Palabras del secretario de Gobernación en el Congreso del Estado de Nuevo León, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad - NTCD Noticias
Sábado 03 de diciembre de 2022

Inicio

-

Nacional

-

Palabras del secretario de Gobernación en el Congreso del Estado de Nuevo León, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad

Palabras del secretario de Gobernación en el Congreso del Estado de Nuevo León, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad

Palabras del secretario de Gobernación en el Congreso del Estado de Nuevo León, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad

_ Muy buenas tardes, a todas y a todos ustedes, señoras legisladoras, señores legisladores. Muchas gracias por la oportunidad de estar aquí en el Pleno del Congreso de Nuevo León.

Esta es una etapa distinta, una etapa nueva, pues en la vida política del país, en el pasado reciente, las cosas se hacían de otra manera, y nosotros creemos que no se valoraba el papel institucional que juegan los congresos locales, que son pues parte importante del Constituyente Permanente.

Todos sabemos que para que una reforma constitucional, sea plenamente vigente, válida, pues se requiere de la participación de las dos Cámaras que integran el Congreso de la Unión.

Y, sobre todo, de la mayoría de los votos de las legislaturas locales, porque estos tres congresos o estas tres Cámaras integran el Constituyente Permanente.

Antes se estilaba, pues que con una llamada de las oficinas de la gran comisión de la Cámara de Diputados o de senadores, o en tiempos recientes, de la Junta de Coordinación Política o en su defecto, con una llamada de alguien en una oficina en la secretaría de Gobernación, pues se daba por aprobada, cualquier reforma constitucional.

Y desde nuestro punto de vista, de entrada, pues es una falta de respeto al orden constitucional, pero sobre todo al papel importante que juegan los legisladores locales. Los legisladores federales, pues representan al pueblo; los senadores de la República a los Estados de la Federación, es esa la explicación del Pacto Federal Mexicano, después de años de disputa entre Repúblicas Centralistas y República o Estado federalista.

Y los legisladores locales, pues representan al pueblo de sus entidades, pero son posiblemente la representación más cercana al ciudadano, y si nosotros ahora, no valoramos esa representatividad que ustedes tienen, pues quedaría trunca la posibilidad de entablar un diálogo franco, de que nos escuchemos todos, que todas las voces sean escuchadas.

Por eso, el presidente de la República nos ha instruido, a que visitemos los congresos locales, que podamos comparecer al Pleno y que se escuche en qué consiste la propuesta o la minuta de esta reforma constitucional.

Y que nosotros escuchemos también las opiniones, los consejos o las preguntas, las interrogantes de los grupos parlamentarios. Entiendo y respeto, que este Congreso haya tomado la decisión de no participar o de que no iban a participar, a nombre de los grupos parlamentarios, ningún legislador.

Yo dejo abierta, la mano extendida, para que el día que ustedes lo consideran cuántas veces ustedes lo consideren, nosotros siempre vamos a estar allí para escucharles, respetando desde luego, las diferencias.

Un país como el nuestro, pues no puede haber uniformidad, ni de criterios, ni de posiciones políticas, lo importante y lo verdaderamente trascendente, pues es construir desde las diferencias, porque eso es lo que a la gente en la calle le interesa.

Hoy hay un grave problema de inseguridad de muchas partes del país, pero no lo vamos a solucionar nada más con el discurso que confronta o con la posición política que no sea capaz de acordar en lo particular y construir en lo general. Por eso yo, a nombre del presidente de la República y del gobierno federal, expresó la disposición de que este diálogo que hoy inicia, pues pueda mantenerse.

En el momento y en la circunstancia que los legisladores lo requieran. El día de hoy, pues básicamente venimos a plantearles qué es lo que contiene la iniciativa de reforma por la cual se modifica el artículo 5º transitorio del decreto que dio origen a la creación de la Guardia Nacional de marzo del 2019.

Se trató de una reforma constitucional que sentaba las bases para que pudiésemos consolidar una política de combate a la inseguridad, un plan nacional de seguridad, partiendo también de que la política de seguridad del gobierno federal es radicalmente distinta a las que se habían intentado ejecutar en el pasado. Primero, porque esta política de seguridad está diseñada y pensada para ir a combatir las causas y no los efectos, para que haya verdaderamente atención desde lo social a lo que ha venido causando la inseguridad, porque ninguno de nosotros seguramente cree que la inseguridad se dio por generación espontánea o porque es un asunto de policías y delincuentes.

