Versión estenográfica palabras del secretario de Gobernación, durante el inicio de las obras del acueducto El Cuchillo II, en Nuevo León. - NTCD Noticias
Lunes 30 de enero de 2023

Inicio

-

Nacional

-

Versión estenográfica palabras del secretario de Gobernación, durante el inicio de las obras del acueducto El Cuchillo II, en Nuevo León.

Versión estenográfica palabras del secretario de Gobernación, durante el inicio de las obras del acueducto El Cuchillo II, en Nuevo León.

Versión estenográfica palabras del secretario de Gobernación, durante el inicio de las obras del acueducto El Cuchillo II, en Nuevo León.

_ Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

La verdad que, como funcionario público, este es –probablemente– el día que más gusto me da venir a Nuevo León, a Monterrey, porque estamos cumpliendo la palabra empeñada.

El 12, el 11 de julio, para ser exactos, cuando iniciaba la crisis del agua, el presidente Andrés Manuel López Obrador nos instruyó a la secretaria de Seguridad, Rosa Icela; al director general de la Conagua, el ingeniero Germán Martínez. En aquella ocasión también el subsecretario de la Defensa, general Radilla, vino con nosotros.

Y nos pidió que viniéramos a Monterrey, que nos reuniéramos con el gobernador, y que hiciéramos un diagnóstico de en qué momento de la crisis por la escasez de agua estaba Nuevo León, y específicamente Monterrey y la zona metropolitana.

Posteriormente, el día 29 de julio, volvió a enviarnos ya con un primer acuerdo, una primera propuesta que le trajimos al señor gobernador, donde se establecían algunas medidas para abatir la escasez de agua.

Entre las que se incluía, desde luego, el trabajo de la Secretaría de la Defensa Nacional, para con pipas poder abastecer de agua a las zonas más marginadas, que es donde desafortunadamente, pues no hemos podido que el agua llegue a la totalidad de esos asentamientos poblacionales.

Y la Secretaría de la Defensa inició mediante el Plan DN-III, un trabajo coordinado con el gobierno del estado para que esta medida pudiera ser efectiva.

Pero también, nos instruyó para reunirnos con los citricultores y convenir con ellos, específicamente los de El Chapotal, que pudiese haber una especie de tandeo y que pudiésemos aprovechar parte del agua que ellos tienen concesionada para riego. Y gobierno del estado a través del organismo operador del agua, pudiese clorarla, potabilizarla, hacerla apta para consumos humano y que pudiese también hacerse llegar a la población.

También, lo hicimos desde el 12 de julio, pero ya a partir de esa instrucción, de ese decreto y para reunirnos con los empresarios, con los industriales, quienes son legítimamente concesionarios del uso de agua. Lo hicimos y tanto en el caso de los citricultores, como en el caso de los industriales y de los empresarios, pues encontramos verdadera solidaridad.

Yo diría que lo que hoy se está concretizando, pues es un trabajo conjunto, coordinado de todos, desde luego, del gobernador Samuel, a quien yo le agradezco que nos haya invitado y nos convoque esta mañana. Ya me quemó porque yo sí iba a hablar de que hasta los aplausos se ahorran, pero ya lo contó de otra manera.

Como agradezco también que hoy nos acompañe el general Norberto Cortés, que es el jefe de la IV Región Militar, quien viene no nada más como el jefe de la IV Región Militar, sino como representante personal del secretario de la Defensa Nacional, quien tuvo que acompañar al señor presidente hoy a una gira por el sureste, pero que está ocupado y preocupado para que estos proyectos se lleven a bien. Y por eso le pidió al señor general que nos acompañara y que representara a la Secretaría de la Defensa.

Y no imaginan ustedes el gusto, el orgullo que yo tengo, que un funcionario excepcional como el secretario de la Función Pública, don Roberto Salcedo Aquino, una gente con toda la experiencia en la administración pública, no nada más nos esté acompañando, sino esté verdaderamente involucrado en este proyecto, muchas gracias don Roberto.

