Palabras secretario de Gobernación en Congreso del Estado de Quintana Roo con motivo de reforma constitucional en materia de seguridad - NTCD Noticias
Martes 29 de noviembre de 2022

Inicio

-

Nacional

-

Palabras secretario de Gobernación en Congreso del Estado de Quintana Roo con motivo de reforma constitucional en materia de seguridad

Palabras secretario de Gobernación en Congreso del Estado de Quintana Roo con motivo de reforma constitucional en materia de seguridad

Palabras secretario de Gobernación en Congreso del Estado de Quintana Roo con motivo de reforma constitucional en materia de seguridad

_ Muy buenas noches, a todas y a todos ustedes. Y digo noches porque quiero iniciar pidiendo una disculpa, no acostumbro llegar tarde, menos tratándose de un Estado al que nosotros queremos tanto como Quintana Roo, y de una gobernadora como Mara Lezama y pues de todos ustedes, porque ustedes merecen nuestro respeto y la puntualidad, y más en un político o en alguien que no es político, pero que ejerce una función pública, pues debe de ser un patrón de conducta

Y tuvimos un retraso en Tlaxcala, que fuimos en la mañana, y salimos con un retraso, y por eso quiero pedirles la verdad, una sincera disculpa. No le vayan a echar la culpa a la gobernadora, porque ella estaba hablándonos cada 20 minutos.

Primero, agradecerle a la gobernadora Constitucional del Estado de Quintana Roo, Mara, muchas gracias por la invitación, muchas gracias al presidente del Congreso, porque sin la participación de ellos pues esta intervención no hubiese sido posible.

No les voy a aburrir con tanta, con tanto rollo como dicen ahora los jóvenes.

Pero inicio comentándoles que el señor presidente nos ha encomendado una tarea que es novedosa, es algo que no se había visto en la historia política de este país. Y aquí hay varios que han tenido la oportunidad de ser legisladores, Joaquín Hendricks ya fue gobernador, fue senador, creo que también fue diputado federal y otros.

Y saben que antes, en el antiguo régimen se acostumbraba, cuando no había instrumentos modernos de tecnología, pues se mandaba un telegrama que decía, ahí les va la reforma constitucional. Después ya evolucionamos y era por fax, y no acababa de llegar el fax a la Legislatura en cuestión, que estos se peleaban en los estados por ver quién la aprobaba primero.

Pero nunca antes se había tomado en cuenta y se había valorado lo que representan los congresos locales para la historia del país. Primero, pues representan la constitucionalidad de todas aquellas reformas que en el Congreso de la Unión, diputados y senadores se aprueben, sin la aprobación mayoritaria de los congresos locales, no hay reforma constitucional.

Y les decía que nunca antes un representante del gobierno federal, mucho menos un secretario de Gobernación había realizado este trabajo de venir a platicar con los legisladores, de exponerles, qué contiene la reforma constitucional. Y tratar de convencerles, el por qué se requiere el apoyo de todos para que llegue a buen puerto. Yo les diría que también significa, si esto sale bien, pues un homenaje a la entrega, a la dedicación, a la lealtad y al patriotismo de los que integran nuestras fuerzas armadas.

Porqué ahora pues decimos, si están militarizando al país, pero pues eso no es cierto, el Ejército mexicano, nuestra fuerza armada permanente, la Marina Armada de México, han dado muestras de todo lo que les comenté, pero sobre todo de lealtad, de institucionalidad y de compromiso con el pueblo. Porque no acusamos de militarización, cuando van ellos a atender en los desastres naturales, ni decían que estábamos militarizando los programas nacionales de vacunación, por darles un ejemplo.

Ahora es distinto, ahora necesitamos como país de la participación de ellos, de su preparación, de la capacitación de la que disponen, para ayudar en todo el país a preservar la paz, a garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y es la seguridad de las personas, pero también de sus bienes.

No hay una institución más capacitada que ellos, no hay una institución más organizada que ellos, no hay una institución más ordenada que ellos, no hay una institución más equipada que ellos y yo aprovecho la presencia para agradecerles y para reiterarles nuestro compromiso de trabajar unidos y sacar adelante al país.

Y entonces pues la tarea de los de los legisladores locales es fundamental, a lo mejor muchos no lo sabemos, pero existe algo que se llama el Constituyente Permanente, sin ese Constituyente Permanente, pues no hay reformas a la Constitución, lo integran la Cámara de Diputados Federal y la Cámara de Senadores, que juntas hacen el Congreso de la Unión.