¿No? Es mucho más profundo, es la dolorosa realidad de la desigualdad que hay en el país, y ahí es donde podemos encontrar verdaderamente las causas, en el abandono de amplios sectores de la población, en el abandono de nuestros jóvenes que de repente se vieron sin esperanzas. De repente, la máxima aspiración de esos jóvenes era tener una motocicleta para servir de halcones o de correos del crimen organizado.

Y hoy hay una política social que incluye a los jóvenes. Hay programas sociales como el de ‘Jóvenes construyendo el futuro’ que incorporan a varios millones de jóvenes mexicanos a la posibilidad, primero los capacitan y después los incorporan a la vida productiva, éste es un programa social como nunca antes se había visto en la historia del país. Pero como todo, las etapas de transformación, pues lleva un tiempo de consolidación.

Hoy a nivel nacional sí han venido reduciéndose los índices delincuenciales, probablemente podemos equivocarnos en algún momento, pero siempre el objetivo principal es garantizar la seguridad y la paz para todos los mexicanos. Y de norte a sur y de este a oeste, pues es una instrucción del presidente de la República que la política de seguridad se trabaje de manera combinada con los estados y coordinada con estados y con municipios.

Por eso, en todo el país hoy está presente nuestras fuerzas armadas y específicamente la Guardia Nacional, apoyando en tareas de seguridad. Desde luego que tenemos el diagnóstico preciso y sabemos en qué estados o en qué municipios tenemos que ir a ajustar y a reforzar esa estrategia de seguridad.

Yo les diría, con toda honestidad que hay estados donde afortunadamente se mantienen bajos los índices delincuenciales, como Yucatán, como Chiapas, como Baja California Sur, pero hay otros que todavía están muy complicados como Guanajuato, como el estado de México, como Chihuahua, como Michoacán. Y el compromiso del gobierno federal y del presidente de la República es que entre todos podamos ir recuperando la tranquilidad, la paz, esa, pues se construye no en un solo día, y tampoco se construye con por decreto, se necesita la colaboración de todos.

Y de entrada pues felicitar a quienes, en su época, a los legisladores, diputados federales, senadores y a los legisladores locales que dieron vida a la posibilidad de que la Guardia Nacional estuviese prestando tareas de seguridad pública, en principio hasta marzo del 2024.

El diagnóstico, pues es el adecuado, varias circunstancias impiden que el día de hoy estén, se hayan generado las condiciones, por ejemplo, para que regresen las Fuerzas Armadas o los integrantes de la Guardia Nacional a sus cuarteles o a otras tareas que son de su cotidianidad.

La pandemia fue una de ellas, sin que sea un pretexto, lo cierto es que había que tomar una decisión e ir a construir la posibilidad de una reforma constitucional, sin embargo, el día 2 de septiembre de este año la diputada federal, entonces diputada federal del PRI, Yolanda de la Torre que, ahora es presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Durango, presentó una iniciativa que contenía única y exclusivamente una modificación en cuanto al plazo, la reforma de origen hablaba de cinco años, la propuesta hablaba y habla de nueve años.

Una vez yo le pregunté a la diputada De la Torre que ¿por qué había decidido presentar esa iniciativa? y se rió, y me dice, y ¿a poco no sabe? que políticamente es lo más conveniente; porque se alzaban voces que decían, y ¿cuál es la prisa? esperemos hasta el 2024 para explorar la modificación a la Constitución.

Pero tiene razón Yolanda, 2024 pues hubiera sido imposible construir una mayoría legislativa, una mayoría calificada, ¿por qué? pues porque el país iba a estar inmerso en pleno proceso electoral, se renueva la totalidad del Congreso de la Unión, diputados federales y senadores, nueve gubernaturas, creo que el 65 por ciento de los congresos locales y un número similar de ayuntamientos o de regidores y si a esto le sumamos que estaremos ya a tres meses en marzo de ‘24, de elegir al próximo presidente de la República, pues hubiese sido realmente imposible construir una mayoría constitucional.

