Palabras secretario de Gobernación en diálogo con diputadas y diputados, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad - NTCD Noticias
Sábado 03 de diciembre de 2022

Inicio

-

Nacional

-

Palabras secretario de Gobernación en diálogo con diputadas y diputados, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad

Palabras secretario de Gobernación en diálogo con diputadas y diputados, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad

Palabras secretario de Gobernación en diálogo con diputadas y diputados, en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad

_ Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, (AALH): No, como crees. Si ya lo dije, que con esta vocecita yo no puedo ser duro.

Muy buenos días tengan todas y todos ustedes. Muchas gracias por la invitación, a Nacho, al profe Anaya, a Carlos Fuentes, para estar aquí esta mañana.

Ahora recordábamos con el presidente Correa, porque presumía Gerardo Fernández Noroña, que el PT ha sido el único partido que ha postulado tres veces a la presidencia de la República al hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y me tocó presumirle que a mí el PT me postuló a diputado local, a diputado federal, a senador y a gobernador. Y una que, y una que no me quiero ni acordar, porque pues nadie quería en aquellas épocas ser candidato de la oposición, y menos a lo que oliera a PRD o PT en Tabasco, y me postularon también a la presidencia municipal de centro, muchas gracias, profe.

Y agradecerle mucho a nuestro amigo y compañero, Carlos Fuentes. Muchas Gracias, Carlos.

Y desde luego, a Nacho Mier, ya prometo que no voy a volver a decir lo que el otro día dije, cuando hubo alguna arenga, porque salimos regañados. Y a todos y a cada uno de ustedes, muchas gracias por estar aquí.

Fíjense que ayer, cuando le comenté al presidente que me habían invitado a estar aquí en un día, pues crucial, me dijo: “pues ya que vas, platícales la anécdota que me contaste”. Le digo, ¿cuál? “La de la niña que creía en los militares”. Y bueno, pues voy a compartírselas.

Resulta que, en los días que se estaba votando en el Senado, creo que un día antes de que se discutiera la minuta que ustedes habían enviado, fui a comer a un restaurante con un grupo de amigos, y a la salida, mientras llovía, a mí me llamó la atención que una señora que estaba con su hija en la mesa de a lado, pues coincidió a la salida con nosotros.

Y en una mesa, a la pasada de lado derecho, alguna señora medio gritó, eso de “abajo la 4T”. Yo me quedé callado, seguí mi camino, y en la puerta del restaurante, mientras llovía, era un aguacero, me dice la señora “Oiga, qué bien que se tomó la decisión de que los militares­ -no me dijo que los militares— que los soldados, ayuden en las tareas de seguridad pública”. Yo todavía la corregí, y le dije “bueno, señora, no se ha tomado la decisión, está por votarse en el Senado, ya fue aprobada en la Cámara de Diputados”.

Y me dice “mire, usted a lo mejor allá en Tabasco no siente lo que nosotros vivimos, pero yo que soy del norte, sí sé lo que es la inseguridad, sí sé lo que es hablar de desaparecidos, de desaparecidas, y sé lo que significa que los soldados –me volvió a decir— apoyen totalmente en las fuerzas, en las tareas de seguridad pública”.

Y yo me sonreí, volteé a ver a la niña y le digo “¿Y tú? ¿Qué opinas?”, y me dice, la niña tendría once, doce años, me dice “lo mismo que mi mamá”. Y le digo, “¿pero por qué opinas eso?”, y me dice “porque yo lo quiero así”, me dice. Pues en esa palabra, encierra todo.

Y el presidente me pidió que yo se las platicara, porque dice: “Es una frase que suena dura, autoritaria, es mejor que la platiques en el contexto de lo que sucedió. Porque al rato van a poner en boca tuya o en boca mía, los que no nos quieren, que somos unos autoritarios, y que por nuestros pantalones, los militares tienen que permanecer ayudando en las tareas de seguridad pública”.