Y la parte más importante bueno, se van a ofender los diputados federales que están aquí se va a ofender la senadora Maribel, entonces mejor digo que no por ello la menos importante de ese Constituyente Permanente, pues son los legisladores locales y el presidente que está transformando el país me instruyó de ir a todos los congresos locales a dar inicio a un diálogo que debe de ser permanente, pues es una etapa distinta, una etapa nueva en la vida política del país y lo primero, pues es reconocerles a ustedes y reconocerles al pueblo al que ustedes representan, porque no hay representación más cercana al pueblo que ustedes los diputados locales en sus estados, desde luego, los presidentes municipales territorialmente, pues es la autoridad o el representante al que el pueblo siente más cercano.

Por eso hemos venido aquí esta tarde y también a ustedes les agradezco por su paciencia, porque si se nos pasó poquito la mano en el retraso. Ya prometo que, si alguna vez llego a ir a otro congreso, ya voy a llegar a tiempo.

Y comentarles que la minuta que ustedes van a discutir y que van a votar, pues es básicamente una modificación al artículo 5º transitorio del decreto constitucional que dio origen a la Guardia Nacional, que es un artículo de la Constitución que data del año 2019.

Nosotros no teníamos en el escenario pues ir a la búsqueda de una reforma constitucional en este momento, sabíamos que la Guardia Nacional tenía un plazo hasta 2024, para mantenerse prestando tareas de seguridad pública en todo el territorio nacional y que en marzo del 2024 terminaba ese plazo y debían de regresar a sus adscripciones, a sus cuarteles.

Y en todo el país se empezó a organizar a raíz de ello, pues la Guardia Nacional, integrada básicamente por mexicanos de formación militar, parte del Ejército mexicano, parte de marinos de la Marina Armada de México y otra parte eran algunos rezagos de lo que se conocía como Policía Federal Preventiva.

Se fue a lo largo de los dos años, tres años, consolidando a la Guardia Nacional, empezó trabajo de capacitación, se le destinaron recursos públicos para que fuesen equipados, que no les faltara prácticamente nada, y empezaron a ir a los estados a cumplir tareas de seguridad pública.

De repente, el último día de agosto de este año me llama, y se las voy a platicar, pues ya la conté en otros lados, pero mi pecho no es bodega y yo estoy obligado además a hablarle con la verdad. Nosotros no teníamos esa posibilidad de ir a la reforma en este momento, no la analizamos, porque, pues no tenemos una mayoría constitucional, que la forman las dos terceras partes de los integrantes de cada una de las cámaras.

Y el último día de agosto de este año me llama Ignacio Mier, que es el presidente de la junta de coordinación política y pide verme, y cuando lo recibo me dice: que los legisladores y el dirigente nacional del PRI lo habían buscado, que querían hablar con nosotros, comunicación que confieso estaba suspendida desde las noches aquellas de la reforma eléctrica en abril de este año.

Y me dijo, yo pensé que era por lo del informe de que íbamos a presentar al día siguiente, me dijo no, me dice, están proponiendo que construyamos un acuerdo y qué si lo construimos, un acuerdo político, podemos sacar una iniciativa de reforma constitucional para prorrogar el plazo de la Guardia Nacional.

Y le digo, a ver, suena muy bonito, pero ¡explícame!

Y ya me explicó en qué consistía, era modificar que en lugar de que feneciera en marzo de 2024 terminarían en marzo de 2028. Y ahí fuimos pacientemente construyendo la posibilidad de un acuerdo político.

Y el día dos de septiembre una legisladora del PRI presentó la iniciativa, Yolanda de la Torre que ahora es presidenta del Tribunal Superior de Justicia en Durango, presentó la iniciativa de la modificación, en cuanto al plazo, se sometió a votación a la Cámara de Diputados y se aprobó por las dos terceras partes con el voto de los legisladores de Morena, del PT, del Verde, y creo que 57 de 59 diputados del PRI.

Una vez que eso sucedió, pues pasó a la Cámara de Senadores y pues ahí hay que ir otra vez a buscar los consensos. Ya estábamos listos para votación cuando se cae el acuerdo, regresaron el dictamen a comisiones y hubo que y hubo que volver a empezar y entonces una de las propuestas eran hacer unas adendas que son unos añadidos que se hacen a los dictámenes que vienen de la cámara de origen.

