Logo
Honran en Sesión Solemne a víctimas y voluntarios que ayudaron en los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017
ciudad - 2019-09-19
BETA
Honran en Sesión Solemne a víctimas y voluntarios que ayudaron en los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017


Grupos parlamentarios representados en el Congreso CDMX reconocieron la solidaridad de la sociedad civil en ambos desastres naturales y pugnaron por reforzar la cultura de la protección civil.

A 34 años del sismo de 1985 y dos del de 2017, en sesión solemne el Congreso de la Ciudad de México recordó a todas y todos los voluntarios de la sociedad civil que se solidarizaron con los afectados por el desastre natural, así también para rememorar a los fallecidos, y respaldar a las familias que perdieron su patrimonio o a algún integrante de su familia.

Al hacer uso de la palabra a nombre de la Asociación Parlamentaria Encuentro Social, el legislador Miguel Ángel Álvarez, dijo que ambos desastres naturales nos recordaron que “la vida se sostiene de la muerte, dolorosa lección, la fuerza de esa naturaleza viva y poderosa nos desveló la fuerza moral que como pueblo hemos alcanzado las y los mexicanos”.

También recordó a las y los jóvenes de la ciudad y del país, que “se entregaron en toda serie de tareas, encabezaron las brigadas, puestos de mando, centros de acopio, utilizaron como nadie las redes sociales, nació el 19-S” y nació también un nuevo lenguaje en materia de desastres: “el silencio con un puño al aire; la palma abierta, el nadie se mueva; el índice extendido, sigamos trabajando sin parar para recuperarlas a todas y a todos”.

Y adelantó que hoy se develará una placa para rendir homenaje a las y los jóvenes que participaron en las labores de rescate y auxilio de la población para que se conserve su actuar en “la memoria de las próximas generaciones”.

Por el Partido Verde Ecologista de México, la diputada Teresa Ramos, recordó que un suceso y dos desastres, originaron que emergiera el espíritu de la gran nación mexicana “que con el corazón destrozado vio como mexicanos se tendían la mano”.

Agregó, que es momento de mirar al futuro y analizar si estamos preparados para acontecimientos de tales magnitudes como los acontecidos hace 34 y dos años, de fortalecer la sincronía entre el gobierno y la sociedad civil, así como garantizar mejores leyes que si bien no evitan tragedias, sí colaboran a que los daños sean menores y que la ciudadanía no sufra de la ineficiencia y corrupción de las autoridades.

Señaló que es impostergable la capacitación de los cuerpos de protección civil y seguir acrecentando la cultura en la materia, por medio de la realización de simulacros y la regulación en la construcción de inmuebles.

Por el Partido Revolucionario Institucional, el congresista Ernesto Alarcón, señaló que ambos desastres naturales “nos recuerdan la fragilidad del ser humano ante los embates de la madre naturaleza, misma que debemos respetar y cuidar y preservar por nuestro propio bien”.

Estos sucesos también permitieron que emergiera la sociedad civil organizada “rápidamente la ciudadanía se organizó y nuevamente demostró su inmediatez y efectividad que cualquier gobierno”, por lo que reconoció el actuar de las y los jóvenes “que tomó la estafeta de apoyo social, siendo un pilar en las labores de rescate, pero, sobre todo, sembrando en los escombros solidaridad, unión y fraternidad”, dijo.

Al mismo tiempo, pidió no olvidar a los damnificados porque “es preocupante saber que el porcentaje de reconstrucción es mínimo y aún hay mucho que trabajar, pues la demanda ahí está y tiene que ser atendida”, aseveró.

La diputada del Partido del Trabajo, Lilia María Sarmiento, se lamentó de que nuestro territorio esté asentado entre cinco placas tectónicas que lo hacen presa de constante actividad sísmica, por lo que conminó a las y los integrantes de la primera legislatura del Congreso a valorar “nuestra vida y a quienes nos rodean, porque de pronto todo puede cambiar en un minuto, como le cambió la vida a miles de mexicanos tanto en el sismo de 1985 como en el de 2017”.