Y ni les digo de Jorge Mendoza, porque ya ahora resulta que ya se volvió política, ya no es nada más financiero. Cuando yo aspiraba a ser gobernador de Tabasco, llegaba a Tabasco y también ofrecía y comprometía obras y comprometía apoyos, bueno yo ahí se los dejo.

César Yáñez, que es el subsecretario de Gobernación, que nos acompaña también y que ha sido una parte fundamental para que esto pudiera aterrizar, muchas gracias, César. Y desde luego, el ingeniero Germán Martínez Santoyo, director general de la Comisión Nacional del Agua, porque sin él, sin el aporte de todo el equipo de trabajo de la Conagua, pues esto no hubiera sido posible. A veces hace mucho coraje porque al gobernador se le pasa la mano, pero ya no va a ser así, muchas gracias ingeniero Germán.

Agradecer también, de manera especial, la presencia aquí del ingeniero Alejandro Rodríguez Michelsen, quien viene hoy en representación de Caintra, de Rodrigo Fernández, muchas gracias ingeniero. No le digo que arriba los Tigres porque se me van a enojar los otros, entonces (inaudible); a los tuberos, así les dicen a los alumineros, a todos, además con esos precios, la verdad que les agradecemos que tanta generosidad.

Tenemos ocho meses para terminar la obra y creo que sí lo vamos a conseguir, miren, en prácticamente veinte días se pudo concretizar algo que llevaba 40 o 50 años, nada más siendo mencionado.

Porque, así como Samuel habló aquí sin intimidades, yo les voy a confesar una cosa, 29 de julio Samuel nos entregó el proyecto de El Cuchillo II y ya pues nos fuimos contentos, ya teníamos proyecto. Se lo entregamos al director general de la Comisión Nacional del Agua para que hiciéramos un planteamiento al presidente, y creo que esa fecha yo dije, pues a más tardar el 5 o el 15 de septiembre podemos iniciar la construcción de El Cuchillo II.

No teníamos un peso, ni nosotros ni el gobierno de Nuevo León, pero ahí, ya ven que los políticos así son, (inaudible). Y cuál es nuestra sorpresa cuando al día siguiente me llama el ingeniero Germán, que le urgía verme y va a la oficina y me dice, oiga, le tengo que platicar algo, nos tomaron el pelo. ¿Por qué? Porque aquí no hay proyecto, eran tres planos los que Samuel había podido rescatar. Las administraciones anteriores, no fueron capaces ni de hacer el proyecto de El Cuchillo II.

Entonces, pues para qué les engaño, pero Germán junto con el gobernador, pues diseñaron ya un programa para que a la par que se está haciendo el proyecto ejecutivo, las empresas puedan ir avanzando en la construcción del acueducto. Y también las empresas de tubo y de aluminio, pues puedan ir trabajando. Se dividió como bien explicaron aquí, en diez empresas regias el total de los 100 kilómetros. Creo que nueve van a ejecutar y una va a ser la que esté a cargo del proyecto.

Y lo mismo, todo el tubo, todo el acero, pues va a ser también fabricado aquí en Nuevo León, en lo único que creo que, si no se pudo, es en el asunto de las bombas que se tienen que importar, hasta ahí me… ah, ya se van a hacer acá también, bueno pues ya salieron ganando. Y ya hasta consiguió Samuel, el dinero para el tren, y Jorge Mendoza, en serio que hizo un trabajo de planeación, encontró el recurso hasta por debajo de las piedras.

Porque el primer planteamiento que nosotros hicimos era que el gobierno de Nuevo León aportara, pues lo que pudiera y que contratará en crédito el resto y el gobierno federal, pues lo animaba a la construcción del ducto.

Pero Jorge se aplicó y consiguió en fideicomiso o en fondos que estaban ahí y que ya le explicó, un poquito más de 5 mil millones de pesos y eso le permitió a Samuel aportar los 3 mil 500 que tenía destinados para el asunto del Metro, los aportó en una primera instancia y ya será menos el crédito a contratar.

