Logo
CNESAR ponen la tecnología al servicio del deporte de alto rendimiento
deportes - 2016-12-29
BETA
CNESAR ponen la tecnología al servicio del deporte de alto rendimiento

El Centro Nacional de Evaluación y Seguimiento del Alto Rendimiento (CNESAR), laboratorio perteneciente a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), cumplirá el próximo mes de marzo tres años poniendo la tecnología al servicio de los talentos deportivos del país.

Ubicado dentro de las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), en la capital del país, el CNESAR se encuentra actualmente bajo la coordinación del doctor Coriolan Lalu, médico del deporte egresado de la Universidad de Bucarest, Rumania, con más de 25 años de trayectoria en el deporte de alto rendimiento en México.

Este centro cuenta con tres laboratorios que utilizan tecnología de punta para conocer las condiciones actuales del deportista y cómo se puede mejorar su rendimiento. Estos, se especializan en fisiología, bioquímica y biomecánica.

El Laboratorio de Fisiología, a cargo del doctor Julio Pazos Urrieta, lleva a cabo pruebas de esfuerzo para medir la capacidad aeróbica y anaeróbica del atleta. Esta área trabaja de la mano con el Laboratorio de Bioquímica, donde se miden factores como el pH sanguíneo y cantidad de lactato para saber de qué forma el deportista asimila las cargas de trabajo y se recupera de ellas.

El Laboratorio de Bioquímica, dirigido por el doctor Miguel Ángel Campomanes Flores, además efectúa pruebas de campo durante las sesiones de entrenamiento de los deportistas y en los controles que se llevan a cabo para simular situaciones de competencia.

El Laboratorio de Biomecánica, encabezado por el doctor Alberto Garrido Esquivel, realiza estudios que buscan conocer el estatus funcional del atleta y determinar así sus fortalezas, debilidades y factores de riesgo de lesión.

En este último, también se busca que el atleta ejecute los movimientos propios de su disciplina con el objetivo de identificar los ajustes que se pueden realizar para optimizar su técnica. Para ello, se cuenta con tecnología de última generación que detecta y sigue los movimientos del deportista para analizarlos posteriormente en computadora.

Este tipo de evaluaciones pueden llevarse a cabo dentro del CNESAR utilizando equipo con el que se pueden simular las condiciones de entrenamiento y competencia, como máquinas de remo o bicicletas estacionarias, o en su defecto pueden realizarse pruebas de campo en el lugar de entrenamiento del atleta, como es en el caso de las disciplinas acuáticas o las gimnasias.

Todos los resultados, interpretaciones, conclusiones y recomendaciones son entregados a los entrenadores, directores técnicos, médicos y metodólogos con el objetivo de optimizar la preparación de los deportistas de cara a sus compromisos internacionales.

Desde su inauguración hasta la fecha, los laboratorios del CNESAR han efectuado 3 742 evaluaciones, y solamente en este año atendió a 762 deportistas, entre ellos atletas de talla mundial como los multimedallistas olímpicos María del Rosario Espinoza, de taekwondo, y Germán Sánchez, de clavados, y los paralímpicos Gustavo Sánchez, de natación, y Eduardo Ávila, de judo.

El objetivo principal del CNESAR fue contribuir en el desempeño de los deportistas mexicanos durante los tres grandes eventos de este ciclo olímpico: los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014, los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Una de las prioridades del CNESAR durante este año, fue atender y colaborar de manera estrecha con el área técnica del deporte adaptado, con miras a los pasados Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, pero también rumbo a los Juegos Parapanamericanos Juveniles de Sao Paulo 2017, los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Adicionalmente, estas instalaciones tienen el objetivo de atender a los deportistas en ciernes, como lo son los integrantes de las selecciones nacionales juveniles de distintas disciplinas, entre ellos los atletas medallistas de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing 2014 y los que se están perfilando para la edición de Buenos Aires 2018 o que darán el salto a los equipos de primera fuerza durante el próximo ciclo olímpico.

Con laboratorios especializados como el CNESAR, la CONADE ratifica su apoyo al deporte de alto rendimiento del país.


Más de deportes