Ahora, claro que la construimos, claro que hicimos un acuerdo en términos políticos con el Partido Revolucionario Institucional, con su dirigencia y con sus legisladores, decir que no hay un acuerdo político, pues sería engañarnos y nosotros siempre, por convicción y porque así deben de hacerse las cosas, pues preferimos hablarles con toda sinceridad.

No, no fue fácil construir el acuerdo, primero en la Cámara de Diputados y después hubo que ir a construirlos a la Cámara de Senadores, porque ahí la situación política al interior de los grupos parlamentarios, pues era otra, y, sin embargo, con la participación de nueve senadores del Partido Revolucionario Institucional y dos senadores del Partido de la Revolución Democrática, pues fue posible construir el acuerdo.

¿Cuáles fueron los términos del acuerdo? Bueno, pues que ellos propusieron que se hiciera una serie de adendas a la minuta original o a la iniciativa original. En algunas, pues se introducen elementos nuevos, en otros se reafirma, alguno que ya existía en el 7º transitorio del decreto que dio origen a la creación de la Guardia o algunos que existen en el artículo 21 de la Constitución.

Primero, bueno, pues establece la manera en que debe hacerse el actuar de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y toma la definición que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya había hecho con anterioridad.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien a la vez había tomado de alguna manera las consideraciones que la Corte Interamericana de Derechos Humanos había hecho en dos o tres casos en específico, pues ahora legislador define, dice que la participación deberá de ser extraordinaria, de tal manera que se acredite la absoluta necesidad que sea temporal y solicitada de forma expresa y justificada por la autoridad civil.

Segunda, que deba ser regulada, para que cumpla con un estricto apego al orden jurídico previsto en la Constitución que deba de ser fiscalizada de manera que exista la constante revisión o supervisión del funcionamiento institucional a través de la rendición de cuentas y que sea subordinada y complementaria. De forma tal que las labores de apoyo que la Fuerza Armada preste a las instituciones de seguridad pública, solamente puedan realizarse en su auxilio o complemento y se encuentran fundadas y motivadas.

En realidad, pues el Estado de Derecho mexicano se funda en eso, en de que para que intervengan las Fuerzas Armadas, pues tiene que haber una solicitud, este, de la autoridad civil correspondiente. Porque, además, no se nos olvide, primero, que los 32 Estados de la Federación, pues integran o se integran bajo un Pacto Federal, que es lo que da origen al Estado Moderno Mexicano.

Y que, en eso, el respeto del Pacto federal, pues siempre va a haber una subordinación a quienes fueron legalmente electos, esos son las autoridades civiles de este país, desde presidentes municipales, gobernadores o presidente de la República. Entonces, pues es un reconocimiento tácito al Estado, al Pacto Federal y al Estado de Derecho que nos rige.

Pero los legisladores, los senadores fueron más allá y propusieron un párrafo, que nosotros creemos que es posiblemente el párrafo más importante, y si me lo permiten, lo voy a leer, dice: “La Fuerza Armada permanente realizará las tareas de seguridad pública con su organización y medios, y deberá capacitarse en la doctrina policial civil, establecida en el artículo 21 de la Constitución”.

Meses antes hubo una reforma, a lo que se conoce como Leyes Secundarias, se modificaron la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la Ley de las Fuerzas Armadas, la Ley de Ascensos de las Fuerzas Armadas Mexicanas. Y por esta reforma, la Secretaría de Defensa Nacional, que es un Órgano administrativo del Estado mexicano, dispone ahora de tres elementos, disponía de dos.

El primero, el Ejército mexicano; el segundo, la Fuerza Aérea Mexicana y la Sedena se organizaba con esos elementos con sus propios medios; ahora, ya hay tercero, que la Guardia Nacional forma parte, pues, la Guardia Nacional de la Secretaría de la Defensa Nacional, está bajo su tutela administrativa y operativa.