En fin, que hay ya el recurso, pero sobre todo hay la voluntad y compromiso de que, a más tardar a finales de julio del año próximo, pues ya estemos inaugurando el acueducto de El Cuchillo II. Y eso pues nos permitirá empezar a trabajar organizadamente porque si dejamos 9 años, dentro de 10 años cuando el hijo de Samuel este corriendo en segundo o tercero de primaria, pues no vamos a enfrentar con otra (inaudible) posibilidades para que, en un tiempo no muy lejano, pues inicie la construcción posible de un acueducto, que traiga agua desde la desembocadura del Pánuco, que además nos puede servir para compensar digamos, la falta de agua en Tamaulipas y en San Luis Potosí.

Incluso, podría haber sobrante de agua para con eso, pagar parte de la cuota del tratado internacional que se tiene con Estados Unidos.

La desaladora de la que hablábamos es una opción, pero es la más cara, pero también nos llevaría a construir una desaladora, pero también como 300 kilómetros de ducto, pues es más fácil, más barato y más rápido, traerlo desde la desembocadura del Pánuco, en fin.

Reiterarles el compromiso del presidente de la República, de no quedarnos nada más en esta solución, que vayamos pensando, en qué vamos a hacer cuando naturalmente, pues ya lo que se conduzca por El Cuchillo II y por El Cuchillo I, pues ya no nos sea, no nos sea suficiente.

Él nos ha dicho que no quiere, que Monterrey, que la zona metropolitana vuelvan a sufrir otra situación tan delicada como ésta, pues el derecho al agua es uno de los derechos humanos fundamentales. Algunos pensamos que es el más fundamental de los derechos y ese es el compromiso.

La verdad que muchas gracias a todas y a todos, los neoloneses porque, pues unidos más allá de cualquier posible diferencia que no la hay, pues vamos a hacer que salga adelante no nada más Nuevo León, sino el país.

Y (inaudible) fuerzas se sumaron todos, las iglesias, las Universidades, ya hablamos de la Caintra, de la Canacero, la sociedad civil, el gobierno del estado, los gobiernos municipales, el gobierno federal.

Y por eso, yo inicie diciendo que era de los días que, como funcionario público, pues nos da orgullo ser parte de una administración pública federal, de un gobierno que encabeza el presidente López Obrador, que está todos los días ocupado en cumplirle a la gente.

Muchas gracias en verdad a todos y a todos ustedes y sí me gustaría antes de terminar hacer una reflexión, porque con todo el respeto y el cariño que yo le tengo a don Armando Garza. Él me llamó y un grupo de empresarios, pues porque nunca falta los que empiezan ahí a tratar de llevar agua para su molino y empezaron a decir que Samuel, y había comprometido y que, si no se hacía un ducto con capacidad de 10 mil litros, esto no iba a servir y que iba a ser dinero tirado a la basura. Tratando de contrapuntear la posición de cooperación, de trabajo coordinado con el gobernador del estado y el gobierno federal.

Y don Armando me llamó preocupado y me dice: “oiga, pues si es un asunto de dinero, juntamos a los compañeros empresarios, industriales y le entramos”. Y le expliqué y ahora lo hago también públicamente, no, no fue un asunto de dinero el tomar la decisión de construir un ducto paralelo o un acueducto paralelo al que ya existía con capacidad de 5 mil metros cúbicos, litros cúbicos.

Se hizo, primero, pues ya les expliqué no había proyecto, no teníamos proyecto para los 5 mil, pues menos íbamos a tener para el de 10 mil. Se hizo no por un asunto de dinero por que el recurso, pues finalmente sí, sí apareció y sí está disponible.

Es un asunto técnico, es un asunto también de hablarle con la verdad a la gente y decirles que para qué queríamos un ducto de 10 mil litros, sino íbamos a tener agua para llevar 10 de un lado y 5 en el otro. La capacidad de agua o la disponibilidad de agua, pues está en el rango de los 10 mil litros, pero eso nos permite como dicen, la viabilidad para los próximos 10 años. Entonces, no había un estudio, no había nada.

Así se lo expliqué a don Armando y lo entendió perfectamente, pero quería yo dejarlo, pues aquí, hacerlo del conocimiento de todos ustedes. Y muchas gracias de verdad, al señor gobernador porque en esto y en muchas otras cosas, trabajamos de manera coordinada y muchas gracias a todas y a todos ustedes.

Reacciones