Obras orquestales del siglo XIX volvieron a escucharse en el Concierto patriótico realizado en el Cenart - NTCD Noticias
Sábado 26 de noviembre de 2022

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Obras orquestales del siglo XIX volvieron a escucharse en el Concierto patriótico realizado en el Cenart

Obras orquestales del siglo XIX volvieron a escucharse en el Concierto patriótico realizado en el Cenart

Obras orquestales del siglo XIX volvieron a escucharse en el Concierto patriótico realizado en el Cenart

_ El programa se enmarcó en la conmemoración del 160 aniversario de la Batalla de Puebla y los 112 años del inicio de la Revolución Mexicana Se interpretaron temas de Aniceto Ortega, Cenobio Paniagua y María Garfias

Canciones que no se habían interpretado desde el siglo XIX fueron recuperadas durante el Concierto patriótico que realizó la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) la noche del miércoles en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Las orquestas sinfónicas de la Escuela Superior de Música y del Conservatorio Nacional de Música, así como el conjunto coral de esta última, celebraron los 160 años de la Batalla de Puebla y los 112 años del inicio de la Revolución Mexicana.

Bajo la dirección de Eduardo Álvarez Ortega y el acompañamiento de David Rocha Carbajal, el Concierto patriótico fue un sentido homenaje a aquellos personajes que lucharon por sus ideales de independencia y justicia, y que murieron por ellos.

En la actividad organizada por la Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas (Sgeia) participaron la soprano Adelaida Gual, ampliamente ovacionada por el público y por los propios músicos, así como el tenor Jorge Fajardo, ambos dueños de un amplio registro vocal que se escuchaba con claridad en el espacio del recinto.

El primer tema que se interpretó fue la instrumental Marcha Zaragoza, de Aniceto Ortega (1825-1875), que entusiasmó por su giro enfocado en la unidad nacionalista.

De Cenobio Paniagua (1821-1882) interpretaron La Independencia, en la cual el protagonismo del coro sobresalió por el vigor wagneriano. Una obra que debe aparecer más en los programas de concierto.

Dos obras más de Aniceto Ortega fueron apreciadas por el público asistente: Marcha Riva Palacio (cuya orquestación corrió a cargo de David Rodríguez) y Marcha republicana, en las cuales se nota la evolución musical del compositor y su amor por la naciente patria.

De María Garfias se interpretaron dos obras: ¡A Zaragoza, gloria! y ¡Dios salve a la nación! La primera es un himno al héroe nacional y la segunda, la autora la subtituló como una plegaria.

Himno a Zaragoza fue la última pieza del concierto. Escrita por Cenobio Paniagua para tenor, coro y orquesta, motivó al público a manifestarse con prolongados aplausos.

Las obras interpretadas son diferentes entre sí, pero las une una misma razón: enaltecer la patria, en uno de los periodos más convulsos de la historia de México, como fue el siglo XIX.

Las obras orquestales fueron restituidas y editadas por los especialistas del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Música Carlos Chávez (Cenidim) del Inbal, Michel Hernández Lugo y Samuel Máynez Champion.

Reacciones