Y finalmente pudo construirse las dos terceras partes, la mayoría constitucional en el Senado de la República con el voto de nueve de 12 legisladores del PRI y el voto de dos senadores del PRD y así pues se obtuvieron 87 votos, se requerían 85, mayoría constitucional.

Y en qué consisten las adendas, pues básicamente, que ya lo que contiene el dictamen; primero en darle un orden jurídico a la participación de las fuerzas armadas, específicamente de la fuerza armada permanente, aprovechando que ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación había definido con anterioridad cómo debía de ser la participación de las fuerzas armadas y en qué términos.

Se le agregó que, la participación de las fuerzas armadas, tendrían que ser de manera extraordinaria, de manera regulada, de manera fiscalizada y subordinada y complementaria. Se define perfectamente y entonces pues aumenta la constitucionalidad de la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública.

Seguidamente, también le agregaron un párrafo que es finalmente el más importante de toda la reforma, porque ahora sí ya no queda ninguna duda de que es un hecho constitucional el que nuestras fuerzas armadas participen en tareas en seguridad pública.

Dice ese párrafo, “la fuerza armada permanente realizará las tareas de seguridad pública con su organización y medios y deberá capacitarse en la doctrina policial civil establecida en el artículo 21 de la Constitución.

Pues esto es todo, y porque es todo, porque uno o dos meses antes se había aprobado algo que llaman reformas a la ley secundaria y que fueron reformas a la ley orgánica de la Administración Pública, reformas a la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanas.

Una reforma incluso a la Ley de Ascensos en el sector militar y naval, por la cual la Secretaría de la Defensa Nacional dispone ya de tres instituciones o tres cuerpos para la prestación de sus servicios tendientes a garantizar la seguridad del país.

El primero de ellos, que ya estaba en su organigrama, es el Ejército mexicano, el segundo de ellos es la Fuerza Aérea Mexicana y el tercero ya es la Guardia Nacional.

Luego entonces, dicen los abogados, que hay afirmaciones explícitas y afirmaciones implícitas, aquí no lo dice con esa palabra, pero implícito va el hecho de que si ya forma parte de una organización y aquí la reforma constitucional dice que vas a prestar el servicio o de seguridad.

Pues que lo hagas con tu organización y lo hagas con tus propios medios, esto es los recursos y que estés capacitándote permanentemente. Entonces ese párrafo que ustedes van a discutir seguramente es la minuta, pues es lo que dota de constitucionalidad, el actuar de las fuerzas armadas.

Se hicieron otras adiciones, que ya de por sí, ya existían en el marco jurídico mexicano, la primera es que, la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional o las fuerzas armadas permanentes, pues prestarán el servicio de seguridad pública en todo el país, vigilando siempre u obligándose a respetar los derechos humanos.

Y también las comunidades indígenas, las tradiciones indígenas, esto no estaba de esa manera, se incluyó y lo más importante es que se le fijan, sé fija un cronograma se firman plazos, se fijan objetivos y se impone la obligación a los estados y municipios de rendir un informe semestral.

Para qué se va a rendir el informe semestral, porque lo que queremos es recuperar a las policías civiles, entonces los estados y los municipios tendrán la obligación ya de organizarse e ir al secretariado nacional de seguridad pública cada seis meses para hacer, presentar su evaluación. Y seguidamente, podrán disponerse recursos de un fondo que ya está en trámites de aprobación en la Cámara de Diputados y pasará a senadores, que se forma con los recursos que están congelados.

Estos son aproximadamente 27 mil millones de pesos a cuentas que están ligadas al crimen organizado o a la actividad criminal que están perfectamente identificados.

¿Cómo se va a repartir ese fondo? Pues el 40 por ciento va directamente para la Fuerza Armada permanente para la Sedena y la Secretaría de Marina y el otro 60 por ciento se va a repartir proporcionalmente entre estados y municipios. Todavía los legisladores tendrán que ponerse de acuerdo, sí, primero se atiende a los 50 municipios considerados más violentos del país o se toma otro parámetro de medición.

Algunos me dirán que eso ya estaba en la Constitución, pues estaba y no estaba. ¿Por qué? Porque hasta hoy la Constitución señala que cada año los gobernadores y los presidentes municipales acudirán al Consejo Nacional de Seguridad Pública a presentar su evaluación y su programa de trabajo.