Lo cierto es que la decisión que ustedes van a tomar o a reafirmar el día de hoy, pues llega en un momento crucial para el país. Ya hemos hablado de cómo fallaron reiteradamente las estrategias que se utilizaron para garantizar la seguridad de los mexicanos.

Y creo que no es ya el momento de echarnos culpas, de voltear a ver si hubo o no desidia de los que antecedieron en los diversos cargos para abandonar una obligación que tenían, constitucional.

Si hubo o no desidia de los que antecedieron en diversos cargos para abandonar una obligación que tenían constitucional y a quienes hemos tenido la oportunidad de ser gobernadores o presidentes municipales, y aquí hay muchos que yo estoy seguro que en un futuro no muy lejano tendrán también esa oportunidad de presidir los ayuntamientos o de gobernar los estados, y muchas también, pues en honor a la verdad, a veces nos íbamos por la cómoda. Y entonces, mejor decíamos: sí que pasen los militares, que pasen los marinos y que nos ayuden. Pero ese “nos ayuden” era demasiado laxo, y acabábamos confiando en ellos.

Pero, era mucho más complicado cuando se ejercía el cargo de presidente municipal, lo cierto es que desde el municipio y desde los estados fuimos abandonando esa obligación constitucional y ahora nos encontramos con que hizo crisis el sistema y hay muchos municipios en el país que ni siquiera tienen un policía y hay muchísimos más, casi el 40 por ciento que no tiene la mínima, el mínimo equipamiento para prestar las labores.

Y ahora pues lo que ustedes hicieron, y digo ustedes porque a nosotros no se nos olvida y eso es algo que el presidente siempre nos dice, pues hay que ir a buscar acuerdos y a construir consensos. Por qué les digo esto y porque yo, pues prefiero ser honesto con mis amigos, con mis compañeros, compañeras de viaje.

Dos días antes del informe me llamó Nacho y me dijo: “oye quiero platicar contigo”. Y te vine a ver, ¿no?, Nacho.

Y me dice: “estuvimos hablando del formato del informe”. Y yo sentía que me quería comentar algo, pero no sabía qué.

Y al final me pregunta: “oye, ¿y no te han visto nuestros amigos? Ay, Nacho, pues de qué amigos me hablas”.

Y me dice: “de aquellos, ¿de cuáles aquellos, Nacho? Esos con los que platicábamos la reforma eléctrica”.

Y le digo: “no, pues si a uno de ellos no quiero ni verlo, a ver si me graba o me quema. Y me dice: “fíjate que me buscaron”.

Más menos así fue, “y nos invitan a construir un consenso”.

Ah, le digo: “consenso de qué Nacho”, pues con la guardia civil.

¿Y en qué consiste ese consenso?, y me dice: “pues tan simple, una reforma constitucional, y pasemos de cinco a nueve años el término de la duración”.

Y le digo: “pues suena interesante, Nacho, pero, pues diles que si ya se van a animar, que vayamos a otras cosas, ahí con la guardia y otros temas”.

Y le digo: “pues, bueno, dame chance”.

Fui a ver al presidente y le comento: “fíjese que me buscó Nacho”. Y le platiqué esto: “a ver explícame qué significa eso, de los cinco, de los nueve años”.

Y se lo expliqué y como que no me la creyó. Y me dice: “bueno lo que tú decidas está bien, véanlo, busca a Nacho”.

Y así fue y se empezó a construir la posibilidad de lo que hoy tenemos, que es un acuerdo político, que va más allá de una reforma constitucional, es un acuerdo político, es un acuerdo político que nos va, que le va a permitir al gobierno del presidente López Obrador a transitar de otra manera y a consolidar la gobernabilidad que el país requiere.

