Logo
Montaje en el Teatro Sergio Magaña excava en la mente de un asesino serial
espectaculos - 2019-09-12
BETA
Montaje en el Teatro Sergio Magaña excava en la mente de un asesino serial


La obra Hay un lobo que se come el Sol todos los inviernos se adentra en la mente de un asesino serial y en la crudeza del ser humano, la cual tendrá temporada en el Teatro Sergio Magaña del 20 de septiembre al 13 de octubre.

De la autoría de Gibrán R. Portela y dirección de Cristian Magaloni, la pieza escénica es interpretada por los actores Pilar Ixquic Mata, Arnoldo Picazzo, Roberto Beck, Gonzalo Guzmán, Julio César Luna y Assira Abbate, quienes desarrollan la historia de la familia disfuncional de “Leo” y “Ham”, dos hermanos nacidos al mismo tiempo y unidos por el asesinato y la complicidad.

“No se trata de explicar por qué se llega a ser un asesino serial, esta joya dramatúrgica plantea los sucesos al interior de una familia con mala comunicación y fallidas expectativas, cuyo hijo tiene una particularidad difícil de tragar”, señaló en conferencia de prensa Arnoldo Picazzo, quien funge como padre de “Leo”, asesino serial interpretado por Roberto Beck.

“Ver en el espejo cómo es el ser humano nos puede llevar a cobrar consciencia de ciertas cosas”, agregó Picazzo, quien adelantó que el montaje ─ por el cual la compañía Teatro en una Cáscara de Nuez ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido 2012─ logra una narrativa rápida, entre escenas de la vida cotidiana del asesino en la cárcel y sus memorias.

Assira Abbate, quien da vida a dos víctimas, precisó que Portela no se basa en algún asesino serial en particular, pero su investigación en el tema lo hace recurrir a características de conocidos homicidas como Richard Benjamin Speck y Jeffrey Lionel, apodado “El Caníbal de Milwaukee”.

La también violinista en el montaje adelantó que se contará con la ejecución en vivo de música original a cargo de Natalia Pérez Turner, creando la atmósfera metálica y fría que requiere este thriller psicológico para posicionar al espectador.

Hay un lobo que se come el Sol todos los inviernos muestra los contrastes de personajes llenos de preguntas sobre su pasado. Sus creadores Portela y Magaloni escarban en lo más profundo de la historia familiar de los protagonistas para confrontar al espectador, evidenciando que algunas de las conductas en la niñez determinan al adulto.

Se presentará del 20 de septiembre al 13 de octubre, viernes (20:00 horas), sábados (19:00) y domingos (18:00), en el Teatro Sergio Magaña, ubicado en Sor Juana Inés de la Cruz 114, Santa María La Ribera. El boleto tiene un costo de 157 pesos con descuento de 50 por ciento a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente.


Más de espectaculos