Nada más que, como no era una obligación que ahora sí lo es, pues saben ustedes en todos estos años que han corrido del 2019 a la fecha, cuántos gobernadores y cuántos presidentes municipales han presentado su informe anual.

Pues ninguno, hasta yo que fui gobernador de mi estado confieso que estaba en la omisión, no la han presentado porque no era una obligación, entonces ya se establece la obligación y la idea del constituyente es la evaluación y la evolución para qué en el 2028 a más tardar, pues ya vaya saliendo paulatinamente, vayamos quitándole la tarea al Ejército y recuperándolo para las policías municipales o estatales.

La verdad es que es necesario hacerlo, no nada más por lo que ya les comenté, que nuestras fuerzas armadas son los únicos capacitados, organizados y ordenados para hacer esta tarea, sino también, aquí en Quintana Roo, no, en el sureste de prácticamente no, pero hay estados donde no existen policías municipales, hay municipios de varios estados del país donde no existen ni las estatales ni las municipales.

Por razones hasta políticas, por razones hasta de financiamiento, para campañas, pues se fueron cediendo los territorios y entonces el que financiaba la campaña exigía que le dieran seguridad pública, así como pedían obras públicas y otras cosas y se cedían en los territorios, y en muchos municipios, ni siquiera eso, no hay quien preste el servicio de policía.

Ya sé que les van a decir, porque eso me lo cuestionaron ahora en Tlaxcala, “no, ¿por qué no les tienen la confianza?, denles el dinero”.

Y les dijo, a ver, pues una policía municipal o estatal no se va a inventar de la noche a la mañana, si no la hay. Pónganse nada más a reclutar a jóvenes que quieran prestar el servicio de policía y nos vamos a llevar incluso varios meses en ese proceso, y se llevan como tres o cuatro meses en que presenten el examen de control de confianza, y empezará la monserga de la capacitación. Entonces no es una tarea que podamos hacer de la noche a la mañana.

Y nosotros como gobierno federal, pues lo que queremos es que se recupere la paz, que haya seguridad. Cuando le platicaba ahora a don Gastón Alegre y a Mara Lezama, que yo venía mucho, pues de niño, y después de chamaco aquí a Quintana Roo. Que incluso alguna vez le dije, me quedé a dormir en unos, pues una casa, unos departamentos que habían. No sé si todavía existen en lo que es el palacio de gobierno, pues era territorio.

Quintana Roo fue el último territorio en convertirse en estado. Si mal no recuerdo, el último gobernador del territorio fue David Gustavo Gutiérrez, y el primero del estado fue don Jesús Martínez Ross. El segundo, creo que fue Pedro Joaquín, y ahí ya vinieron otros, aquí está Joaquín Hendricks, a quién me da mucho gusto saludarlo.

Entonces, pues en aquellas épocas el país era un paraíso. Y uno podía, los niños podían libremente, iban hasta la escuela caminando, no había pues ningún problema, y lo que queremos es eso, recuperar las calles, que los niños, que los jóvenes puedan libremente estar donde le plazca estar, que las mujeres que trabajan cuando regresan a sus casas, pues no estén con la monserga de qué si las van a asaltar en el autobús o el microbús, o en la combi, o cuando van simple y sencillamente caminando a su casa.

Desafortunadamente, hoy tenemos problemas serios de seguridad en varios estados. Y eso que ahora ha cambiado la manera de combatir a la inseguridad, porque el presidente tomó la decisión de ir a combatir esto, combatiendo las causas.

Por eso hay programas sociales, por eso los jóvenes tienen oportunidades, tienen becas, existe el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, y por eso muchos de los estados han empezado ya a adoptar programas sociales. Sobre todo, tendientes a apoyar a los jóvenes, y evitar de esa manera que sean presa de las organizaciones criminales.

Porque, pues da tristeza a veces ir a las comunidades, y que la mayor aspiración de los jóvenes es tener una moto para poder ser halcones del crimen organizado.

Entonces, estamos ante una invaluable oportunidad de recuperar al país, y por eso venimos a pedirles a los diputados su confianza. Su confianza en nuestras instituciones. Tenemos que construir entre todos, un mejor país. Por eso a nosotros cuando los legisladores y dirigentes del PRI propusieron que la reforma constitucional, fuimos los primeros en reconocerles e invitarlos a formar parte de ese acuerdo, gran acuerdo nacional.

