Palabras del secretario de Gobernación, reunión de trabajo con legisladoras y legisladores del Congreso del Estado de Tamaulipas - NTCD Noticias
Sábado 02 de marzo de 2024

Inicio

-

Nacional

-

Palabras del secretario de Gobernación, reunión de trabajo con legisladoras y legisladores del Congreso del Estado de Tamaulipas

Palabras del secretario de Gobernación, reunión de trabajo con legisladoras y legisladores del Congreso del Estado de Tamaulipas

Palabras del secretario de Gobernación, reunión de trabajo con legisladoras y legisladores del Congreso del Estado de Tamaulipas

_ Muy buenas noches a todas, a todos ustedes, muchas gracias a las diputadas, a los diputados, a ustedes por su paciencia, les voy a hablar con la verdad, la culpa de que hayamos llegado tarde la tiene el gobernador del estado Américo Villarreal, pero esa es una culpa, un pecado que debe de tenerlos orgullosos a todos ustedes.

Ya hubiera yo querido cuando fui gobernador, cuando empezaba mi carrera de gobernador de Tabasco haber tenido la claridad, primero para informar a los tamaulipecos y al pueblo de México de la situación en que se recibió la administración y presentar un puntual diagnóstico de que es lo que requiere Tamaulipas, no nada más de lo que Américo seguramente va a hacer, sino en qué y para qué se requiere la mano de amigos, de hermanos del gobierno federal, del presidente de la República.

Acaba de presentar Américo un informe detallado que a menos a mí como compañero de este movimiento me llena de orgullo, tengo la seguridad que no le faltó nada al diagnóstico y al compromiso por Tamaulipas, tienen un gran gobernador y seguramente va a ser uno de los mejores gobernadores en la historia de Tamaulipas.

Y como veo que ya nos perdonaron el retraso, ahora me comprometo a hablar un poquito menos de dos horas para que sea, no miren, la verdad sí, de todo corazón se los digo, se agradece la espera, porque incluso a mí me preguntaron y dije, pues pedimos una disculpa y regresamos cuando se vaya a discutir y a votar la minuta y nos dijeron, no pues si nosotros les vamos a esperar, y lo menos que podemos decirles a los legisladores y a todos y cada uno de ustedes, es que estos son momentos realmente de unidad nacional y de compromiso por el país, aquí pues se ha vivido una de las noches más negras de las que tengamos memoria en todo el país.

Tamaulipas acaba de salir de la oscuridad, de la corrupción, de la represión, de la amenaza, del abuso del poder, de la inseguridad pública, del abuso de la autoridad y de la fuerza policiaca con el pretexto de que así se combatía la inseguridad, hay que agradecer que hay mucho Tamaulipas y mucho (inaudible) y que esa etapa ya seguramente no la volverán a vivir acá.

Miren, ahora estamos inaugurando una etapa distinta en el país, el señor presidente de la República nos ha pedido que vayamos a todos los congresos del Estado a platicar con los diputados, a exponerles de que se trata la reforma constitucional que Congreso de la Unión, los diputados, los senadores de la República han aprobado en fechas recientes y que requieren de la aprobación de la mayoría de los congresos locales.

¿Por qué requiere la aprobación de la mayoría de los congresos locales? Porque los congresos locales son parte fundamental de lo que se conoce como Constituyente Permanente, esto es, que todas las reformas constitucionales para ser legalmente válidas y que puedan convertirse en un decreto o en una ley, pues tienen que pasar por la mayoría de los congresos locales.

Pero hasta este año o hasta ahora, pues la costumbre era otra, la costumbre era que pues desde el centro del país, sus excelencias a veces se dignaban a levantar el teléfono y decirles a los diputados, ahí les va la reforma constitucional, y en los tiempos que ya se fueron mandaban allá por fax, si bien nos iba, la minuta aprobada y todavía ni siquiera la habían recibido los congresos estatales cuando ya corrían a levantar la mano, a decir ya quedó aprobada, señor presidente.

