulipas - NTCD Noticias
Lunes 06 de febrero de 2023

Inicio

-

Nacional

-

Palabras del secretario de Gobernación durante el acuerdo para garantizar el trasvase de agua entre Nuevo León y Tamaulipas

Palabras del secretario de Gobernación durante el acuerdo para garantizar el trasvase de agua entre Nuevo León y Tamaulipas

Palabras del secretario de Gobernación durante el acuerdo para garantizar el trasvase de agua entre Nuevo León y Tamaulipas

_ Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes. Pues casi no vengo preparado con un discurso, pero antes que nada yo quiero saludar, agradecer y reconocer a nuestro amigo el señor gobernador constitucional del estado de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya.

Hace un rato, hace un rato les dije que lamentablemente, no va a poder ser el mejor gobernador en la historia de Tamaulipas, porque el mejor gobernador en la historia de Tamaulipas, pues lo está guiando desde allá arriba.

Y lo digo a modo de anécdota, por ahí de septiembre del año pasado ya tenía como una semana, más o menos, de estar en el cargo de secretario de Gobernación y el presidente me llamó para hablar algo relacionado con el tema del agua en Tabasco. Por supuesto que no era la escasez de agua, sino ahí nos quejamos de la abundancia del agua.

Y me dice, oye, no has buscado a Américo Villarreal.

Pero no, pues si no me ha dado tiempo, si apenas llevo unos días aquí.

Y me dice, Américo va a ser gobernador en Tamaulipas.

Pero lo que no se me va a olvidar nunca, me dijo, es que el hoy presidente tenía como una semana en su cargo de director general del Instituto Nacional Indigenista en Tabasco, y acompañó al entonces gobernador del estado, Leandro Rovirosa Wade, y ahí conoció al papá del hoy gobernador.

Y que el papá del hoy gobernador, fue quien les dio la idea de hacer algo que en Tabasco hasta ahora rinde frutos, que son los camellones chontales.

Fue una idea de hacer unos camellones, que son como unas chinampas, estilo las de Xochimilco, pero estas tropicalizadas, donde a base de relleno se condujo el agua y se aprovecha las partes altas para el cultivo.

Y me dijo, es que el papá fue uno, sino el más grande de los ingenieros hidráulicos de este país y lo dijo delante del ingeniero Rovirosa, que se preciaba de ser en aquella época, quién más conocía del agua.

Esa, así supe yo de Américo y de la historia familiar y hoy es para mí, verdaderamente un orgullo estar aquí acompañándolo, acompañándoles a todos y a cada uno de ustedes, porque hoy es un día histórico.

Miren, esta jornada tiene, tendrá dos referentes: es histórico, porque nunca antes un gobierno federal había entendido la importancia del agua en la vida cotidiana, no es que si podemos tener más o podemos tener menos. La Cuarta Transformación del país significa que haya una nueva cultura de aprovechamiento, de uso, de la explotación racional del agua potable.

Mao Tse Tung se preciaba de decir que las batallas de la humanidad o la gran batalla de la humanidad, iba a ser la batalla por el agua y les estoy hablando de hace 70 u 80 años, ya hablaba una gente como Mao de ello.

Y a veces, pues es difícil comprender, yo confieso que pues para un hombre del trópico, donde les digo que abunda el agua. Cuando un día me llama el presidente y me dice, busca al ingeniero Germán Martínez, porque tenemos un problema de escasez de agua potable en Nuevo León, en Monterrey específicamente.

Pues me pasé como dos o tres días, recibiendo clases de por qué se estaba o por qué escaseaba el agua para consumo humano en la zona metropolitana de Monterrey y fue el primero que me habló de esto, que es como un acordeón, pero, y lo digo con todo respeto, pues es un homenaje a la burocracia que tanto han lastrado a este país, este es el acuerdo para que con la aprobación y apoyo de la Comisión Nacional del Agua, toman el gobierno del estado de Nuevo León y el gobierno del estado de Tamaulipas está muy bonito, muy bien redactado, nada más que, pues es imposible de realizar.

