Palabras del secretario de Gobernación en la inauguración de la CXXIV Jornada Nacional del Notariado Mexicano, en Villahermosa, Tabasco - NTCD Noticias
Domingo 26 de junio de 2022

Inicio

-

Nacional

-

Palabras del secretario de Gobernación en la inauguración de la CXXIV Jornada Nacional del Notariado Mexicano, en Villahermosa, Tabasco

Palabras del secretario de Gobernación en la inauguración de la CXXIV Jornada Nacional del Notariado Mexicano, en Villahermosa, Tabasco

Palabras del secretario de Gobernación en la inauguración de la CXXIV Jornada Nacional del Notariado Mexicano, en Villahermosa, Tabasco

_ Muy buenas tardes a todas y todos ustedes. Muchas gracias a los notarios de Tabasco y a los notarios del país por estar aquí y hacer posible esta jornada notarial, muchas gracias.

Bienvenidos a todas, a todos a Tabasco; a sus familias, a los hijos de notarios, a los padres de notarios, a las madres de notarios que hacen posible esta jornada notarial. De verdad, muchas gracias.

Nosotros, pues a lo mejor no somos tan presuntuosos, pero le voy a pedir al gobernador de Tabasco que ya mejor no siga hablando de las bondades de Tabasco, de las bellezas de Tabasco y de la nobleza de los tabasqueños, porque en un arranque de egoísmo, pues le vamos a reclamar que de 108 notarios en Tabasco nos vengamos a convertir en casi 4 mil 500.

Y miren, al igual que doña Olga, pues yo también crecí aprendiendo a costurar, a costurar desde luego los testimonios, a pegar los timbres, crecí en el olor de la gelatina, aprendiendo a desmancharnos las manos en aquella –para mí–, pues una, quizá la época más hermosa de mi vida, de mi formación profesional.

Y hoy en la mañana estábamos en Ciudad Obregón y le recordé al presidente que iba tener que venir a Villahermosa, a nuestro Tabasco. Me dice: ¿Y a qué vas si tenemos todavía la gira en Sonora?

Y le digo, pues recuerde que es la inauguración de la Jornada del Notariado Mexicano. Y me dijo: “sí, apúrate porque no vayas a llegar tarde, dale un abrazo, mi reconocimiento y mi respeto a los notarios del país”.

Y por ello, pues aprovecho para comprometer aquí públicamente, ante la fe de ustedes, de que sí, hay toda la disposición del gobierno federal, y que vamos pronto a firmar el acuerdo en los términos que lo ha venido proponiendo nuestro presidente del consejo. Muchas gracias, de verdad.

Y no me quiero extender, primero porque ya todos los que me antecedieron, que vinieron aquí a exponernos bellas piezas de oratoria, pues ya me dejaron a mí sin material.

Pues ni modo que les presuma que aquí se llevó a cabo en Tabasco la primera acta notarial o que les empiece a hablar de la poesía de Pellicer, de la que Yolanda Osuna ya nos habló.

Y mucho menos de ese canto a Tabasco, de lo que el gobernador Merino ya –con lo que inició su discurso– o de lo que Jorge Arturo vino aquí a platicarnos. Y pues mucho menos del hermoso discurso de nuestro presidente Guillermo Escamilla.

Entonces, pues ya me dejó a mí sin palabras, ya ni puedo ni debo presentar y reconocer a todos los que están en el presídium, porque es como la decimoquinta vez que ya los presentamos. Entonces, a todos ellos, a los que son autoridades estatales o municipales, muchas gracias por su empeño y por su apoyo para que esta jornada se hiciera realidad.

Muchísimas gracias a nuestro amigo y compañero, Notario Guillermo Escamilla, presidente del Consejo Nacional del Notariado Mexicano, no nada más por ayudar a impulsar decididamente estas jornadas notariales, sino por dedicar su tiempo, su esfuerzo, su talento en conducir los trabajos del notariado mexicano en esta época tan convulsa en que a él le toca estar al frente de nuestro colegio.

Y aquí aprovecho, no va a hablar el secretario de Gobernación, va a hablar el notario con licencia, a lo mejor ya el gobernador no me deja ni regresar a mi notaría cuando me retire.

Pero, pues yo sí quiero manifestar aquí, la solidaridad con los notarios de Yucatán y de Nayarit que están en estos momentos, pues sufriendo los embates de quienes a lo mejor no entienden lo que significa la labor del notariado.

Bueno, ahora me quito la guayabera de notario y me pongo ya la otra. Muchas gracias, de verdad, por estar en Tabasco, yo ya no les voy a decir que es el lugar más hermoso de México, ni que es el edén o que es el bello trópico tabasqueño, porque pues ya lo dijeron. Mejor les diría que disfruten del lugar más antiguo de México, que eso es Tabasco.

Muchas gracias, de verdad por estar aquí, por tomarse la molestia de venir a este rincón del país. Y muchas gracias, Guillermo, mucho éxito.

Muchas gracias a todas y a todos quienes integran el comité directivo; maestros muchas gracias por estar aquí en Tabasco.

Reacciones