Y nosotros tenemos una convicción y creemos que las cosas son distintas, por eso el presidente me dijo, ve, explícales a los diputados, los diputados locales, pues representan al pueblo en sus estados, así como los diputados federales representan al pueblo y los senadores representan a los Estados de la Federación.

Entonces, por eso les pedimos que, a los diputados, a las diputadas que nos recibieran aquí, que conocieran desde luego la minuta, que entiendo ya se las entregaron hace algunos minutos. Se las hizo llegar, me dicen que el Congreso de la Unión, la Cámara de los Diputados y que seguramente van ellos a discutir y a aprobar en próximas fechas.

Esta minuta, contiene una reforma constitucional a un artículo, que es el 5º Transitorio, mediante el cual se creó hace tres años la Guardia Nacional.

¿En qué consiste la reforma? Bueno, pues ese transitorio llevaba, imponía la obligación de que la Guardia Nacional podría prestar servicios de seguridad pública, esto es, nuestras Fuerzas Armadas de manera indirecta podrían prestar servicios de seguridad pública. Pero que, la vigencia de esa disposición terminaba en marzo del 2024, ahora, se prorroga ese plazo y va hasta marzo del 2028.

Y aquí, en honor a la verdad hemos de decirles que no fue una iniciativa del titular del Ejecutivo federal, que no fue una Iniciativa del presidente de la República, sino que fue una Iniciativa que presentó el dos de septiembre una diputada del PRI, la diputada Yolanda de la Torre. Por cierto, pidió licencia porque entiendo ya es ahora la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Durango.

Pero cuando nosotros vimos de qué se trataba, pues el presidente de la República claro que la hizo suya y nos tocó a nosotros, pues hacer un trabajo en la Cámara de Diputados, en la Cámara de Senadores para que hubiera la mayoría constitucional, que no la teníamos.

Nada más con los legisladores, diputados federales o senadores emanados de este movimiento de la coalición, de lo que se conoce como la coalición de gobierno, que la integran las bancadas de Morena, del PT y del Partido Verde en la Cámara de Diputados, y en la Cámara de Senadores (inaudible) la bancada del PES. Aun así, unidas esas tres fracciones, pues no alcanzábamos la mayoría constitucional, se quedaba esta coalición corta, como por 57 votos.

¿Qué sucedió? Pues se sumaron diputados de la fracción parlamentaria del PRI, creo que uno del PRD y entonces aprobaron en primera instancia la reforma constitucional para que se prorrogara el plazo. Que, además, en honor a la verdad, también les digo que era lo mejor que le podía suceder al país, porque ir a buscar la reforma constitucional en marzo del 2024, pues hubiera hecho inviable cualquier posibilidad de un acuerdo político-legislativo.

Porque ya para el 2024, vamos a estar todos en pleno proceso electoral, marzo de 2024, según tengo entendido, pues ya debe de haber incluso iniciado las campañas presidenciales. Y por ello, pues claro que era conveniente que en estos tiempos se intentara construir esa mayoría.

La reforma, con esa única modificación en cuanto a la fecha, pasó a la Cámara de Senadores, y ahí, pues había que construir nuevamente otro consenso porque, y Américo que fue senador lo sabe bien, la coalición pues se quedaba corta como por 13 votos. Exactamente por 12 votos, eran los que se requerían para que fuese aprobado si hubiesen acudido todos los legisladores.

Pero ahí, porque de eso se trata la política, pues se decía, (inaudible), que en política a veces se cede en lo particular para construir en lo general, y entonces se armonizaron puntos de vista, y se hicieron algunas adentras que propusieron algunos legisladores, senadores, de la fracción parlamentaria del PRI, y otras que incluso propusieron senadores de la fracción parlamentaria del PRD. Y entonces se obtuvo la mayoría.

¿Qué fue en lo que se (inaudible)? Pues que, de entrada, se ratificó que se ampliaba el plazo para la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública.