Invitó también a reflexionar sobre la cantidad de menores que se quedaron sin escuelas, sin hogar y sin familia, así como de los padres que se quedaron sin hijos”, pues de acuerdo a cifras del DIF capitalino, en 2017 se atendieron a “más de 74 mil personas, de las cuales 39 mil fueron mujeres, 35 mil hombres y 6 mil niñas y niños adolescentes, 68 mil adultos mayores y más de 3 mil personas con discapacidad”.

Durante su participación la diputada Gabriela Quiroga Anguiano, reconoció la labor de la sociedad, sin embargo sostuvo que ésta en poco abona cuando no existen directrices adecuadas para saber de qué manera se debe actuar, por ello urgió a generar un esquema completo en materia de prevención que involucre a todos los sectores de la población en función de sus capacidades, unificando criterios así como implementar una universalidad de lenguajes y medidas específicas.

“Hace dos años nos volvimos a encontrar entre el caos, la organización de expertos y espontáneos rescatando dentro de los escombros todo lo que representará un poco de esperanza, trabajar de la mano con ellos hoy nos permite reflexionar en qué otra prueba necesitamos para encaminar los esfuerzos que se requieren en temas de prevención y de atención a fenómenos perturbadores”, señaló la diputada.

Desde el PRD, apuntó Quiroga Anguiano, se propuso la formación del Institutito de Formación en Búsqueda y Rescate Urbano, y se pronunció por trabajar para que la cohesión de la sociedad organizada, sobre todo preparada, contribuya a que el impacto ante cualquier tragedia sea menor.

A nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional, el diputado Héctor Barrera Marmolejo, afirmó que hoy se tiene la oportunidad histórica de generar las condiciones para que la gestión integral de riesgos y protección civil sea un tema de vital trascendencia en el crecimiento de la ciudad, no como un tema aislado, por ello desde el Congreso local se debe dotar de las herramientas necesarias a los encargados o titulares de las áreas correspondientes.

Llamó a no permitir construcciones irregulares o fuera de la ley porque tienen consecuencias trágicas, a implementar programas específicos y especiales de protección civil en escuelas y hospitales para salvaguardar la vida de todos los que ahí se encuentran, “es más sencillo invertir en la prevención que despilfarrar en las reacciones”, recalcó el diputado panista.

En el tema de reconstrucción dijo que aunque existen avances también hay personas que aún no pueden reestablecer su vida, por ello se comprometió para que el proceso de reconstrucción sea eficaz y eficiente, hasta que se hayan rehabilitado o reconstruido las 11 mil 884 viviendas unifamiliares y las 371 viviendas unifamiliares afectadas.

A nombre del grupo parlamentario de MORENA, la diputada Esperanza Villalobos Pérez anunció que próximamente presentará una iniciativa que se ha trabajado con los damnificados para que el día, 19 de septiembre, sea el día de construir comunidad en la Ciudad de México, “No vamos a perder la memoria porque no podemos perderla, porque si no recordamos, no podemos cambiar. Tenemos que continuar, tenemos que prevenir”, subrayó.

Reconoció la sensibilidad y los acuerdos alcanzados en el Congreso de la CDMX, ya que gracias a los consensos se aprobaron las leyes de Reconstrucción y la de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos.

Finalmente reclamó que la administración anterior en 15 meses no haya hecho su labor para atender la emergencia de los damnificados, “la opacidad con la que se condujeron fue fatal para todos los ciudadanos, todavía nos preguntamos dónde está el dinero de aquel fideicomiso que se creó en su momento, dónde está el dinero que todas las organizaciones internacionales donaron para los damnificados, todavía nos lo preguntamos y no obtenemos respuesta, porque resulta ser que nadie sabe dónde se quedaron”, concluyó Villalobos Pérez.


Más de ciudad
Más visto
Video
2019-06-27T21:26:04.000Z

Pueblo mágico de Atlixco, Puebla

La ciudad de las flores se ubica en las faldas del volcán Popocatépetl, presume de tener el mejor clima del mundo y las flores son parte del paisaje cotidiano.