Logo
El programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México lleva el nombre de Fernando Lozano
espectaculos - 2019-06-21
BETA
El programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México lleva el nombre de Fernando Lozano


En reconocimiento a las aportaciones que Fernando Lozano Rodríguez ha hecho a la vida cultural del país, como formador de generaciones de músicos y de instituciones de educación musical, el programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México, del cual fue uno de los fundadores, lleva a partir del 19 de junio su nombre, anunció el Secretario de Cultura local, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera.

En el concierto del 30 aniversario del programa, realizado en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY), Lozano Rodríguez agradeció que este espacio, creado con esperanza, se mantenga en buen estado y lleno de orquestas, maestros y estudiantes. “Esto es lo único que nos va a salvar de la delincuencia. Un país en paz, sólo vamos a lograrlo formando a niños y jóvenes; los que están aquí nunca serán delincuentes”, dijo.

En el mismo acto, el secretario de Cultura local, a nombre de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, destacó que el CCOY representa un orgullo que trasciende fronteras, pues la reciente designación de esta metrópoli como Capital Iberoamericana de las Culturas (CIC) 2021, por la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), se otorgó por el programa que se presentó a esa candidatura, el cual tiene el espíritu Ollin Yoliztli.

“Se trata de un programa basado en cultura comunitaria, derecho a la memoria, ciudad santuario y ciudad innovadora, los cuatro ejes que rigen nuestra vida y movimiento; esa fue la misma apuesta de hace 30 años cuando se fundó el programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México, con el pensamiento de que este país podía ser mejor”, expresó Suárez del Real y Aguilera.

En dos años, resaltó el secretario de Cultura local, existe el compromiso para que el Centro Cultural Ollin Yoliztli se transforme en la Universidad de las Artes, las Culturas y los Saberes Populares de la Ciudad de México.

Asimismo, entregó reconocimientos a maestros fundadores del programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México y a docentes del Centro Cultural Ollin Yoliztli con más de 20 años de trayectoria, así como al músico Héctor Infanzón, quien participó en el concierto conmemorativo.

En esta entrega también estuvieron presentes Miviam Ruiz Pérez, directora académica del CCOY, y Ariel Hinojosa Salicrup, coordinador del programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México.

El concierto por el 30 aniversario del programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México incluyó el estreno mundial del poema sinfónico Time, de Víctor Mimbrero, y reunió a dos directores artísticos cercanos al proyecto, Héctor Infanzón y Juan Ramón Corona Espinosa, así como al fundador Fernando Lozano Rodríguez y al coordinador Ariel Hinojosa Salicrup.

Alumnos destacados del programa que integran la Orquesta Filarmónica Juvenil de la Ciudad de México “Armando Zayas” y el Coro “Gabriel Saldívar” también interpretaron la Suite Rumbera y la obertura FICA, de Héctor Infanzón; Danzas polovtsianas, de la ópera El Príncipe Igor, de Alexander Borodin, y selecciones de Carmina Burana, de Carl Orff.

Estephanie Figueroa, madre de una integrante del programa Orquestas Juveniles y Coros de la Ciudad de México, señaló en entrevista que es muy satisfactorio que exista este programa, “pues es importante que los niños y jóvenes cultiven la mente y no estén de ociosos, y la verdad es que para nosotros ha sido una bendición el coro; ahorita estaba casi llorando porque uno no imagina ver a sus hijos en lugares tan grandes y tan importantes”.

El violinista Roberto Bojórquez Cuevas, concertino de la Orquesta Filarmónica Juvenil de la Ciudad de México, opinó que el programa es muy buena idea, porque muchos músicos que tocan en esta agrupación no necesariamente estudian en una escuela y el programa les permite tener un espacio para estar en una orquesta y aprender música. “Aquí he tenido la oportunidad de ver cómo funciona un músico profesional dentro de una orquesta”, comentó.


Más de espectaculos