Y cuando no se tenía la voluntad para llevarlo a cabo, pues era todavía más imposible y aquí, yo reconozco a Américo Villarreal que aún no era gobernador formalmente en funciones y ya andaba dando vueltas con su acordeoncito y es que ustedes tienen que cumplir porque ya anunciaron que van a construir El Cuchillo II.

Y hay que reconocer la visión del presidente de la República, del licenciado Andrés Manuel López Obrador, ahora que veníamos en el avión, hacíamos cuentas con el ingeniero Germán Martínez y fíjense todo mundo dice ¡Ah!, es que el presidente López Obrador nada más fue a invertir en el sureste.

Y miren en Jalisco, la empresa el Zapotillo, en Sinaloa si mal no recuerdo son dos presas, El cuchillo, Santa María y Picachos, en Nayarit es una, en Nuevo León aunque el arquitecto no lo quiera reconocer es la presa Libertad, de entrada, y es el acueducto El Cuchillo II, en Sonora hay otra, en Sonora se va a hacer realidad, no un sueño porque era una obligación del Estado, saben ustedes que ocho comunidades yaquis de este país que están en el abandono, no tienen agua potable, ya se está construyendo ahora un sistema para que en Baja California Sur una desalinizadora en los Cabos, en Sonora, otra desalinizadora un poco más pequeña, estamos hablando en números redondos de una inversión de casi 100 mil millones de pesos en cuatro años.

Y aquí asumo el compromiso del gobierno federal de que a más tardar en el 2024 se iniciará la construcción del colector de aguas perimetrales para ahora sí empezar a cumplir, y bueno, yo quiero agradecer la presencia de los diputados federales por Tamaulipas, Ana Laura Huerta Valdovinos, muchas gracias, de Olga Juliana Elizondo Guerra, que aquí nos acompaña, de Juan González Lima, muchas gracias Juan, de Elba Agustina Vigil Hernández, de Blanca Araceli Narro Panameño, muchas gracias.

Y de manera especial a quién va a ser posible que haya los recursos para que inicie esa obra en el 2024, al presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Gerardo González que, si bien hay que reconocer a todos los diputados federales su apoyo, hay que reconocer -ahí voy-, es que ellas tienen otra mención, -no acaben con mi historia-, miren, es de admirar el talento, la dedicación, la entrega de Erasmo, no es fácil conducir los trabajos de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, cuando hay incluso una mayoría legislativa, escasa.

Apenas son 271, ¿no? los integrantes y lucha uno no nada más contra los opositores, sino también a que nuestros compañeros diputados entiendan que a veces es imposible satisfacer todas las necesidades en un presupuesto público y eso yo se lo reconozco a Erasmo, me tocó incluso estar pendiente cuando menos un fin de semana de no dormir porque oye que quieren cambiarle esto, que a los pasaportes hay que ponerle otra comisión, y él defendió como nadie este presupuesto y así lo va a hacer para que se le cumpla a Tamaulipas.

Y bueno, aprovecho, voy a cambiar un poco la historia porque me reclaman que no, menciono a las diputadas Ana Ayala y Andrea Chávez.

¿Pero les voy a contar algo? Ellas dos junto con Amairany Peña de Sonora y Mario Llergo, de Tabasco, me acompañaron la primera vez que fuimos a Monterrey. Y yo no sé dónde lo supieron, pero como dijimos que había la posibilidad de iniciar la construcción de un acueducto, El Cuchillo II, para que no faltase agua a Monterrey, me dijeron oiga, oiga secretario, me dijo una de Chihuahua, tienen que cumplir porque hay un acuerdo de trasvase, yo ni sabía que eso existía.

Bueno quienes primero lo dijeron y yo les agradezco que nos acompañen hoy aquí también, ya vieron que no se me olvidaba que era parte de una historia. Y desde luego que yo aprovecho aquí para reconocer y para agradecer, la paciencia, la prudencia, la disposición de don Óscar Santos y Fuentes, de Felipe (inaudible) Vega, de Rogelio Villaseñor Jiménez, que son integrantes del distrito de riego 26. Muchas gracias de verdad, porque sin ustedes y su disposición esto no hubiese sido posible.

