Ovacionan interpretación del Réquiem de Mozart en memoria de las víctimas del COVID-19 - NTCD Noticias
Sábado 27 de noviembre de 2021

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Ovacionan interpretación del Réquiem de Mozart en memoria de las víctimas del COVID-19

Ovacionan interpretación del Réquiem de Mozart en memoria de las víctimas del COVID-19

Ovacionan interpretación del Réquiem de Mozart en memoria de las víctimas del COVID-19

_ El concierto se puede disfrutar en las redes sociales de la Secretaría de Cultura y del Instituto

El concierto Réquiem en Re menor K. 626, de Wolfgang A. Mozart, para orquesta, coro mixto y cuatro solistas fue ofrecido en el Palacio de Bellas Artes In memoriam por las víctimas de la COVID-19, en una producción de la Compañía Nacional de Ópera, en el marco de la campaña #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

En una sublime interpretación que reitera la calidad artística, unieron sus voces la soprano Luisa Mordel, Amelia Sierra, mezzosoprano; Dante Alcalá, tenor, y Alejandro López, bajo, como solistas invitados de la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes, dirigidos por Iván López Reynoso y la preparación coral de Luis Manuel Sánchez.

Al inicio de este magno concierto, con voz en off fue leído el poema Deslizamiento, de Elsa Cross, como una llamado a la esperanza en este homenaje para recordar a quienes han fallecido durante la emergencia y abrazar a sus familias a partir de la música, desde una de las más bellas obras: la misa de réquiem que dejó inconclusa el compositor austriaco.

Tras una prolongada ovación, que hizo regresar en tres ocasiones a solistas y directores al escenario para agradecer al público, fue el corolario de esta In memoriam que dejará un emotivo recuerdo en medio de una pandemia que ha afectado a todas las naciones del mundo.

Asistentes emocionados por el homenaje

Alondra Ávila y Cristina Corona, procedentes de Nayarit, comentaron que su asistencia a este concierto fue “una experiencia muy grata e interesante”, y que las medidas sanitarias fueron efectivas y rápidas, tanto al entrar como al salir del recinto.

Con evidente emoción y voz entrecortada, Arisbé Guzmán, originaria de la Ciudad de México, comentó: “El Réquiem, en lo personal, es mi obra favorita, fue algo muy emotivo por toda la situación que estamos viviendo y porque el año pasado perdí a mi padre; [como emotivo fue] estar allí, sentirlo nuevamente [el Réquiem], sentir la música en vivo”. En tanto, Iveth Baz, dijo: “Estamos muy contentas de regresar a hacer lo que nos gusta; escuchar y vivir la música que extrañábamos tanto. Las dos estábamos muy contentas. Somos amigas; no pudimos ni abrazarnos, pero creo que el abrazo fue con la música y estar disfrutando juntas. Tenía más de un año de no verla. Hoy fue el día indicado y qué mejor que en el Palacio de Bellas Artes”.

Por otra parte, Pedro Bazán Fuentes, estudiante de la UAM Azcapotzalco, opinó: “Personalmente fue una experiencia maravillosa; como revivir esa parte del escenario mexicano, con música de Mozart y más en estas fechas -Día de Muertos-, en estas conmemoraciones con una de las obras más importantes de Mozart (Réquiem)”.

La profesora María del Carmen Fuentes, del Estado de México, sostuvo al referirse a los protocolos sanitarios: “[Nos sentimos] muy seguros; la verdad, una atención maravillosa, [que] se les agradece; muy profesional. ¡… Qué bueno, porque volvemos a la cultura! […] ojalá no se pierda nunca, y es admirable. ¡Felicidades!, salimos con un buen sabor de boca, como se dice: ¡Queremos más!”.

El Festival Internacional Cervantino, como parte de la programación de su edición 49, transmitió en vivo este concierto, en la pantalla gigante ubicada en Los Pastitos.


Reacciones