Participación del senador Javier Corral en foro de impacto ambiental - NTCD Noticias
Martes 22 de septiembre de 2020

Inicio

-

Ciudad

-

Participación del senador Javier Corral en foro de impacto ambiental

Participación del senador Javier Corral en foro de impacto ambiental

Participación del senador Javier Corral en foro de impacto ambiental



Pues antes que nada, una disculpa por el retraso que he tenido, pero efectivamente vengo desde mi estado, de Chihuahua, y del Aeropuerto a acá, pues el tiempo que hice.

Yo celebro que realicemos esta reunión y agradezco que Benjamín Robles Montoya y otros compañeros senadores me hayan convidado a participar de esta discusión, que me permitan a mí que no soy eso que suele llamarse un experto en cuestiones energéticas, mucho menos en geología, a hacerme parte de una discusión tan importante.

Y lo digo con absoluta franqueza: yo apenas hace unos seis, ocho meses, no más de un año, me empecé a relacionar con el famoso concepto del fracking. Yo con el único que más o menos he estado relacionado es con el tracking, pero ése tiene que ver con el monitoreo de la televisión, desde mis preocupaciones, ya largas en el Congreso, sobre el tema de contenidos.

Cuando empezamos a ver la dimensión que tomaría la reforma energética, empezamos a tener preocupaciones adicionales, al menos desde mi punto de vista. Y por supuesto que me asomé a varias de las alarmas medioambientales que se lanzaban a través de estudios y a través de investigadores y geólogos sobre el uso de esta técnica para extraer el shale gas. La preocupación aumentó cuando se dijo que mi estado, Chihuahua, comparte una parte importante de esa zona de reserva que se localiza en Tamaulipas y otros estados, sobre el shale gas.

La primera preocupación que vino a mi mente fue precisamente la que aquí acaba de mencionar Luca con datos muy sólidos. En un estado como el nuestro, que vive en el desierto, sin el agua que al DF le sobra de la lluvia, A¿de dónde sacaríamos nosotros tanta cantidad de litros de agua para extraer el gas y el petróleo que venga con él?

Cuando me enteré de los efectos que se empezaban a producir incluso en algunas cocinetas de la unión americana, empezó a configurarse mi oposición a la reforma energética, y debo decir con toda claridad que entre los siete motivos en los que fundamenté mi voto en contra de la reforma energética, pues fue precisamente en materia de cambio climático, la falta de definiciones de la reforma constitucional más importante que se ha producido en términos constitucionales en el país, desde la Constitución del 17 a nuestros días, sin siquiera hacer un planteamiento constitucional obligatorio de homologación con el esfuerzo legislativo frente al cambio climático.

No faltaba información a los legisladores sobre estas consecuencias, como bien lo ha dicho el doctor José Sarukhán, somos quizá la generación que cuenta con la mayor información sobre las consecuencias de cambio climático y los que menos nos movemos o no nos movemos ni un milímetro en evitarlo.

De ahí que en la aprobación de la reforma energética yo voté en contra por la falta de definiciones de muchos temas, por supuesto el de anticorrupción, en el tema de asignación de contratos, en el tema de órganos reguladores, pero también por no tener a la vista la legislación secundaria en temas fundamentales que ponen en jaque o pueden poner en jaque nuestro medio ambiente y el fututo de nuestros recursos naturales, de nuestras comunidades.

Y creo que este foro pues contribuye a mantener esa preocupación y a obligar a los legisladores de las otras comisiones vinculadas al tema, a que sean escuchadas preocupaciones de esta naturaleza, porque al final de cuentas estamos en tiempo de conducir, de reformular o de encauzar correctamente la reforma energética si en realidad hay voluntad política para ello. Estamos en la hora, como lo ha planteado el Instituto de Estudios para la Transición Democrática, de responder las preguntas que la reforma constitucional per se no nos resuelve.

Se habla de 27 iniciativas reglamentarias. Este debate debiera involucrar, según yo, a varias comisiones legislativas; obviamente pues a la Comisión de Energía y a la Comisión de Hacienda, pero ya conocemos el talante de estas comisiones. Creen que la energética, que en realidad es una reforma petrolera, es un asunto de ingreso para el Estado, y ahí está colocado el enfoque fundamental: el desarrollo económico y los ingresos para la nación.

Como no hemos podido tomar la decisión fundamental de cobrarle impuestos a los más ricos de México, entonces hemos tenido que tomar la decisión de compartir la renta petrolera con los extranjeros para conseguir los ingresos fiscales y atender las necesidades sociales que la omisión de una reforma fiscal profunda nos mantiene.

A¿Cuáles son mis preocupaciones sobre el tema del fracking? Pues aquí ya lo ha planteado con mucha claridad el doctor Luca. Yo tengo, de lo que he podido estudiar, y a la luz de las regiones donde se localiza la potencialidad mexicana de gas, pues la pregunta de qué hará la legislación mexicana secundaria frente al uso de las cantidades de agua que se requieren, me he encontrado con un estudio que habla de la necesidad para realizar un sondeo horizontal de casi 200 millones de litros de agua, y luego la explotación de los bancos de arena y, por supuesto, los químicos que se utilizan en la propulsión de esa mezcla de agua y arena para fracturar la piedra.

A¿Cómo hará la legislación secundaria para compatibilizar estas preocupaciones con esta necesidad de ingresos? Pero también la preocupación mayor, aquí lo ha dicho con toda claridad: una explotación más profunda, una exploración más profunda constituye un costo mayor. Esta técnica, no sólo porque desvía elementos de las energías renovables, sino esta técnica porque retrasa el uso de las energías renovables en términos reales.

En ese discurso está basada la justificación incluso que frente a la disminución de CO2, podemos irnos preparando, no sé si para 50 o cien años, para empezar a usar las energías renovables.

Éste es el debate que debiera asumir de frente el Senado de la República. Ya sabemos que no contamos con los miembros de las comisiones de Hacienda ni de Energía, ya lo sabemos, pero necesitamos contar, y este foro debe ser destinado y sus conclusiones, a la Comisión del Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la Comisión Especial de Cambio Climático, a la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenación Territorial, a la Comisión de Recursos Hidráulicos, a la Comisión de Salud y a la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, y aquí debieran estar los legisladores de esas comisiones si en realidad participan con vocación en el objetivo y la materia legislativa a la que están integrados.

Que otros justifiquen la devastación en nombre de recursos fiscales, incluso que en nombre de eso estén hoy negando la posibilidad de la consulta popular en el instrumento reglamentario de la reforma al artículo 35 de la Constitución, pero estas comisiones tienen que resolver la pregunta fundamental de los legisladores que votaremos en las próximas semanas.

A¿Vamos a condicionar el desarrollo sustentable en medio ambiente, la posibilidad de un mundo habitable sólo al desarrollo económico y a los ingresos para el Estado? Colocar aquello por encima de esto será, ahora sí a€•lo digo sinceramentea€• un absurdo legislativo que lindará dar la espalda de nueva cuenta a los intereses de la nación.

En esas preocupaciones yo enlisto mi participación en este foro. A veces me abruma no saber más de muchos otros temas y de no poderme meter como quisiera en tantos temas legislativos, pero confiamos en la opinión de los expertos que aquí nos hablan, y por supuesto haremos nuestras las conclusiones que tengan a bien dejarnos.


Reacciones