Pero además se aceptó una definición jurídica que ya venía de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y dice uno de los párrafos de ese transitorio, que se autoriza a la Guardia Nacional a prestar tareas de seguridad pública, y que en tanto, desarrolla su estructura, capacidades e implementación territorial, el presidente de la República podrá disponer de las fuerzas armadas permanentes en tareas de seguridad pública conforme a los términos planteados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Esta participación debiera ser de manera extraordinaria, de manera regulada, de manera fiscalizada y de manera subordinada y complementaria.

Se adicionó otro párrafo, que, para nosotros, pues es el más importante, porque dota de constitucionalidad al actuar de las fuerzas armadas permanentes en las tareas de seguridad pública. Ese párrafo dice: “Las fuerzas armadas permanentes realizarán las tareas de seguridad pública con su organización y medios, y deberán capacitarse en la doctrina policial civil establecida en el artículo 21 de la Constitución”. Pues esto es un reconocimiento, dicen los abogados, de manera implícita a la constitucionalidad de la tarea de las fuerzas armadas en seguridad pública.

Se le adicionó igual algo que es histórico, el que esta labor tiene que ser respetando los derechos humanos y respetando las tradiciones de nuestras comunidades indígenas.

Esto nunca se había dado en el país, y ahora ya constitucionalmente, si es que la mayoría de los congresos locales la aprueban, pues ya tendremos a la Secretaría de la Defensa Nacional como una institución que está dotada de tres apartados: el Ejército mexicano, la Fuerza Aérea Mexicana, y ahora la Guardia Nacional, subordinada, ¿verdad?, a un mando, que contrario a lo que dicen los que no confían en este proyecto de nación, o no creen en este proyecto de nación, pues terminan con el discurso anacrónico de la militarización del país. Y lo voy a explicar de manera muy fácil.

En este país, afortunadamente, pues solamente existe un mando militar. Dice la Constitución, que el presidente de la República es el comandante supremo de las fuerzas armadas, esto es, el comandante supremo del ejército, y el comandante supremo de la Marina Armada de México.

Y si es el comandante supremo, quiere decir que la autoridad o el mando militar, pues no es finalmente militarizado, sino está sujeto al mando, o está bajo el mando de un personaje que forzosamente pues es civil y el presidente de la República como comandante supremo, pues tengan la seguridad que ni va a permitir una violación a los derechos humanos, ni va a ordenar jamás, porque él lo ha dicho en su comisión, que se repriman al pueblo de México.

Por el contrario, vamos a tener una policía capacitada con una formación sí militar, pero con una capacitación para prestar servicio de policía civil, ordenada, equipada y que va a ser un despliegue territorial de (inaudible) elementos por todo el país en un momento en que es necesario que se garantice la seguridad, que terminemos de ganarle la batalla a la delincuencia organizada.

Porque finalmente pues esto es convertir a la tarea de las Fuerzas Armadas en una, cómo decían los poetas, pues en una cotidianidad de bellos gestos, lo que queremos es recobrar nuestras calles, lo que queremos es que quienes tuvimos la oportunidad de que cuando éramos niños podíamos salir a jugar a la calle, incluso a los parques.

Jugábamos béisbol o futbol con pelotas hasta de trapo pues eso hoy va a ser una realidad que nuestros niños, nuestros hijos, nuestros nietos puedan salir a la calle sin ningún temor, que las mujeres que trabajen pues regresen a sus casas sin el miedo de que las van a asaltar en el autobús, en el microbús, en la combi, en el camión de pasajeros, que las jóvenes estudiantes cuando vayan de regreso a sus casas ya no anden con el Jesús en la boca porque pueden ser objeto del delito a la vuelta de la esquina. Eso es lo que queremos que cambie.

Por eso también el presidente adiciona una política de seguridad pública con una política de alto contenido social y por eso es que crea los programas sociales, y se va a buscar, se buscó, y se obtuvo la constitucionalidad. Hoy los programas sociales son una realidad, y esos ayudan a que combatamos las causas, no los efectos.