Pero sobre todo que, requiere el gobierno del presidente López Obrador en el último tramo de su sexenio, ya lo otro que ustedes saben, que si la alianza, que sino la alianza es cosa de ellos y eso pues es la contra del acuerdo de Nacho, pero, pues por eso quise venir a comentarles, para pedirles de la manera más humilde posible, que ayudemos al presidente, que construyamos juntos. Tenemos…

Claro que es un honor.

Miren, yo sé que al interior de un grupo de compañeras y compañeros, plural y diverso como éste, a veces no nos gusta que abordemos políticamente algunos temas.

¿Por qué? Pues porque sí tenemos serias diferencias ideológicas, tenemos hasta estilos distintos de actuar.

Pero, así como alguien dijo que París bien vale una misa, pues el país bien vale un buen acuerdo.

Y eso, me dijo Carlos Puente que hoy me concretizara en ese tema y que no hablara de otro, y no lo voy a hacer, pero pues sí, vamos, y ese es un compromiso, aquí se los digo.

Pues vamos a intentar recuperar temas como la reforma eléctrica, vamos a intentar construir una verdadera reforma electoral.

Tengo que hablar así, medio despacio y acotado porque si digo que no quiero al INE me acusan; si digo que lo quiero, también, ya hasta me inscribieron en ¿cómo se llama eso, Nacho? Lo del padrón ¿de qué? De que no tenemos una manera honesta de vivir.

No importa, se las vamos a ganar en los tribunales, pero pues a eso quise venir, a eso me pidió el presidente que viniera a decirles que, ya se los dije la otra ocasión, que se los reiterara.

Que les quiere mucho, que está muy atento y está muy orgulloso del trabajo de todas y todos ustedes.

No había, no ha habido en la historia de este movimiento, de esta coalición, nunca, una coalición legislativa tan unida como ésta y que reconoce su compromiso con el país.

Por ejemplo, porque eso me decía, yo sé que esta reforma, pues a muchos les duele, a muchos nos duele; pero sin embargo, antepusieron el interés general, y eso, pues es de reconocerles y agradecerles.

Muchas gracias, de verdad a todas, a todos ustedes, no quiero pecar de triunfalista, creo que saldrán muy bien hoy las cosas, que va a haber una mejor votación que la de la ocasión pasada.

Y de ahí, pues viene la última etapa de la constitucionalidad que es la de ir a los estados, algo que nunca se había hecho.

Nunca el gobierno federal había ido a los estados a reunirse con los congresos, a pedir el apoyo y lo vamos a hacer.

Y aprovecho para los que quieran acompañarnos y puedan, pues ahí vamos a ir a todos los estados.

Empezamos el viernes en Sinaloa, va a ser a las nueve de la mañana, en el Congreso y después va a haber una reunión en Palacio de Gobierno.

El lunes, vamos a estar en la Ciudad de México y en Baja California, en Mexicali.

El martes, vamos a estar en la parte más hermosa del país, sin ánimo de agraviarles, vamos a ir a Chiapas, ahí me va a acompañar Ismael y por la tarde vamos a estar en Tabasco, en Villahermosa.

El miércoles, no Veracruz creo que nos toca el lunes, si mal no recuerdo; 22 vamos a estar en Oaxaca, ahí para que nos acompañen, en la mañana, y en la tarde en Xalapa.

Tamaulipas vamos a estar el miércoles, en Tlaxcala y en Tamaulipas; en Tamaulipas va a ser a las cuatro de la tarde, en el Congreso. El jueves, en Chetumal.

Y ya, hasta ahí me da la cabeza, Yucatán si mal no recuerdo, creo que toca en dos viernes.

Campeche lo vamos a dejar al final para que no me saquen en la Hora del Jaguar, no, no es cierto.

No, pues a mí me dará mucho gusto que puedan acompañarnos en sus estados; yo les mando, si les parece, les mando a Nacho, al profe Anaya y a Carlos el calendario y pues con mucho gusto.

Muchas gracias, de verdad a todas y a todos ustedes.

Reacciones