Palabras del secretario de Gobernación en inauguración de fábrica Sisal Tejidos Yucatán, en el municipio de Motul, en dicha entidad - NTCD Noticias
Jueves 30 de junio de 2022

Inicio

-

Nacional

-

Palabras del secretario de Gobernación en inauguración de fábrica Sisal Tejidos Yucatán, en el municipio de Motul, en dicha entidad

Palabras del secretario de Gobernación en inauguración de fábrica Sisal Tejidos Yucatán, en el municipio de Motul, en dicha entidad

Palabras del secretario de Gobernación en inauguración de fábrica Sisal Tejidos Yucatán, en el municipio de Motul, en dicha entidad

_ Don Fernando no solamente es un yucateco de excepción, en realidad es un orgullo, es un mexicano de excepción, don Fernando. Y a mí me emociona, verdaderamente, verle cómo ya sacrificó la herencia de la familia, pero vamos, desde luego, a rescatar el cultivo y la industria henequenera.

Pero les tengo una buena noticia, porque ya Mauricio dijo que ellos aportaron una parte, entonces será menor el daño a la herencia.

Muchas gracias a mi amigo el Gobernador del estado, Mauricio Vila Dosal por la invitación para acompañarlo y acompañar como dije, a don Fernando y a la familia y a todos ustedes.

Agradecido con la presencia de los tres senadores de la república, del diputado federal, de los presidentes municipales de Motul y de Muxupip. Muchas gracias a la presidenta municipal, a los funcionarios locales, federales, a todos, a los productores, a los obreros que hoy nos acompañan.

Hace un rato decía don Fernando, cuando platicábamos un poco de la historia del henequén, dijo él –incluso– en su discurso que el petróleo, el polipropileno, que así se llama la base de las fibras sintéticas, pues iba a tener un duro competidor. Yo creo que ya en estos tiempos, no hay nadie que le compita al henequén yucateco.

Hacía falta una gente con el ingenio, con la entereza, con la visión, como don Fernando, para que se empiece a construir esta nueva historia para el desarrollo económico, social, para el relanzamiento de Yucatán.

Don Fernando inició su intervención hablando de un escritor, John Kenneth Turner, que escribió un libro que se llama ‘México Bárbaro’, y ahí narra la historia de la belleza de Mérida. Eso fue más o menos como en 1917 o 1918; 104 o 105 años después, pues no hay ninguna duda, nadie duda de la belleza de Mérida, es una ciudad –imagínense ya en aquella época hablaban de una ciudad moderna–, ahora es una ciudad moderna, segura.

Es una ciudad donde muchos habitantes de otros estados de la república, hemos decidido venir a asentarnos aquí.

Por eso, por la generosidad de Mérida, la generosidad de los meridanos, pero gracias al espíritu del pueblo yucateco.

Un pueblo yucateco que ha atravesado etapas muy difíciles en la historia de Yucatán, probablemente la más difícil de las épocas modernas fue entre 1991 y 1993, que se cerró Cordemex.

Y pues la historia se repite y ahora, pues hay un hombre como don Fernando que vino a rescatar la maquinaria de la antigua Cordemex y de los cuatro telares o máquinas que están ya funcionando. Pues las cuatro son de esa maquinaria que estuvo abandonada, prácticamente qué, 30, 30 años. Eso habla del espíritu emprendedor de los yucatecos.

Ustedes, y se los dice un tabasqueño, que a nosotros nos gusta andar compitiendo con los yucatecos, pues han sabido ser verdaderamente el motor de la región y ahora pues los tabasqueños y los mexicanos tenemos que hacer todo para que Yucatán siga creciendo, se siga desarrollando.

Claro, que el gobierno federal y todos vamos a apoyar a Mauricio para que sea una realidad esa conexión de 48, 50 kilómetros de Umán al puerto de Progreso. Que le va a dar viabilidad, no nada más al sector turismo, sino a todo el desarrollo económico de Yucatán.