Y, ahora, después de un poco más de tres años, y lo verán seguramente en el informe que se va a presentar en estos días, el día 20, pues se le va ganando ya la batalla a la inseguridad. Y aquí en Tamaulipas con un gobernador como Américo, pues el compromiso del gobierno federal es seguir apoyando, y reforzar con la presencia de nuestras fuerzas armadas, con ese trabajo profesional a las tareas de seguridad pública.

Miren, y para que vean que este gobierno actúa de distinta manera, no me acuerdo de memoria los datos, pero creo que en Tamaulipas hay, más menos, mil 600 policías de carácter estatal. Son mil 680, si mal no recuerdo.

Pues, ¿saben cuántos elementos de las fuerzas armadas están prestando tareas de seguridad pública aquí en Tamaulipas? Casi seis mil, entre elementos del ejército y elementos de la Guardia Nacional. Había casi el doble de elementos de la Guardia Nacional apoyando en las tareas de seguridad pública a Tamaulipas.

Y eso que nosotros teníamos serias diferencias políticas e ideológicas con el gobernador que se fue. Imagínense ustedes qué no va a tener ahora Tamaulipas con un gobernador como Américo. Tamaulipas se merece, y Américo también, pues que haya todo el apoyo del gobierno federal, y lo va a haber seguramente. Entonces, pues eso.

Y yo, termino diciéndoles… se los voy a contar como una anécdota. Ya dije aquí que, pues no fue una iniciativa del presidente, pero a raíz de que se presentó esta iniciativa de reforma constitucional, pues los contrarios se dedicaron a denostar, se dedicaron a decir que nosotros hacíamos acuerdos en lo oscurito, que le habíamos agarrado la manita a Alito y que estábamos pactando con el PRI a cambio de impunidad, pues el león piensa que todos son de su condición.

Nosotros desde luego, que, si vamos a intentar siempre construir acuerdos políticos que le den gobernabilidad al país. Lo que no se vale, es los que actúan con hipocresía, con una mano firman la carta donde piden al gobierno federal que le manden más elementos de Guardia Nacional o de nuestras Fuerzas Armadas o del Ejército mexicano, para reforzar las tareas de seguridad pública en sus estados.

Y con la otra se niegan a la posibilidad de que apoyen esta iniciativa de reforma constitucional, miren (inaudible) a sus anchas la delincuencia en Guanajuato, es una tristeza que el otro día la Guardia Nacional haya tenido que, llegar a desarmar e intervenir a petición del gobierno del estado, de la policía municipal Guanajuato.

No tenía prácticamente policías, Irapuato, ahí en Guanajuato, uno de los municipios más importantes, económica, política y socialmente de Guanajuato porque la policía estaba corrompida y estaba tomada por el crimen organizado, allá van los elementos de la Guardia Nacional a prestar tareas de seguridad pública.

Días antes se había dado un incidente lamentable, que habían asesinado creo que, a doce personas en un espacio, creo que, en Tabasco, y así como eso pues hay algunos que no son capaces de admitir que esto tiene que ser un ejercicio de construcción.

Les dio coraje a los gobernadores, a algunos de Jalisco, otros de Nuevo León, que, porque ando diciendo que Jalisco hay anda la indecencia delincuencial, pues ahí están las cifras. No acaba él mismo de reconocer hace unos días que si no ha sido por la intervención de nuestros elementos del Ejército mexicano, de los militares. Gracias a que los militares intervinieron se evitó una masacre en Zapopan, el otro día que hubo un enfrentamiento, o un intento de secuestro.

Y ya no hablemos de Nuevo León, porque ya me reclamó también el gobernador, que, porque ando diciendo que la policía de ellos, que se conocen como Fuerza Civil, nada más está dedicada a prestar servicios de seguridad privada a los Oxxos y a las tiendas de conveniencia y les doy otro ejemplo la famosa Fuerza Civil, de Nuevo León, creo que tiene mil 400 elementos, saben cuántos, y eso es para Monterrey y la Zona Metropolitana.

