Declaración Conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores de MIKTA sobre la pandemia del COVID-19 y la salud global - NTCD Noticias
Domingo 20 de septiembre de 2020

Inicio

-

Nacional

-

Declaración Conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores de MIKTA sobre la pandemia del COVID-19 y la salud global

Declaración Conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores de MIKTA sobre la pandemia del COVID-19 y la salud global

Declaración Conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores de MIKTA sobre la pandemia del COVID-19 y la salud global

Los Ministros de Relaciones Exteriores de México, Indonesia, la República de Corea, Turquía y Australia (MIKTA) expresamos nuestra profunda tristeza por la pérdida de numerosas vidas y el sufrimiento causado por la pandemia del COVID-19. Expresamos plena solidaridad entre nuestros países, y con la comunidad internacional en su conjunto, para hacer frente a esta amenaza global sin precedente y construir un futuro más resiliente.

Destacamos que la salud es esencial para que los seres humanos alcancen su máximo potencial y para que los países logren un desarrollo robusto y sostenible. Asimismo, es un pilar del bienestar y la seguridad de la comunidad internacional. No escatimaremos ningún esfuerzo para detener eficazmente la pandemia del COVID-19.

En este contexto, enfatizamos el papel crucial de las organizaciones internacionales relevantes, particularmente la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la coordinación de la respuesta internacional a la pandemia del COVID-19, incluyendo la protección de los trabajadores de la salud en la primera línea y la distribución de suministros médicos, especialmente herramientas de diagnóstico, equipos de protección personal, tratamientos, medicinas y vacunas, de manera oportuna y eficaz. Reafirmamos nuestro compromiso con la implementación del Reglamento Sanitario Internacional (2005).

Conminamos también a las organizaciones internacionales relevantes, en apego a sus mandatos, a aumentar rápida y decididamente los esfuerzos para facilitar la entrega de asistencia a todos los países que requieren ayuda, donde los sistemas de salud podrían tener menores capacidades para hacer frente a la pandemia. Enfatizamos la importancia de extender la ayuda a grupos que enfrentan vulnerabilidades por el COVID-19, incluyendo mujeres y niñas, personas con discapacidades, refugiados, migrantes, y desplazados internos, al tiempo de prestar particular atención a las necesidades de las comunidades receptoras. En este sentido, acogemos con beneplácito el Plan Mundial de Respuesta Humanitaria al COVID-19 lanzado el 25 de marzo por el Secretario General de las Naciones Unidas.

Celebramos la fuerte solidaridad expresada por el Grupo de los Veinte (G20) en su reciente Cumbre Extraordinaria Virtual, así como su compromiso para aumentar la coordinación de políticas frente a la crisis sanitaria global. Los miembros de MIKTA, junto con los otros países del G20, utilizaremos todas las herramientas de política disponibles para minimizar el daño económico y social de la pandemia, restablecer el crecimiento global, mantener la estabilidad de los mercados, y fortalecer la resiliencia, así como prestar particular atención a los sectores más desprotegidos, incluyendo aquellos que trabajan en la economía informal y a las pequeñas y medianas empresas. Confiamos en que la cooperación internacional robusta, impulsada por el G20, servirá para proteger vidas humanas y minimizar el impacto en los medios de vida de las personas, así como para prevenir cualquier forma de discriminación, racismo y xenofobia.

Estamos de acuerdo en que, cuando las medidas de emergencia diseñadas para atender la pandemia del COVID-19 sean necesarias, éstas deberán apegarse al Derecho Internacional Humanitario y ser puntuales, proporcionales, transparentes, no discriminatorias y temporales. No deberán crear barreras innecesarias al comercio ni disrupciones a las cadenas globales de suministro, y deberán ser consistentes con los principios y las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Enfatizamos la importancia de la transparencia y nuestro compromiso para notificar a la OMC sobre cualquier medida relacionada con el comercio que tomemos, las cuales permitirán que las cadenas globales de suministro continúen operando en esta crisis. Notando la necesidad de acelerar la recuperación de la economía global, también trabajaremos junto con la comunidad internacional para coordinar respuestas de formas que eviten interferencias innecesarias al tráfico y al comercio internacionales. Tomaremos en consideración la necesidad de facilitar el movimiento de personas y bienes para las actividades humanitarias, científicas y económicas esenciales, en tanto no mermen los esfuerzos de control de enfermedades de cada país.

Reconocemos que el COVID-19 es una enfermedad nueva que requiere una respuesta colaborativa, incluyendo el intercambio de información y buenas prácticas entre países. Estamos preparados para compartir nuestras respectivas experiencias en la atención a la pandemia de manera abierta, transparente y democrática. Notando que la apertura, la transparencia y la democracia son elementos clave para incorporar a las personas en las medidas diseñadas para protegerlas a cada persona, y a población en su conjunto, profundizaremos nuestra colaboración para movilizar todas las herramientas innovadoras a nuestro alcance para combatir la pandemia. Continuaremos trabajando junto con la comunidad internacional para acelerar el desarrollo de diagnósticos, terapias y vacunas, con apego a los objetivos de eficacia, seguridad, equidad, accesibilidad y asequibilidad, y cooperaremos para fortalecer aún más los sistemas de salud en países vulnerables.

Con la esperanza sincera de que pronto se logrará tener bajo control la pandemia del COVID-19, y habiendo comprendido plenamente el impacto de la pandemia en los medios de subsistencia y en el desarrollo, estamos fuertemente comprometidos a trabajar juntos, con espíritu de solidaridad y cooperación, para promover una mejor preparación frente a una futura epidemia, al tiempo de responder rápidamente a la actual. Para ello, exploraremos formas potenciales de cooperación, incluyendo el intercambio de información, la construcción de capacidades y la asistencia técnica entre nosotros y con otros países. Esperamos discusiones fructíferas en el futuro, incluyendo en próximas reuniones de MIKTA.

MIKTA, una nueva asociación interregional e innovadora, continuará desempeñando un papel de liderazgo en la promoción de la salud mundial, la protección de los bienes públicos, y el fortalecimiento de la gobernanza global.


Reacciones