2a Reunión Anual del Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos (DEAN) - NTCD Noticias
Lunes 26 de septiembre de 2022

Inicio

-

Internacional

-

2a Reunión Anual del Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos (DEAN)

2a Reunión Anual del Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos (DEAN)

2a Reunión Anual del Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos (DEAN)

_ El día de hoy, altos funcionarios del gobierno de México y Estados Unidos se reunieron en la Ciudad de México para la segunda reunión anual del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN). La secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, y el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, presidieron la reunión por México. El secretario de Estado, Antony Blinken, la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, el representante comercial adjunto, Jayme White, y el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, presidieron la reunión por Estados Unidos.

Desde el relanzamiento del DEAN, hace un año, México y Estados Unidos han profundizado la cooperación y el compromiso con nuestro crecimiento económico regional, la integración y nuestra larga asociación estratégica. México y Estados Unidos reconocemos que somos más fuertes cuando abordamos los retos y aprovechamos las oportunidades juntos para hacer a América del Norte más resiliente, competitiva, diversa y segura. El DEAN proporciona una plataforma flexible y orientada a resultados para fomentar la prosperidad regional, ampliar la creación de empleos, invertir en nuestra gente, y reducir desigualdades y pobreza.

Como nuestros presidentes expresaron en su reunión en julio, América del Norte es una potencia económica. La fuerza económica regional ha permitido que el comercio entre México y Estados Unidos haya superado niveles pre-pandemia. El DEAN parte de esta relación dinámica y próspera con proyectos específicos para fortalecer las cadenas de suministro norteamericanas y la competitividad regional. Nuestra visión compartida y nuestro plan de trabajo enfocado establecen una ruta colaborativa para abordar la crisis climática, la pandemia global y la persistente desigualdad.

A partir del trabajo de este último año, el DEAN se enfoca en cuatro pilares centrales: Reconstruyendo juntos Promoción del desarrollo económico y social sustentable en el sur de México y Centroamérica Asegurando las herramientas para la prosperidad futura, e Invirtiendo en nuestros pueblos

Hoy revisamos los logros alcanzados en el DEAN [https://bit.ly/3eKLBYE] y discutimos nuevas áreas de colaboración, incluyendo la colaboración para combatir los retos del cambio climático para cumplir con nuestros compromisos de la agenda 2030 de la ONU y contar con transporte ecológico en la frontera para mejorar la calidad del aire y la salud pública. También dialogamos sobre la colaboración en electro movilidad, la economía digital, el desarrollo de la fuerza laboral y resiliencia de las cadenas de suministro en sectores como el farmacéutico, en el que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) está trabajando para optimizar el ambiente regulatorio.

La aprobación de la ley “CHIPS y Ciencia” (Chips and Science Act) en Estados Unidos proporciona oportunidades sin precedentes para mejorar nuestras ya dinámicas cadenas de suministro. De la misma manera, la Ley de Reducción de la Inflación – la legislación más significativa en cambio climático de la historia estadounidense – incluye 369 mil millones de dólares para reducir las emisiones y detonar la demanda de vehículos eléctricos y tecnologías de energías limpias. Estas leyes incrementarán la inversión en el sector manufacturero norteamericano, reducirán los costos de la energía para las familias y las empresas, apuntalarán nuestras cadenas de suministro y fortalecerán nuestra seguridad energética colectiva. También crearán empleos en ambos países y posicionarán a América del Norte como líder en energías limpias.

Para reconstruir juntos, México y Estados Unidos colaborarán para mejorar el clima de negocios y fortalecer la resiliencia de las cadenas de suministro entre los dos países. El año pasado se estableció el grupo de trabajo de cadenas de suministro del DEAN para evaluar sus necesidades de inversión y reducir vulnerabilidades que puedan causar interrupciones en sectores críticos, como el de semiconductores y tecnologías de información y comunicación (TIC).

Ambos países nos comprometimos a trabajar con nuestros sectores privados para identificar sitios con las habilidades, infraestructura y capacidades industriales adecuadas para una mayor inversión en el ecosistema de semiconductores y TIC. Trabajaremos juntos para llevar a cabo un programa piloto para determinar la viabilidad de acercar los centros de producción de insumos de semiconductores para reducir riegos de futuras interrupciones en las cadenas de suministro e igualmente apoyar una mayor integración de pequeñas y medianas empresas (PyMES) en estas cadenas de suministro.

Haremos frente al cambio climático acelerando la transición a energías limpias, particularmente mediante la adopción de vehículos de cero emisiones. Las agencias federales de México y Estados Unidos están trabajando con los gobiernos estatales y municipales, el sector privado y organizaciones de la sociedad civil para desarrollar espacios verdes y zonas de desarrollo económico sustentable en beneficio de comunidades hermanas a lo largo de nuestra frontera común. Hacerlo no sólo nos ayuda a cumplir con el objetivo de limitar el calentamiento a 1.5º C, sino que también mejora la salud pública y productividad agrícola.