Y cuando el legislador habla, de que por su propia organización y medios prestarán las tareas de seguridad pública, pues se refiere precisamente a ello, que ya hay una Secretaría de Defensa, perfectamente organizada y articulada, que se valida constitucionalmente el actuar de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

Y habla de, con sus propios medios, cuáles son los medios, pues los recursos financieros, administrativos, humanos de que dispone la Secretaría de la Defensa Nacional. Esto es, pues, ya el reconocer el actuar constitucional de las Fuerzas Armadas, en este caso de la Fuerza Armada permanente, que está integrada por el Ejército mexicano o por la Secretaría de la Defensa Nacional y la Marina Armada de México son los dos entes que representan la Fuerza Armada permanente.

Entonces, pues ahí está ya validado y le agregan, no menos importante, por ejemplo, el reconocimiento a que las tareas de seguridad deban de ser prestadas, siguiendo estrictamente los protocolos que en materia de derechos humanos señala la Constitución y se le adicionan los que sean producto de Tratados Internacionales reconocidos o firmados por el Estado mexicano y siempre y cuando no contravengan a la Constitución.

Y se adiciona también el hecho de que tienen que respetarse los derechos de los pueblos originarios, de las comunidades indígenas y afroamericanos. Y adicionalmente a eso, pues también enumeran todo un método de trabajo, lo cierto es que pues nadie quiere que las Fuerzas Armadas se queden permanentemente prestando las tareas de seguridad pública.

Por qué, porque la tradición de este país jurídica, política, administrativa, pues es de que tengamos policías municipales y policías estatales que estén a la altura de las circunstancias.

Sucede que ahora, pues, ha sido verdaderamente complicado, en parte, porque en muchos de los municipios del país, no existen fuerzas de seguridad pública o direcciones o elementos de seguridad pública municipal. ¡Y por qué no existe? Pues, porque para hablarles con la verdad, pues hay muchos que pactaron con las organizaciones criminales a cambio de financiamiento y que entonces cuando ganaron y asumieron el encargo, pues se entregaron simple y sencillamente la plaza como pago de favores o como pago del financiamiento que les hubieran prestado.

Y hay otro municipio donde, pues simple y sencillamente por temor, la autoridad municipal prefiere hacerse a un lado, y hay municipios donde está hasta cerradas las oficinas de la policía municipal y entonces la policía municipal que debiera de ser la fuerza de seguridad pública más cercana al ciudadano, en la inmediatez que te da la cercanía física, pues te permita actuar de mejor manera.

Pues se ha venido perdiendo, a tal grado se ha venido perdiendo, que por ejemplo, en la reforma del 2019 se imponía la obligación a municipios, a estados y a la federación de elaborar un reporte técnico que sea presentada al Sistema Ejecutivo del Secretariado de Seguridad Pública y pudieran destinarse recursos, o podrían evaluarse las estrategias para el combate a la inseguridad, resulta, y ahí regresó a las pandemias, so pretexto de la pandemia de los estados que estaban obligados a presentar un reporte en el 2020, solamente un estado y lo presentó, en el 2021, pues nada más ocho estados pudieron presentarlo.

En el 2022 parece que el reporte que se debe de presentar en diciembre va a estar mejor integrada, pero ningún municipio ni uno sólo presentó el reporte al que estaban obligados, y digo estaban obligados porque en ese sentido la disposición constitucional, pues es laxa y no todo se resuelve con un escrito donde pida dinero porque ha sido uno de los grandes problemas también del país.

Se dejó de fortalecer a nuestras policías, porque el dinero se utilizaba para otras cosas y fueron pingues los negocios que se hicieron con la renta de patrullas, con la compra de uniformes, con la compra de armamento, con la construcción de los C1, C2, C3, C4, C5, ya no sé ni en que el número vayan ahora, pero que solamente sirvieron para prolongar la corrupción en demérito de nuestras instituciones civiles, la policía municipal y las policías estatales.

Ahora de lo que se trata con esta reforma, primero desde ahora sí obligar a estados y municipios a que presenten el informe y ese informe, que ahora será semestral y que la base de todo ello será una comisión bicameral de la Cámara de Diputados y senadores, sea la de irse integrando, policías civiles capacitando, organizando municipales estatales que paulatinamente nos permita ir sustituyendo a la Guardia Nacional o a las Fuerzas Armadas en esas tareas y éstas regresen a sus actividades cotidianas.

