Logo
Alistan diagnóstico para restauración integral del conjunto conventual de Huaquechula Puebla
nacional - 2019-08-08
BETA
Alistan diagnóstico para restauración integral del conjunto conventual de Huaquechula Puebla


Especialistas se reúnen en la “Jornada de estudios sobre el Templo y Antiguo Convento de San Martín Caballero en Huaquechula. Hacia un diagnóstico integral”.

El sismo del 19 de septiembre de 2017 produjo graves daños en la estructura del inmueble histórico del siglo XVI.


“A raíz de los sismos de septiembre de 2017, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha enfrentado una tarea llena de retos. A la fecha, se han dado pasos firmes en cada decisión colegiada en torno a la restauración de los más de dos mil 340 inmuebles que presentaron daños”, expresó Valeria Valero Pié, coordinadora nacional de Monumentos Históricos de la institución.

Bajo ese contexto, se llevó a cabo la “Jornada de estudios sobre el Templo y Antiguo Convento de San Martín Caballero en Huaquechula, Puebla. Hacia un diagnóstico integral”,con sede en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), a fin de contribuir en la realización de un diagnóstico integral, el cual brinde certeza en la toma de decisiones para la conservación de este conjunto franciscano del siglo XVI.

En la apertura de la actividad, la cual también analizó las modificaciones que ha tenido el inmueble por distintos usos, el efecto de los sismos y sus diversas intervenciones, Valero Pié destacó que este conjunto conventual es uno de los que más daño registró en su estructura, al igual que en sus bienes muebles e inmuebles, razón por la cual se busca atenderlo mediante una restauración integral.

El sismo del 19 de septiembre de 2017 produjo en el conjunto de Huaquechula graves afectaciones, entre ellos, el colapso parcial de la cubierta y la bóveda del coro, así como agrietamientos severos que han dejado al conjunto religioso —y en particular al templo— en condiciones precarias de estabilidad, la cual también afecta el patrimonio mueble asociado a éste.

En este sentido, la jornada académica aborda temas como la historia del inmueble, su emplazamiento y su sistema constructivo. Sin bien es un conjunto religioso que se mantiene como tal, su convento es utilizado con fines culturales, por lo cual ha tenido algunas transformaciones.

En su intervención, María del Carmen Castro Barrera, coordinadora nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH, afirmó que este encuentro es un ejercicio fundamental para la labor que actualmente se desarrolla en torno a la recuperación de los bienes culturales afectados por los sismos.

“En nuestro caso, contamos con aproximadamente 15 mil bienes muebles afectados, de los cuales seis mil recibirán atención, el resto solamente serán protegidos, mientras se llevan a cabo los trabajos en sus respectivos inmuebles”, detalló.

Resaltó que, debido a los daños ocasionados por los movimientos sísmicos, se ha trabajado entre las diversas coordinaciones nacionales y centros estatales del INAH. Por ejemplo, citó, la Coordinación Nacional de Antropología apoya con antropólogos en las comunidades, quienes explican cómo son los procedimientos de restauración y el tiempo requerido, entre otros temas en los que auxilian.

La conferencia magistral de la jornada estuvo a cargo del doctor en arquitectura Manuel Eduardo Valiente Quevedo, titulada El complejo monástico de San Martín Caballero en Huaquechula, Puebla. Investigación histórica y criterios de intervención para su restauración, en la cual expuso algunos de los resultados de su tesis doctoral sostenida en la Sapienza- Universitá di Roma.

Explicó que la intención de su investigación —hecha de 2015 a 2017—, durante la cual hizo un levantamiento arquitectónico con georradar, es ilustrar el rol de los franciscanos durante el siglo XVI en México, en la obra arquitectónica de Juan de Alameda, hecha en Huejotzingo y Huaquechula, a partir de una explicación cronológica y tipológica de los conventos de esa orden religiosa en el país.

Al finalizar su ponencia, Valiente Quevedo proyectó un video donde él y la arquitecta italiana Gaia Turchetti entrevistan al arquitecto y profesor emérito de dicha universidad de Roma, Giovanni Carbonara, considerado el líder de la llamada escuela romana de restauración arquitectónica.

El especialista da cuenta de la restauración de la Basílica de Santa María di Collemaggio, en L"Aquila, en el centro de Italia, como ejemplo —desde un punto de vista teórico— de una restauración arquitectónica en un monumento histórico de tal envergadura, la cual también se vio dañada por un sismo.

“Cada caso es particular, cada inmueble tiene sus características, hay que conocerlo exhaustivamente para hacer un proyecto de restauración digno”, expresa en el video Carbonara, a propósito del trabajo en torno al complejo de Huaquechula.

Tras su ponencia, Valiente Quevedo consideró que aún “se requiere un estudio estratigráfico exhaustivo del lugar, para después decidir y realizar un proyecto de restauración, el cual no solamente se enfoque en la edificación, sino que también tome en cuenta su contexto, la ciudad, porque mantiene cierta traza de la época”, finalizó.


Más de nacional