Logo
Transparencia y rendición de cuentas indispensables para contrarrestar la corrupción
ciudad - 2019-08-20
BETA
Transparencia y rendición de cuentas indispensables para contrarrestar la corrupción


La Comisionada Ciudadana Elsa Bibiana Peralta Hernández moderó el panel “Transparencia y rendición de cuentas en el combate a la corrupción.

Dijo que la transparencia requiere de la participación ciudadana, la integridad, la rendición de cuentas para reducir los índices de corrupción en México.


La transparencia y la rendición de cuentas van de la mano en el combate a la corrupción, pero se necesita de la integridad y la convicción de la sociedad en su conjunto para erradicar ese problema que afecta a México, coincidieron especialistas, académicos, políticos y personas servidoras públicas al participar en el Foro “Sistemas Anticorrupción. Retos. Perspectivas. Experiencias”, organizado por el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO) en coordinación con el Congreso de la Ciudad de México.

Al moderar el panel “Transparencia y rendición de cuentas en el combate a la corrupción”, la Comisionada Ciudadana del INFO Elsa Bibiana Peralta Hernández dijo que la transparencia sí sirve porque con ella se han evidenciado los casos más recientes de corrupción en el país.

No obstante, añadió que además de la transparencia se requieren elementos como la participación ciudadana, la integridad y la rendición de cuentas “si todos hacemos lo que nos corresponde, los índices de corrupción bajarían y mejoraríamos la relación entre gobierno y ciudadanía, realizaríamos un adecuado monitoreo de las acciones gubernamentales y empoderaríamos a las personas para construir confianza y legitimar a los gobiernos”.

El director de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Raúl Contreras Bustamante, señaló que México tiene la necesidad de ser transparente porque no puede fincar su desarrollo económico si no mejora sus parámetros de combate a la corrupción. Añadió que el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) sólo funcionará si en el gobierno hay transparencia y convicción de que se debe poner en marcha.

Explicó que las sociedades altamente democráticas funcionan en un 90 por ciento por convicción y sólo un 10 por ciento por coerción. “Entre más normas jurídicas coercitivas hay en una sociedad, es menos desarrollada. No es posible que vivamos una época donde hay reformas constitucionales como la de 2015 que dio origen al Sistema Nacional Anticorrupción y que las mismas fuerzas políticas que aprobaron esas reformas lo hayan dejado en el olvido. Es decir, las reformas constitucionales se producen más por presiones internacionales que por convicción”.

El Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Ciudad de México, el diputado Mauricio Tabe Echartea advirtió que los discursos de que los organismos constitucionales autónomos son muy costosos, implican una seria amenaza política al sistema de contrapeso en el país y en la Ciudad. “Hay que tener mucho cuidado con ese populismo que al parecer es muy contagioso y que puede ser tentador para reducirles el presupuesto a los organismos fiscalizadores”.

Añadió, que desde la Constitución Política de la Ciudad de México se buscó evitar que la presión presupuestal incida en los organismos autónomos. Se dijo convencido de que para la lucha contra la corrupción y para que los gobiernos rindan mejores cuentas no sólo es tema de voluntad política sino también del fortalecimiento de las instituciones y se debe caminar hacia allá.

Al respecto, la Comisionada Elsa Bibiana Peralta Hernández destacó que la corrupción sale más cara que si se invierte en el tema de transparencia. Añadió que los organismos garantes son los que menos presupuesto tienen para su funcionamiento y no se deben menospreciar ya que la transparencia legitima a los gobiernos.

En su oportunidad, Rosa María Cruz Lesbros, integrante del Comité de Participación Ciudadana del SNA destacó que la transparencia es un derecho que garantiza el artículo sexto Constitucional, mientras que la rendición de cuentas es una obligación para los Sujetos Obligados que reciben recursos públicos y se contempla en la Ley General de Contabilidad Gubernamental; sin embargo, este instrumento jurídico que fiscaliza y que entró en vigor desde el 2008 apenas alcanza un cumplimiento del 67 por ciento por parte de las instancias gubernamentales.

Añadió que la corrupción no se acaba por decreto, “es un fenómeno endémico de la sociedad que estará ahí siempre, pero en un esquema de riesgos se mide el riesgo y se busca la manera de combatirla, cómo se inhibe, cómo se enfrenta y eso es lo que nos toca a nosotros desde el SNA”.

La Coordinadora del Proyecto de Integridad y Fortalecimiento de Transparencia del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo, Vania Pérez Morales, indicó que la rendición de cuentas permite saber qué hace falta para combatir la corrupción, por lo que desde hace tres años, desde las Naciones Unidas, se trabaja para fomentar y fortalecer el tema de la integridad porque “la corrupción es uno de los principales retos a nivel global, no sólo los mexicanos somos corruptos”.

Enfatizó que ese flagelo toca casi todos los aspectos de la vida como son el económico, el ambiental, el social, el político y el gubernamental y empeora cuando existe desigualdad. Agregó que no sólo existe en las grandes cúpulas de poder o en las grandes empresas trasnacionales, también se desarrolla a menor escala entre la población: “La corrupción está vinculada con la ausencia de rendición de cuentas y los altos niveles de impunidad”.

En tanto, la Magistrada Rebeca Gómez Martínez del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, , habló de los esfuerzos que ha realizado el Estado mexicano para combatir este fenómeno, desde el Sistema Nacional Anticorrupción hasta los sistemas locales. En ese sentido dijo que en 2017 se publicaron la Ley de Responsabilidades Administrativas, la Ley de Justicia Administrativa y la Ley Orgánica del Tribunal de Justicia Administrativa que reflejan la nueva forma de organización y facultades del dicho órgano como uno de los pilares de Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México y donde se imponen las sanciones a las personas servidoras públicas que incurran en faltas administrativas graves y no graves. “Esta legislación constituye las bases para que los sistemas se conviertan en las principales herramientas de los ciudadanos para redefinir el nuevo rumbo del país”.

El especialista Senior en Política de Integridad y Compras Públicas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Jacobo García, señaló que la transparencia sirve para que un gobierno se mantenga íntegro, reduce el potencial de corrupción, mejora la relación entre gobierno y ciudadanos, permite monitorear las actividades gubernamentales, empodera a la ciudadanía e incrementa la confianza ciudadana en las instituciones.

Asimismo, destacó que la transparencia sola no basta, pues debe estar acompañada de otros elementos de un sistema de integridad como el Estado de Derecho y la persecución de la corrupción. “Además, el efecto de la transparencia se potencializa en sociedades donde la participación ciudadana es alta”.


Más de ciudad