¿Que no va a ser fácil? Pues no va a ser fácil, que no es un ejercicio que vayamos a poder hacer una semana, pues también es cierto, mínimamente para que una policía municipal se pueda reclutar, se pueda organizarse, pueda capacitar, se pueda pasar el examen de control de confianza, pues se requiere un tiempo mínimo de dos años, nada más el que pueda ser integrados en un curso de formación policial de carácter civil que es lo que el artículo 21 constitucional señala, pues lleva mínimo un año y se tienen que hacer en las universidades de policía o las escuelas o los colegios policías de los estados, porque ningún municipio dispone de un colegio de policía.

El examen de control de confianza para una corporación municipal de 50 elementos nos toma entre tres y cuatro meses para que se les pueda realizar a todos, entonces, pues es una tarea complicada, recursos para ir fortaleciendo las policías municipales y estatales los va a haber porque afortunadamente ya los legisladores locales acaban de aprobar una reforma a la Ley de Instituciones de Crédito.

El decreto habla de la creación de un fondo que será permanente para apoyar a estados y municipios con la reforma que ahora se aprobó, se puede disponer de varios miles de millones de pesos que están en cuentas congeladas o bloqueadas, que la Unidad de Inteligencia Financiera, la Procuraduría Fiscal o la Comisión Nacional Bancaria y de Valores tienen detectadas como producto de actividades ilícitas, básicamente dedicadas a la extorsión, a la extorsión telefónica, y al narcotráfico.

Al día de hoy ascienden un poco más de 27 mil millones de pesos. Será seguramente hacia mediados del año próximo, que ya se puedan disponer de estos recursos y con eso se cree el fondo permanente.

¿Cómo se van a disponer los recursos? Pues por un procedimiento muy expedito, el recurso, que está congelado se va a transferir a la tesorería de la federación, y ésta lo va a repartir entre el 45 por ciento para las Fuerzas Armadas, para que lo inviertan en tareas de seguridad pública, el 35 por ciento para los estados, y el resto para los municipios, pero sin exclusiones, porque antes se hablaba de que los fondos de carácter municipal, quienes podían acceder eran única y exclusivamente los municipios que no hubieran podido avanzar en tareas de seguridad pública.

Entonces, pues muchos municipios que se habían aplicado, decían, no pues en (inaudible), yo le invierto a mí policía, yo le invierto a capacitación y no tenemos ninguna contraprestación. Ahora sí va a haber reglas, previamente determinadas para que esta partición, digamos, pueda hacerse en los términos que se han propuesto.

En suma, pues eso es lo que lo que contiene la iniciativa de reforma al artículo 5º transitorio de la Constitución. Es una nueva oportunidad que el Estado mexicano se da para ganarle la batalla a la inseguridad. Nadie, incluso quienes tienen ideología distinta a la nuestra, o a las de ustedes, pues quieren que le vaya mal a México.

Sí a veces, pues por posición política, hablamos de militarización, hablamos de algunos otros conceptos que nosotros podemos no compartir y que respetamos, pero en el fondo, pues el 80 por ciento incluso de los mexicanos, 83 por ciento de los mexicanos están de acuerdo a que nuestras Fuerzas Armadas presten tareas en seguridad pública.

En algunos estados o municipios, incluso, se ve como el último recurso. Hay presidentes municipales o gobernadores que nos decimos, bueno, pues ya no tengo de otra, tenemos que pedir y reforzar la tarea de seguridad pública con nuestras Fuerzas Armadas. Y si algo tienen las Fuerzas Armadas, es que han dado muestra de lealtad, de institucionalidad, de que son un ejército diseñado para la paz. Hace más de un siglo que las fuerzas armadas mexicanas no intervienen en un conflicto bélico.

La última intervención fue la del Escuadrón 201 en la Segunda Guerra Mundial, después de eso no hemos tenido ningún conflicto bélico ni con los vecinos del norte, ni con los vecinos del sur, ni con Guatemala, Belice, mucho menos con los Estados Unidos de América, y no hemos participado ni siquiera como coadyuvancia en conflictos bélicos ni en el Continente Americano ni en los otros continentes.

