Logo
Con homenaje al arqueólogo Roberto Gallegos inician actividades por los 40 años del Centro INAH Edomex
nacional - 2019-09-09
BETA
Con homenaje al arqueólogo Roberto Gallegos inician actividades por los 40 años del Centro INAH Edomex


En Toluca, se reconoció la labor y trayectoria de quien fue el primer director de esa representación estatal del INAH.

El Centro INAH Estado de México cuenta con 21 centros de trabajo, dos museos y 14 zonas arqueológicas, entre ellas Teotihuacan.


Con un sentido homenaje al arqueólogo Roberto Gallegos Ruiz, quien fue el primer director del Centro INAH Estado de México, dieron inicio las actividades conmemorativas por de los 40 años de la representación estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dedicada a conservar, proteger y difundir el patrimonio cultural de todos los mexicanos.

La Capilla Exenta, en el corazón de la ciudad de Toluca, fue el lugar de inicio del programa “Trayectos”, que arrancó con la deferencia a Roberto Gallegos, uno de los arqueólogos más destacados del INAH.

Al respecto, Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología de la institución, manifestó que, recientemente, reabrió, junto con el maestro Roberto Gallegos, la Zona Arqueológica de Mixcoac, cuya apertura se debe en mucho, a los trabajos que el homenajeado llevó a cabo ahí.

Sobre las cuatro décadas del Centro INAH Estado de México, destacó la importancia de esta entidad federativa dentro del mosaico cultural de México, “no en vano es la que tiene más zonas arqueológicas abiertas a la visita pública, entre ellas, Teotihuacan, la cual también tuvo como director al arqueólogo Roberto Gallegos”.

En su intervención, Luis Antonio Huitrón Santoyo, director del Centro INAH Estado de México, resaltó que el homenaje al investigador Roberto Gallegos, es un reconocimiento muy sentido a su labor, a su trayectoria y al aporte que no sólo ha dado al Estado de México sino al país entero, con su trabajo y dedicación; así como a su particular forma de enseñar la arqueología y cómo se debe proteger el patrimonio cultural.

Sobre la celebración de los 40 años del Centro INAH Estado de México, expuso que en ese tiempo diversas personas han dejado huella, entre ellas el homenajeado, “comprometidas con la preservación de patrimonio cultural de la sociedad mexiquense, quienes han tomado la batuta para ser custodios de la cultura y del patrimonio, defendiendo de manera incansable lo que identifica a los mexiquenses y mexicanos.

“En esta celebración cabe la autocrítica, que con humildad manifiesta el reconocimiento de los desafíos y retos que depara el devenir de una institución considerada, por propios y extraños, indispensable para la nación”, afirmó.

La representación del INAH en esta entidad fue creada en 1977, como centro regional México-Michoacán; en agosto de 1979, se establece como Centro INAH Estado de México, con el maestro Roberto Gallegos Ruiz, como primer director. A lo largo de 40 años ha tenido 16 titulares, entre ellos el reconocido arqueólogo Román Piña Chan.

Cuenta con 21 centros de trabajo, opera 14 zonas arqueológicas abiertas a la visita pública, entre las que destaca Teotihuacan; el Museo Nacional del Virreinato y un museo de sitio, dos capillas abiertas, dos ex conventos y un centro comunitario.

Roberto Gallegos Ruiz, de la medicina a la arqueología

José Roberto Gallegos Téllez Rojo, investigador de la UNAM e hijo del homenajeado, dedicó unas sentidas palabras a su padre, al afirmar que es un honor y responsabilidad hablar del arqueólogo Roberto Gallegos, su papá y su maestro.

Acompañado por la secretaria estatal de Turismo, Aurora González Ledezma; por la directora municipal de Cultura, Cecilia Portillo Luhrs; por las investigadoras del Centro INAH Estado de México, María Margarita del Olmo Calzada y María del Carmen Carbajal Correa; explicó que, fue gracias a su abuelo, quien llevó de visita al joven Roberto Gallegos a las ruinas de Tepeticpac, uno de los antiguos señoríos de Tlaxcala, donde le platicó de la zona y de su historia, que su padre supo que su camino estaba ahí, en la arqueología, pues antes había ingresado a la carrera de medicina.

“Más tarde, un tío suyo le platicó de la antropología. Mi abuelo le preguntó que si de eso iba a poder comer, y mi padre le contestó que no sabía; así, decidió inscribirse en la Escuela Nacional de Antropología, cuya sede era lo que hoy es el Museo Nacional de las Culturas del Mundo”.

Aseguró que el legado más importante su padre es su trabajo arqueológico: “el ser arqueólogo de este país”.

Finalmente, el homenajeado, quien ha trabajado en sitios arqueológicos de Michoacán, Tlaxcala, Estado de México, Veracruz, Morelos, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas, Querétaro y la Ciudad de México, y ha recibido reconocimientos en Guerrero, Nayarit, Sonora y Jalisco, hizo notar su pertenencia al INAH, en la cual se forjó como investigador egresado de la ENAH.

Sobre su labor como primer director del Centro INAH Estado de México, Roberto Gallegos indico que cuando llegó a ocupar el puesto procuró trabajar y manifestar honestidad, así como interés por conservar el patrimonio, “son aspectos que no se pierden en la vida profesional”.

Concluyó manifestando su gusto por el homenaje, el cual dijo se debe a su trabajo realizado, mismo que nunca esperó ser retribuido ni tampoco tener un reconocimiento, por ello, agradeció a todos los involucrados en el evento por dedicarle tiempo y esfuerzo.

En su juventud, Roberto Gallegos Ruiz trabajó con arqueólogos destacados, como Román Piña Chan, quien lo invitó a colaborar en Palenque al lado de Alfredo Ruz Lhuillier, también con el arqueólogo y antropólogo Eduardo Noguera, en Xochicalco. De su labor destaca el hallazgo de las Tumbas 1 y 2 de Zaachila, en Oaxaca. Asimismo, en el Estado de México ha investigado las zonas arqueológicas de Tlapacoya, Los Reyes, Malinalco, Tenayuca y Teotihuacan. Actualmente continúa con su proyecto en la recién abierta Zona Arqueológica de Mixcoac, en la Ciudad de México.


Más de nacional
Más visto
Video
2019-06-27T21:26:04.000Z

Pueblo mágico de Atlixco, Puebla

La ciudad de las flores se ubica en las faldas del volcán Popocatépetl, presume de tener el mejor clima del mundo y las flores son parte del paisaje cotidiano.