No son nada más. ¿A dónde está? Pues es que no me la presumieron, pues aquí están los de la ribereña. No nada más son grandes productores de alimentos, ustedes nos han enseñado lo que es la cultura del aprovechamiento del agua, imagínense.

Según este papelito, tenían derecho a un poco más de 400 millones de litros de agua y trabajaron con el ingeniero Germán Martínez y con todo el equipo profesional de la Conagua y hemos convenido que después de dos años finalmente va a haber trasvase entre Nuevo León y Tamaulipas, que será de una cantidad que va del orden de los 200 millones de litros o de metros cúbicos, millones de metros cúbicos, disculpen que no tenga yo la formación técnica del ingeniero Martínez entiendan que, pues ya es un esfuerzo enorme haber leído este mamotreto como para qué.

Y decirles, que es verdaderamente, bueno, es nuestra tarea. Cuando empezamos a ver el problema del agua en Monterrey, el presidente nos instruyó, a que hiciéramos, que diéramos muestra de habilidad política. Que el ingeniero Germán se iba a encargar de la parte técnica, pero que nosotros teníamos que coadyuvar para que, pues no se desataran las pasiones y no empezáramos a disputarnos entre hermanos por los litros de agua.

Y pues lo hicimos, fueron casi tres meses de mucho trabajo, trabajo al final de armonizar los legítimos intereses de los neoleoneses y los tamaulipecos. Y yo aquí quiero reconocer aún en ausencia física, porque andaba en otras actividades el gobernador del estado de Nuevo León. Porque si Américo hizo, como dije su parte, y defendió los intereses de Tamaulipas, pues Samuel hizo lo propio en el estado de Nuevo León.

Y hoy aquí nos acompaña el director general del instituto, es el Sistema de Agua Potable de Monterrey, el arquitecto Juan Ignacio Barragán. Y ellos hicieron posible que lo que hoy se está presentando, pues sea ya una realidad.

Yo agradezco la presencia de todos y cada uno de ustedes, nunca había estado en este edificio. Yo decía que era colonial, y ahora que terminó su intervención el arquitecto Barragán, le pregunté, “oiga arquitecto, ¿qué estilo de arquitectura es esto?”, que hago un paréntesis, ya sé que se llevaron hasta el domo.

Tiene que reponer el domo que aquellos se llevaron, y poner a la hora el reloj de la catedral que data de 1896, la hermosa catedral de Ciudad Victoria, aunque desde 1960, más o menos, es que ya se llama Catedral del Sagrado Corazón de Jesús, según me platican. Pero ya me dijo, “no, yo creo que como en un mes vamos a empezar a colocar el domo del Palacio”.

Y entonces le pregunté “oiga arquitecto, dígame qué tipo de arquitectura es esto, ¿es clásica, es colonial? Porque yo presumía hace rato, que conozco algunos palacios de gobierno de las islas tropicales, el de Jamaica en Kingston, el de las Islas Británicas. Y ahora me acordaba, y se los voy a platicar también, en Cartagena hay un edificio precioso que ahora se llama Hotel Santa Teresa, está en la parte amurallada de la ciudad.

Ese hotel, pues fue durante 80 años el edificio sede del gobierno del estado de Cartagena, y es prácticamente igual a esto, lo único que no tiene es la fuente. Entonces le pregunté al arquitecto, “oiga esto es colonial tropical, ¿o qué cosa? No, ya me enseñó que esto se llama art déco. Ya voy a investigar, a ver qué cosa significa eso, pero cuando menos ya me aprendí el nombre.

Y en serio me da mucho gusto estar aquí. A mí Ciudad Victoria me trae muchísimos recuerdos, porque aquí me tocó, cuando lo que hoy es el movimiento que está transformando al país, me tocó venir a organizar las asambleas constitutivas y nos costó muchísimo trabajo. Luchábamos contra una verdadera mafia, que afortunadamente para Tamaulipas y para los tamaulipecos, ya se fueron de aquí.

Los ciudadanos de Tamaulipas le dieron su confianza a Américo Villarreal. Y yo estoy seguro, y para nosotros es un orgullo decirlo, que Américo Villarreal le va a cumplir a Tamaulipas. Muchas gracias a todas y a todos.

Reacciones