UNAM, 100 días de acciones efectivas - NTCD Noticias
Martes 07 de julio de 2020

Inicio

-

Ciudad

-

UNAM, 100 días de acciones efectivas

UNAM, 100 días de acciones efectivas

UNAM, 100 días de acciones efectivas


En esta contingencia sanitaria generada por el virus SARS-Covid-2, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no se ha detenido. Por el contrario, ha sumado su conocimiento, talentos y capacidades a los esfuerzos de las diferentes instituciones nacionales para contender con la propagación de esta enfermedad, la primera gran crisis mundial del siglo XXI.

La pandemia causada por el virus SARS-CoV-2 motivó que los universitarios adoptaran las medidas de distanciamiento social y ante ello la Universidad Nacional determinó llevar adelante medidas contundentes y efectivas en todos los ámbitos del conocimiento, sumar estrategias específicas para contribuir a conocer y entender la dinámica de esta inédita epidemia.

La aportación de la Universidad Nacional es fundamental en materia de prevención y atención a la salud, asesoría a instituciones de gobierno, en investigación biomédica, en el diseño de equipos y dispositivos médicos, en atención psicológica, económica, contable, administrativa, jurídica y de género. También en el modelaje de la dinámica de la pandemia en México y en la orientación a la sociedad de manera veraz y oportuna.

Y no se ha quedado en el presente, trabaja en la revisión de las condiciones que enfrentará el país en los terrenos socioeconómico y de estabilidad y desarrollo de la comunidad en espacios como el de la educación, el empleo, la administración y la producción, entre muchos otros.

Especial atención se ha brindado a problemas como las violencias de género e intrafamiliar, exacerbadas por las condiciones de encierro y hacinamiento.

Las actividades emprendidas en los ámbitos educativo y cultural han estado dirigidas no solo a la comunidad universitaria, sino a toda la sociedad mexicana. Esta oferta es, sin lugar a duda, la más amplia que se brinda en nuestro país y favorece una mejor convivencia de las personas en estos momentos de crisis sanitaria y humanitaria.

En el campo de la investigación ha desplegado un esfuerzo enorme para contribuir al conocimiento de la pandemia. Desde las ciencias de la salud, así como en los ámbitos sociales y económicos, para dar continuidad a los proyectos en estos momentos difíciles de trabajo y convivencia y preparar las acciones que tendrá que realizar nuestro país en el futuro cercano.

Todo esto se suma a los cientos de proyectos de investigación que realizan nuestros académicos y cuentan con la colaboración de escuelas, facultades, centros e institutos.

A continuación, un apretado resumen de las principales medidas y acciones de la UNAM en estos cien días:

Integró la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, conformada por un grupo de científicos de primer nivel dedicado a asesorar en las políticas públicas y orientar a la sociedad.

Puso en operación el Centro de Diagnóstico COVID-19 para la atención del público en general, en el que se ofrece servicio integral con diagnóstico, seguimiento y asistencia relacionados con el coronavirus SARS-CoV-2.

Implementó pruebas para la detección del virus SARS-CoV-2.

Desarrolló nuevas herramientas de diagnóstico y detección de la enfermedad, incluyendo diseños novedosos como biosensores y la construcción de plataformas para la producción de vacunas. Investiga y trabaja con determinación y talento en la obtención de una vacuna.

Estableció una colaboración sistemática e institucional con grupos de expertos de la Secretaría de Salud y de otras instituciones para incrementar la capacidad de atención. Imparte capacitación y talleres al personal médico sobre insumos, equipos y atención adecuada al paciente.

Creó el sitio web Coronavirus, operado por la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia, el cual está alojado en el portal principal de la UNAM y contiene toda aquella información indispensable y de interés para universitarios y no universitarios.

Sumó esfuerzos para el transporte de las muestras biológicas del virus.

Diseñó insumos médicos y dispositivos como ventiladores o respiradores artificiales, piezas para ventiladores mecánicos, válvulas de exhalación, dispositivos para terapias de oxígeno y termómetros de última generación. Algunos en espera de ser validados por la Cofepris.


Produce caretas de protección y mascarillas de alta eficiencia de protección. Esto en colaboración con otras instituciones y empresas, y también están en espera de recibir la validación oficial. Dispuso el montaje de un servicio de reparación de los equipos descompuestos, como ventiladores o respiradores.

Opera, en el Centro Citibanamex, la Unidad Temporal Hospitalaria COVID-19, creada en coordinación con los gobiernos Federal y de la Ciudad de México, así como con empresas y fundaciones.

Ha entregado más de medio millón de kits de protección para los médicos residentes que colaboran en los centros de salud, sin distinción de su institución educativa de procedencia. Estos apoyos se lograron gracias a la coordinación y donación a la UNAM de recursos financieros por parte de las cámaras de Diputados y de Senadores.

Puso en marcha la estrategia “Mi salud también es mental: intervención psicológica comunitaria a distancia ante el COVID-19”, con la que se capacitó a 152 promotores profesionales y se han dado cerca de 35 mil intervenciones comunitarias para atender situaciones de riesgo como violencia, consumo de sustancias, depresión, autolesión. Y desarrolló el “Cuestionario de evaluación y manejo de los riesgos a la salud mental (CEMRSM COVID-19)”.

Opera la plataforma de información geográfica sobre COVID-19, que incluye información estadística de todo el país y genera un índice de vulnerabilidad por entidad federativa, municipio y zonas metropolitanas. Herramienta que permite conocer en tiempo real la dinámica de la dispersión de la enfermedad, las características de las poblaciones y su entorno social y geográfico.