A finales de este año, México y Estados Unidos celebrarán 200 años de relaciones bilaterales. Nuestros lazos familiares, culturales y de negocios de larga data, nos impulsan a explorar nuevas formas de facilitar el comercio y los viajes legítimos a lo largo de nuestra frontera compartida a través de la modernización de nuestra infraestructura, de asociaciones con el sector privado y programas de facilitación comercial. Nuestros países siguen comprometidos con la consecución de un esfuerzo conjunto bilateral multianual de modernización de la infraestructura fronteriza a lo largo de nuestra frontera de casi 3,200 kilómetros, aprovechando la Ley de Infraestructura Bipartidista y el compromiso de México por 1,500 millones de dólares para fortalecer la infraestructura, unir a las comunidades fronterizas y hacer que el flujo bidireccional de comercio y personas sea más seguro y eficiente.

A fin de promover el desarrollo sostenible en el sur de México y Centroamérica, México y Estados Unidos cooperan para promover el entorno empresarial y la calidad de vida de la región, a través de la creación de empleos y oportunidades en El Salvador, Honduras, Guatemala y el sur de México. Nuestros gobiernos federales, en asociación con líderes regionales del sector privado, han organizado cinco reuniones conjuntas con los gobernadores de los estados del sureste mexicano para promover la colaboración pública-privada para promover las oportunidades de inversión, el desarrollo económico y los objetivos ambientales y climáticos.

En diciembre de 2021, nuestras dos agencias de desarrollo lanzaron un nuevo marco de colaboración llamado “Sembrando Oportunidades” para aumentar la cooperación técnica y abordar las causas profundas de la migración irregular en el norte de Centroamérica. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional ha lanzado un nuevo proyecto de desarrollo económico llamado Generando Empleo y Sustentabilidad en el Sur de México (SURGES, por sus siglas en inglés) para movilizar inversiones del sector privado y fortalecer las capacidades de las comunidades rurales y los pequeños agricultores para que aprovechen las oportunidades del mercado y se integren a los mercados regionales existentes.

Para asegurar las herramientas para una prosperidad económica futura, México y Estados Unidos están trabajando para respaldar la compatibilidad regulatoria y la mitigación de riesgos en los sectores de tecnologías de la información y comunicaciones (TIC), ciberseguridad, telecomunicaciones e infraestructura. A través de mecanismos que incluyen el Grupo de Trabajo México-Estados Unidos sobre cuestiones cibernéticas, ambos gobiernos se coordinan para fortalecer nuestras protecciones de seguridad cibernética en las cadenas de suministro globales y abordar los desafíos de seguridad cibernética, a través de mejores prácticas y estándares de la industria internacional, y continúan cooperando en el despliegue de infraestructura de TIC, incluidas las redes 5G.

Para Invertir en Nuestros Pueblos, ambos gobiernos promueven iniciativas que amplían la colaboración en materia educativa y de capacitación técnica; invierten en emprendedores, apoyan a las pequeñas y medianas empresas; y mejoran el acceso a oportunidades económicas para mujeres, jóvenes, indígenas y miembros de la comunidad LGBTQI+. La fabricación de alta tecnología en América del Norte se basa en una fuerza laboral altamente calificada y un ecosistema sólido para promover el emprendimiento de alta tecnología. En octubre de 2022, las autoridades laborales y educativas de ambos países compartirán mejores prácticas sobre programas de aprendices, y educación vocacional y técnica.

Nuestra colaboración para mejorar la educación técnica y crear certificaciones en inglés permitirá capacitar a estudiantes para trabajar en la manufactura de alta tecnología, un factor clave para atraer una mayor inversión a medida que buscamos atraer insumos para la producción. Este trabajo incluye la implementación de programas para mujeres emprendedoras y la coordinación con los Centros de Desarrollo de Pequeñas Empresas para ampliar sus redes profesionales en el sur de México. Estamos invirtiendo en nuestros empresarios y PyMEs, lanzando una campaña de concientización pública para apoyar la innovación y la creatividad, y reducir los productos falsificados y el contenido pirateado de las cadenas de suministro.

México y Estados Unidos seguimos comprometidos con la construcción de una fuerza laboral más inclusiva que reconozca que todos nuestros ciudadanos deben beneficiarse de nuestro crecimiento económico. Con ese fin, estamos trabajando juntos para promover prácticas comerciales responsables, implementar las obligaciones en virtud de los convenios laborales internacionales, cooperar para erradicar el uso del trabajo forzoso en nuestras cadenas de suministro y ampliar los programas de trabajadores temporales con fuertes protecciones laborales. Hacerlo nos ayudará a avanzar en los compromisos que asumimos con nuestros socios en la declaración conjunta sobre Cooperación en las Cadenas de Suministro Globales de julio 2022 para promover la transparencia, la diversificación, la seguridad y la sostenibilidad en las cadenas de suministro globales.

Damos la bienvenida y confiamos en el aporte de las personas interesadas para definir e implementar iniciativas del DEAN. Afirmamos nuestro compromiso de continuar realizando actividades de vinculación con el sector privado, la academia y la sociedad civil, y buscamos expandir nuestros esfuerzos de interacción con representantes a nivel estatal.

Nuestro trabajo en el DEAN creará oportunidades inclusivas para beneficio de nuestros trabajadores y comunidades. México y Estados Unidos reafirmamos nuestro compromiso de reunirnos anualmente a nivel de secretarios y semestralmente a nivel de subsecretarios para seguir avanzando a partir del progreso logrado hasta ahora y trabajar hacia nuestra meta compartida de una América del Norte segura y próspera, capaz de superar los desafíos de hoy y alcanzar el potencial del mañana.

Reacciones