El coctel perfecto para el caos - NTCD Noticias
Miércoles 27 de enero de 2021

Inicio

-

Ciudad

-

El coctel perfecto para el caos

El coctel perfecto para el caos

El coctel perfecto para el caos


Alguna vez presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado, ya fallecido, afirmaba que el Metro es un mal necesario porque, aunque no estaba de acuerdo en seguir construyendo más líneas, había que hacerlo por la población creciente que utiliza todos los días ese sistema de transporte.

En la actualidad hay 195 estaciones en 12 líneas que llegan al Estado de México. En tiempos normales, el Metro transporta casi seis y medio millones de personas. Para muchos, significa un medio barato y rápido para poder movilizarse.

El Metro va a cumplir 52 años este 2021. En 1969 inició con una sola línea, en 1970 se inauguró la segunda y así sucesivamente hasta llegar a la red inmensa que es en la actualidad. Sostener ese gran aparato significa miles de millones de pesos al año, un alto costo para el gobierno local y para el erario federal.

Darle mantenimiento a un sistema tan grande no solamente es complejo por la inversión, sino se requiere un ejército de personas dedicadas a eso. Tengo entendido que el Metro tiene los trabajadores adecuados para ello y, aunque el Metro termine sus labores de servicio a las 12 de la noche, un grupo muy importante de empleados sigue con mucha actividad, sobre todo en el mantenimiento de la infraestructura.

El sábado 9 de enero ocurrió un incendio en la subestación eléctrica Buen Tono, que está en el Puesto Central de Control número 1 del Metro, uno de los cerebros del sistema y que tiene una antiguedad de 50 años. Desafortunadamente el accidente provocó una persona muerta, una joven mujer policía, y decenas de lesionados.

El siniestro provocó que las líneas de la uno a la seis suspendieran el servicio desde el mismo sábado lo que perjudicó a más de un millón de personas que utilizan cotidianamente ese transporte, sobre todo porque son las estaciones que tienen una carga mayor de usuarios, en especial las que van de Observatorio a Pantitlán – Línea 1 --, Taxqueña a Cuatro Caminos – Línea 2 – y Universidad a Indios Verdes.

Se dice que la subestación tiene 50 años de antiguedad y ya es urgente darle mantenimiento. Eso ha provocado que tenga más de dos mil fallas al año en las principales líneas. Alegan algunos trabajadores que el cableado de la subestación ya se calentaba mucho y posiblemente eso provocó el incendio. Los bomberos batallaron seis horas para sofocarlo.

Las líneas 4, 5 y 6 reanudaron el servicio este martes 12 de enero. Todavía está es indefinido cuando se va a reiniciar en las líneas 1, 2 y 3, que son las más viejas del sistema.

Se supone que este año, el gobierno va a invertir un presupuesto considerable para modernizar la infraestructura del Metro. Ojalá que sí. En este caso no cabe hablar de austeridad, bandera de la actual administración federal, porque si colapsa, millones de vidas estarán en riesgo.

En fin, un coctel perfecto para el caos en la Ciudad de México y gran parte del Estado de México: sin servicio del transporte más importante y ante una pandemia incontrolable.

Reacciones