Participó en la elaboración de una guía jurídica informativa por afectaciones derivadas de la emergencia sanitaria.

Puso en operación el “Observatorio Jurídico de la Pandemia” para orientar a la ciudadanía durante esta contingencia en todos los órdenes de la vida social.

Ofrece atención expedita a las mujeres y diversidades genéricas de la comunidad universitaria que padezca desigualdad y violencia.

Puso en operación el Campus Virtual, el cual dio respuesta inmediata a los requerimientos académicos de profesores y alumnos para continuar con las labores de enseñanza a distancia. Se trata de un servicio accesible para todos los universitarios, que cuenta con más de 20 mil aulas virtuales registradas y todos los recursos educativos disponibles.

Añadió a los servicios ya existentes de acceso abierto a los acervos de sus bibliotecas y hemerotecas, los de carácter científico y cultural disponibles en sus repositorios institucionales.

Aplica exámenes de titulación y de grado en línea a fin de facilitar a los alumnos la etapa final de su formación.

Lanzó, a través de la Red de Innovación Educativa RIE 360, la página http://rie360.mx “Recursos Educativos para Innovar la Docencia ante el COVID-19” para poner a disposición de sus comunidades y de la sociedad en general recursos, herramientas y recomendaciones, lo que se suma a que en colaboración con la plataforma de educación virtual Coursera, la comunidad universitaria cuente con tres mil cursos masivos abiertos en línea (MOOC).

Forma parte de redes globales de educación a distancia como una nueva modalidad educativa y de internacionalización, y tiene convenios de colaboración e investigación atendiendo la invitación de universidades extranjeras.

Generó grupos de investigación científica para atender las siguientes grandes áreas: salud, insumos e instrumentación, medio ambiente, modelos y datos, y aspectos socio-económicos.

Emitió una convocatoria extraordinaria para Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) con el tema “Estrategias para enfrentar la nueva pandemia COVID-19 en México”.

Puso en marcha el programa la “Ciencia a domicilio” mediante sus plataformas digitales.

Generó en los campos de la economía, la contaduría y la administración, actividades y contenidos que incorporan la relación entre la emergencia sanitaria y sus efectos en la economía, con énfasis en el diseño e instrumentación de políticas públicas.

Lanzó la iniciativa “Hospital para Pymes” para contribuir a disminuir los efectos económicos adversos ocasionados por la pandemia y que afecta al 95 por ciento de las empresas del país. Se han incorporado a esta propuesta 20 instituciones de educación superior.

Trabaja para dimensionar los aprendizajes de la pandemia, la relación entre educación y pandemia en México, historia de la higiene escolar, desarrollo didáctico de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y la respuesta que han dado los sistemas educativos de América Latina.

Genera trabajos sobre la justa distribución y asignación de recursos y servicios médicos; propuestas para una guía bioética con enfoque equitativo; comisiones de triage; parámetros filosóficos y valoración de la vida; necropolítica y tecnologías genéticas, entre varias más.

Puso en marcha la encuesta “Opiniones de los universitarios sobre la epidemia del coronavirus (COVID-19) y sus efectos sociales”, cuyo propósito es conocer su opinión sobre la forma en que está experimentando la epidemia, sus conductas, así como sus efectos en su vida cotidiana.

Aplica la Encuesta COVID-19 y género: “Efectos del #Quédate_en_casa, en la vida de las mujeres”, con la finalidad de analizar los efectos que ha tenido la recomendación de quedarse en casa durante la pandemia respecto de la violencia, el trabajo doméstico y de cuidados, que viven las mujeres.

Organizó el Concurso de creación lúdica “Los jóvenes se quedan en casa” y la convocatoria al bachillerato universitario del Programa Jóvenes hacia la Investigación en Humanidades y Ciencias Sociales.

Difunde, a través de los medios electrónicos y digitales, campañas preventivas, de orientación e informativas, además de cursos sobre temas vinculados a la emergencia sanitaria.

Puso en funcionamiento portales y abrió ventanas para revisar temas de género, acciones para la atención de población en situación de vulnerabilidad, en la del Programa de Universitario de Derechos Humanos, y con documentos relacionados con temas del desarrollo y la emergencia sanitaria en la del Programa Universitario Estudios de Desarrollo.

Efectúa ciclos de conferencias, seminarios y talleres.

Contribuyó en la “Guía Bioética para Asignación de Recursos Limitados de Medicina Crítica en Situación de Emergencia” realizada por el Consejo de Salubridad General.

Organiza y difunde actividades culturales abarcando los más diversos campos de expresión artística y de análisis, como lo fue Aleph, festival internacional de arte y ciencia, donde expertos de la UNAM y del mundo reflexionaron a distancia sobre la crisis causada por la pandemia.

Ofrece servicios a través de plataformas como: descargacultura.unam.mx; culturaendirecto.unam.mx; grandesmaestros.unam.mx; que se convirtieron desde el inicio de este periodo de contingencia en una alternativa inmediata de oferta cultural para disfrutar desde casa. En libros.unam.mx, la institución ofrece 2 mil títulos en lectura gratuita.

Comparte información y espacios de reflexión y análisis a través de sus medios de comunicación electrónicos y digitales universitarios desde donde contribuye al acompañamiento y la reflexión durante la crisis, la empatía y la asimilación de la realidad al ofrecer lecturas diarias, firmadas por escritores queridos en todo el mundo y con las voces de académicos de las más diversas áreas.


Apoya la activación física y ha puesto a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad diferentes contenidos en pro del cuidado físico y mental de los universitarios y de la población en general.


Reacciones