Ya después, pues me tocará regresar a lo mejor para pedirles que ayuden en la reforma electoral o lo mejor en una de esas hasta en la reforma eléctrica, pero eso ya vendrá después, ahorita lo que nos interesa realmente es esto. Me cuestionaron que por qué nos poníamos a hablarlo con los del PRI, yo les recordé aquella frase, creo que fue Enrique VIII que decía que París bien vale una misa, pues el país bien vale un buen acuerdo político.

Es la hora de construir, y entre todos pues sacar adelante al país y en el caso de Quintana Roo, pues ratificar el compromiso del presidente de la República, del gobierno federal con Mara, con ustedes, con el pueblo de Quintana Roo. Tenemos que ir, tenemos que ayudar muchísimo a Quintana Roo porque la verdad es que no hemos sido recíprocos con Quintana Roo, tenemos que valorar todo lo que Quintana Roo le aporta al país, le aporta políticamente, socialmente, económicamente,

Lo que ustedes representan para el Producto Interno Bruto, bueno, creo que así se llama, eso dicen los economistas, nacional, pues es de vital importancia. Ahora tenemos que buscar la manera de ser recíproco con ustedes, de combatir la desigualdad en Quintana Roo. Lamentablemente hay mucha desigualdad y conviven dos, tres y hasta cuatro Quintana Roo, porque son como un espejo de un lado la abundancia, que se vale del desarrollo turístico.

Y a pocos kilómetros, ahí están las ciudades perdidas, las colonias donde hace falta agua, donde no hay transporte público, donde no hay alumbrado, donde no hay pavimentación en la parte norte. Y tenemos también que integrar a la parte sur de Quintana Roo, no podemos, ese tiene que ser el compromiso y yo sé que es uno de los objetivos de Mara.

Tiene que haber homogeneidad en Quintana Roo, nada más hay un sólo Quintana Roo, no hay el Quintana Roo rico y el Quintana Roo pobre, eso tiene que terminar y nosotros vamos a ayudar a Mara.

Mara le va a poner todo su empeño, todo su corazón, sí voy a decir que es la mejor, va a ser la mejor gobernadora en la historia de Quintana Roo. Y ella me va a contestar, pues si soy la primera.

Pero cuando la historia venga a juzgar su trabajo, a calificar su trabajo, pues no va a ser ahora o dentro de cinco años, sino dentro de 10, dentro de 15, dentro de 20 años, y seguramente habrá otras mujeres que tendrán la oportunidad de ser gobernadoras de Quintana Roo. Pero para nosotros, ella va a ser la mejor, porque es con la que nos va a tocar trabajar.

Básicamente, eso es lo que contiene la Iniciativa de reforma constitucional. Y yo terminaría, no nada más agradeciendo la atención de todos ustedes y agradeciendo la atención de la gobernadora, sino ratificando que todo el apoyo que Quintana Roo y que Mara Lezama, requieran del gobierno federal, ahí va a estar.

Y parte primordial de ese apoyo, es recuperar la seguridad de los habitantes y de nuestros visitantes, es nuestra obligación primordial cuidar a Quintana Roo. Va a ser un gran Quintana Roo, con estabilidad, con tranquilidad, con paz, que ya no nos llenen de esas malas noticias de nota roja.

Quintana Roo es hermoso y su gente es muy trabajadora, muy comprometida y es pues un crisol de tabasqueños, de yucatecos de veracruzanos, de chiapanecos, de campechanos, de todo el país han venido aquí a consolidar este hermoso estado que tanto aporta al país.

Y es el momento, pues de la reciprocidad, de la mano amiga, de la mano comprometida y de qué entre todos, tenemos que ayudar todos a Mara, que tiene la responsabilidad, la obligación constitucional.

Pero en realidad, la obligación moral es de todos, de quienes invierten, de quienes aquí dirigen las iglesias, hasta los políticos dirigentes de los partidos, diputados, todos los presidentes municipales, pero, sobre todo, la sociedad de Quintana Roo tiene que integrarse como una sola para que salgamos adelante.

Muchas gracias de verdad a todas y a todos ustedes, y que ¡Viva Quintana Roo! A ver si no me regañan.

Reacciones