El Ejército mexicano es un ejército, como les digo, de paz, que cuenta con un civil como comandante supremo de las fuerzas armadas. Y que el Ejército mexicano, nuestras fuerzas armadas, pues ya han venido también evolucionando, ya las oscuras noches de la represión, o de Tlatelolco, del Jueves de Corpus, o la represión a mineros, a electricistas, a ferrocarrileros, a profesores, agricultores, a campesinos e indígenas, afortunadamente ya han quedado atrás. Ahora hay unas Fuerzas Armadas respetuosas de los derechos humanos de todos.

Entonces, pues es la oportunidad para que la institución más leal que tiene el estado mexicano, que es nuestras fuerzas armadas, coadyuven para recuperar la paz, y entonces sí, se haga realidad aquel sueño que seguramente todos tenemos, de que nuestros hijos puedan ir libremente a la escuela o caminar por el parque, y que las mujeres que trabajan, cuando van de regreso a casa no anden con el temor de ser asaltadas en el microbús, en el autobús, en el transporte público o en el camino hacia su casa.

Que se termine la oscura noche de secuestro, de extorsión, que afortunadamente ha venido a la baja en términos generales en el país, pero que todavía nos falta y tiene que ser una tarea, como debe de ser, el garantizar la seguridad de una tarea comprometida entre quien se encarga de prevenir el delito, que es los que prestan las tareas o los que realizan tareas de seguridad pública, lo que se encargan de procurar justicia, que ahora corre a cargo de las fiscalías o de las procuradurías que todo el país ya tienen autonomía jurídica y la última parte, que es la impartición de justicia que está a cargo de los poderes judiciales de los Estados o de la Federación.

Que también eso es un logro, se ha construido una autonomía del Poder Judicial, a lo mejor falta todavía un largo trecho, de irlo perfeccionando y modernizando todo el país, pero ya hay una autonomía del poder judicial.

Pues eso es básicamente lo que ello venía comentarles de eso, en eso consiste la reforma constitucional y repito, aún en la más profunda de las diferencias, tienen todo el respeto del gobierno federal y la total disposición de escucharnos y de entre todos construir, como lo pudimos hacer el Gobierno federal, las fracciones que integran la coalición que ganó la presidencia de la República y lo construimos con el Partido Revolucionario Institucional y eso hay que reconocerlo.

Como les dije, pues se hace ya de cara a los ciudadanos y hablándoles con la verdad y yo, no pierdo la esperanza de regresar y que cuando regresemos a presentarles la reforma constitucional en materia electoral, que además que sea la que podamos construir para bien de los mexicanos, pues podamos escucharnos y podamos intercambiar puntos de vista, y ya, sí nos alcanza el tiempo, pues a lo mejor podemos platicar de una reforma constitucional en materia de servicio eléctrico.

El país está pues, para construir acuerdos que le den viabilidad, que le den gobernabilidad, por eso yo termino agradeciéndole a los legisladores federales el que haya podido construir esa mayoría constitucional, si ustedes me lo permiten, terminaría leyendo los nombres de los legisladores federales, por lo cual los diputados federales y senadores, que hicieron posible con su voto esta reforma.

Mauricio Cantú González, de Morena; Olga Leticia Chávez Rojas, de Morena; Karla Estrella Díaz García, de Morena; Berenice Martínez Díaz, de Morena; María de Jesús Aguirre Maldonado, que aquí está Berenice.

Del PRI Karina Marlen Barrón Perales, del PRI; Andrés Mauricio Cantú Ramírez, del PRI; Juan Francisco Espinoza Eguia, del PRI; José Luis Garza Ochoa, del PRI; Idelfonso Guajardo Villarreal, del PRI; Marcela Guerra Castillo, del PRI; Alberto Anaya Gutiérrez, del PT y de los senadores, pues solamente hay un representante por Nuevo León y aunque es de lista, que es Napoleón Gómez Urrutia, que a todos ellos y a todos ellos nuestro reconocimiento y nuestro agradecimiento y sobre todo el reconocer que más allá de las diferencias ideológicas antepusieron el interés superior de la nación, y que esta reforma, pues es por México y por la construcción de un México mejor, muchas gracias a todas y a todos ustedes.

Reacciones