Y, desde luego, tenemos que apoyarlo para la ampliación del puerto. Lo voy a quemar, porque no nada más es la ampliación del puerto, sino que ya viene una inversión para que haya un desarrollo de astilleros ahí en Progreso.

Viene, es una realidad que va a iniciarse la construcción del ducto marino que va a venir desde Tuxpan, que es el centro donde se concentra nacionalmente el gas, que se está adquiriendo ahora básicamente en Texas. Y que va a servir para que llegue gas natural hasta Seybaplaya y podamos hacerlo llegar a la península a través del ducto Mayakan, creo que se llama el ducto.

Como también es una realidad que Mérida va a seguir siendo un ejemplo de funcionalidad y movilidad.

Yo lo felicité y se lo dije con toda sinceridad hace un rato, por el proyecto de autobuses, el ‘Va que Va’ se llama, va y viene, bueno va y (inaudible).

Yo conocí, en mi época de gobernador a los empresarios del grupo ADO, me propusieron ese proyecto. Yo le voy a echar la culpa a la pandemia. La verdad es que, pues no tuve ni la mitad de la visión y del empuje que Mauricio tuvo –verdad–, y el empeño que puso para que ese proyecto ya sea una realidad aquí en la ciudad, en Mérida.

Y ahora va a ser una realidad también, con el apoyo de todos, el tren eléctrico que va a ser ejemplo de movilidad, no nada más en Yucatán, en México, en América Latina.

Un ejemplo de movilidad como esa, no lo hay más que en contados países europeos, en Francia, en España, básicamente, y será en Mérida, será en Yucatán el primer transporte de ese tipo.

Y, desde luego, que va a haber también, lo que él nos hablaba de la inversión privada, ya me comprometo a hacerlo esta misma semana, porque tiene como un mes que se lo estoy ofreciendo. Hay un grupo empresarial que está dispuesto a invertir en la ampliación del ferrocarril. Y que cuente el gobernador y que cuente Yucatán con todo el apoyo del gobierno federal.

Como también yo quiero aquí, públicamente, porque es un homenaje también a don Fernando y a los productores, tiene que hacerse viable el Sembrando Vida para quienes cultivan el henequén, ese es nuestro compromiso.

No sé cómo le vamos a hacer, pero entre el delegado, ‘El Guacho’, y un servidor vamos a convencer al presidente de la República para que en su próxima visita a Yucatán pueda hacerse ya un anuncio formal en ese sentido. Es darle un giro ya distinto.

A veces cuando uno hablaba de la bonanza que generó el henequén cuando se le conoció como el ‘oro verde’, quienes no compartíamos esa visión, decíamos: “sí, pero fue una explotación desmedida del hombre por el hombre”. Fue, incluso, hasta una etapa negra de esclavismo, de semiesclavismo, ya ahora la visión es otra, este es un Yucatán distinto, es un México distinto.

Saben qué fue lo que me dijo don Fernando: “a mí me importa el productor, me importa la gente del campo, tiene que haber un precio de garantía más allá del precio de garantía tradicional”.

Y tenemos que ir a las parcelas, a la tierra, a las pequeñas propiedades a convencerlos a todos. Aquí es un esquema de producción el que se necesita, de todos, del productor, del industrial.

Ese es el ejemplo de un yucateco excepcional; eso es lo que ha hecho a Yucatán, a estar, pues ser el líder regional. Ustedes tienen todo, pero tienen un espíritu indomable, tienen, en serio, son grandes los yucatecos.

Y el que les habla, pues también le sale lo yucateco, porque yo soy nieto de un profesor yucateco de aquí, de Dzitás.

Entonces, lo menos que puedo hacer, es venir aquí a reconocerles y agradecerles. Muchas felicidades, don Fernando. Y que no se apuren va a haber, porque usted es grande, va a haber herencia de sobra, pero para eso van a pasar muchísimos años, porque tenemos don Fernando para rato. Muchas gracias a todas y a todos.

Reacciones