Valeria Berrelleza ofreció en el CECUT versión coreográfica de su viaje por Latinoamérica - NTCD Noticias
Martes 22 de septiembre de 2020

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Valeria Berrelleza ofreció en el CECUT versión coreográfica de su viaje por Latinoamérica

Valeria Berrelleza ofreció en el CECUT versión coreográfica de su viaje por Latinoamérica

Valeria Berrelleza ofreció en el CECUT versión coreográfica de su viaje por Latinoamérica

En el marco del Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró este domingo 8 de marzo, y como parte de Equitativa, programa nacional de género, la bailarina Valeria Berrelleza, acompañada por Samuel Solís, quien ejecutó en vivo música para violoncello, presentó su espectáculo “Antología: Cuerpo y memorias de un viaje por Latinoamérica” en el Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

La presentación dio inicio a las 16:00 horas en la Sala de Espectáculos del CECUT, pero durante el ensayo previo la bailarina conversó con quienes se encontraban allí; en este intervalo la artista invitó a dos de quienes atestiguaban el ensayo de su primera coreografía a subir al escenario para compartir algunos pasos con ella.

Producto de un viaje que la bailarina y gestora cultural realizó por 13 países del continente, iniciado en México y que abarcó Cuba, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, la directora de su propio espectáculo ofreció un recorrido antológico que recoge la experiencia adquirida durante ese periplo.

“Me hubiera gustado incluir mucho más en esta obra, fue un viaje de siete meses en donde intenté enfocarme principalmente en dos temas que considero cruciales: migración y feminismo, y que justamente fueron las problemáticas con las que me encontré”, explicó Berelleza, quien es egresada de la licenciatura en Danza Contemporánea por la Universidad Autónoma de Baja California, con estudios en Antropología de la Danza por la Universidad de Buenos Aires.

La introducción al espectáculo fue una danza donde Valeria Berelleza se desplazó con movimientos sutiles de un lado a otro del escenario, decorado con vegetación y follaje, mientras una proyección que estuvo activa durante gran parte del espectáculo mostraba distintos paisajes que rememoraban los sitios visitados por la bailarina, mientras ejecutaba sus coreografías.

Según reveló, cada cuadro coreográfico fue inspirado por diferentes sucesos que vivió durante su viaje por Latinoamérica y transmite las variadas sensaciones que experimentó en cada uno de los sitios que visitó.

“Yo creo, sinceramente, que los latinoamericanos somos la sonrisa del mundo, que nos corre la alegría por las venas, pero nos ha tocado vivir cosas crueles estos últimos años y a pesar de eso seguimos siendo felices, seguimos luchando y eso fue parte de lo que quería mostrar”, expresó la bailarina respecto a la danza titulada “Fuego”.

En contrapunto, la pieza que ejecutó a continuación consistió en un momento lleno de tensión en el que la artista subía una escalera colgada en lo alto del escenario, donde según Valeria, podía ver todos los peligros a los que se expone la gente al buscar una vida mejor en el tema de la migración.

Samuel Solís acompañó las evoluciones de la bailarina tocando el violoncello en una danza inspirada por una compañía que Valeria Berelleza conoció en Perú de nombre Crudo Movimiento.

Hacia el final de su espectáculo antológico, la artista portó una gran máscara de varios rostros que ella denomina “El señor de las caras” en una presentación donde la bailarina refleja el cuerpo de una mujer en plena metamorfosis, retorciéndose por el escenario hasta llegar a un cuadro amorfo que Valeria explica como un final sin final en el que el personaje al que da vida en este segmento seguiría en esa transformación para siempre.

“A mí me gustaría transmitir a través de mi obra el valor de la libertad, yo quiero dejar a la gente vivir y que la gente me deje vivir, porque así se llega al amor, a la felicidad y a la paz. Y espero que con estos actos artísticos se llegue a crear la visión de un futuro de personas libres”, concluyó Valeria Berrelleza.


Reacciones