Pues nada más en Monterrey y la zona metropolitana hay un poco más de siete mil elementos de nuestras Fuerzas Armadas, haciendo las tareas de seguridad pública. Por eso, yo creo que, hay que recordarles que no se vale la hipocresía, esto es un momento de construir entre todos sí queremos ganarle la batalla a la inseguridad, tiene que ser más allá de ideologías, de pertenencia política o de un partido.

Tiene que ser tarea compartida, responsabilidad compartida de quienes ejercemos cambio de gobierno, yo tuve la fortuna de ser gobernador de mi estado, no pude serlo más de dos años ocho meses, porque cuando el presidente de la República, me invita a acompañarlo, a ayudarlo en las tareas de gobierno, pues tampoco lo piensa mucho uno, se viene o se va uno a la Ciudad de México, a ayudar, es la tarea de transformación del país.

Pero yo recibí un estado que estaba en primer lugar nacional de secuestros, lo dejé creo en que en el lugar 21 o en el lugar 22, y éramos el primer lugar en extorsiones, un tipo de extorsión distinta a la telefónica, eran un grupo de extorsionadores que hostigaban a las empresas que se dedican a trabajarle a la industria petrolera, (inaudible) sus instalaciones, quienes (inaudible) sus camiones.

Y entonces promovimos una Ley que tratará de elevar la penalidad o la tipicidad, así dicen los abogados, del delito de extorsión y con eso pudimos actuar de otra manera y acabamos con ese tipo de extorsión, ya no hay en Tabasco, ya no les hablo de cómo vino a la baja la incidencia delictiva, la incidencia delictiva en general, yo recibí en el lugar número tres a Tabasco y lo dejamos en el número 24.

Y Chiapas es un ejemplo, lo recibieron casi al mismo tiempo en el lugar número cuatro, en el número cinco o seis en incidencia delictiva y ya ven que están en el número 31, entonces sí se pueden hacer las cosas de distinta manera, pero nosotros no negamos que tenemos o teníamos en ese momento la colaboración, la ayuda de nuestras fuerzas armadas, son la policía mejor capacitada, mejor preparada, con una noción de orden que desafortunadamente no tiene nuestra policía civil.

Por eso también la iniciativa establece un cronograma, antes la constitución decía cuando se creó la Guardia Nacional, que año con año los estados y los municipios estaremos obligados a presentar un informe al sistema nacional, a la secretaría técnica del Sistema Nacional de Seguridad Pública para detallar los avances, la capacitación, en la preparación de las policías civiles y hacer un requerimiento para los recursos necesarios.

Pues saben cuántos, y ahí atiendo mi culpa yo también, saben cuántos gobernadores, cuántos presidentes municipales armaron esos informes anuales, ninguno, porque cómo lo decía la constitución, pero no lo ponían como una obligación, todos nos íbamos en la fácil y no los mandábamos.

Ahora ya la reforma constitucional obliga a que el examen (inaudible) por la notificación va a ser de manera semestral, a que los secretarios de Defensa, de Marina y de Seguridad Ciudadana van a comparecer cada seis meses ante una comisión bicameral en la Cámara de Senadores y diputados y a presentar el requerimiento para que entonces se cree un fondo, que se va a crear a partir del año próximo y ahí por ende podrá hacer uso para la capacitación y para el equipamiento de las policías municipales y estatales.

Y entonces sí, podremos ir construyendo paulatinamente unas policías civiles, municipales y estatales que sepan ser profesionales, que sepan actuar y que vayan paulatinamente hacia el 2028 pues sustituyendo en sus tareas a los elementos de las fuerzas armadas, entonces básicamente de esto trata la reforma constitucional.

Y pues yo vengo con la instrucción del señor presidente Andrés Manuel López Obrador a platicarles, a exponerles a los legisladores en qué consiste, ya (inaudible) y yo espero que actúen en consecuencia y que esta reforma constitucional pueda ser aprobada por el congreso de Tamaulipas.

Muchas gracias, en verdad a todas, a todos ustedes por su paciencia, por permitirnos estar aquí en Tamaulipas, pues iniciando esta etapa distinta, esta nueva etapa en la vida política del país, muchas gracias.

Reacciones