María Izquierdo, artista con la capacidad, experiencia, talento y prestigio para realizar un mural - NTCD Noticias
Domingo 05 de febrero de 2023

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

María Izquierdo, artista con la capacidad, experiencia, talento y prestigio para realizar un mural

María Izquierdo, artista con la capacidad, experiencia, talento y prestigio para realizar un mural

María Izquierdo, artista con la capacidad, experiencia, talento y prestigio para realizar un mural

_ El historiador del arte Luis-Martín Lozano rememoró en conferencia a la artista jalisciense, en el Museo de Arte Moderno

Cuando María Izquierdo fue contratada por el entonces regente de la capital mexicana, Javier Rojo Gómez, para realizar un mural en las escaleras principales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, cuyo tema tenía que versar sobre la historia y el desarrollo de la Ciudad de México, desarrolló un proyecto en el que “las mujeres tienen un papel fundamental. Esta fue la punta de lanza de todos los problemas”.

Comentó lo anterior el investigador Luis Martín Lozano, historiador del arte y curador de arte moderno y contemporáneo, durante la conferencia que le dedicó a la artista jalisciense, el martes 26 de octubre en el Museo de Arte Moderno (MAM), como parte del ciclo de charlas que la Red de Museos del Inbal realiza en el contexto de las celebraciones por los 100 años del Muralismo Mexicano.

Durante su ponencia María Izquierdo y el arte mexicano recordó que ella no solo fue la primera mujer mexicana cuya obra se expuso y se cotizó en el extranjero, sino que ya gozaba con la capacidad, la experiencia, el talento y el prestigio para realizar un mural.

Mencionó que “hay fotografías que prueban a María Izquierdo trabajando sobre los muros”, y compartió algunos problemas a los cuales se enfrentaba, por ejemplo, los andamios se aflojaban de la noche a la mañana. “Tras bambalinas, lo que se buscaba era cancelar el proyecto”, expresó el estudioso, quien expuso que en un primer momento su mural estaba dedicado a las artes, éstas representadas por musas (mujeres) y a la historia de la Ciudad de México, enfocada en la actividad de las mujeres.

"Los argumentos de la cancelación fueron que no había condiciones de seguridad para realizar el mural y que la temática distaba de ser una historia compartida. Ella se defiende, pero no logra recuperar el proyecto. Enfrenta administrativamente al regente de la ciudad y le pide una indemnización por el desprestigio.

“Los ataques crecieron no solo respecto a la viabilidad de los murales, sino que pusieron en entredicho toda su trayectoria. La signan como una pintora menor, folclorista, que no sabían dibujar”. Al final se vio derrotada, pero con el apoyo de María Asúnsolo efectuó dos tableros transportables del mural: La tragedia y La música, los cuales hoy se pueden visitar en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La vida de la jalisciense estuvo llena de luchas. Nació el 30 de octubre de 1902. En la capital mexicana se inscribe en la Escuela Nacional de Bellas Artes y toma clases de pintura con Germán Gedovios; gracias a su formación previa participa en las Escuelas de Pintura al Aire Libre bajo la guía de Alfredo Ramos Martínez, como constata una foto de 1927. Al año siguiente, Izquierdo gana su primer premio de pintura en un concurso convocado por el periódico La Prensa.

Diego Rivera, como director de la Academia de San Carlos, destaca el trabajo de la entonces alumna María Izquierdo “por encima de los demás y esta valoración le granjea la oportunidad de tener su primera exposición individual, en 1929, en la Galería de Arte Moderno del Teatro Nacional, hoy Palacio de Bellas Artes, para la cual Rivera escribe el texto de presentación”.

La galería dirigida por Carlos Mérida y Carlos Orozco Romero adquiere la pintura Naturaleza muerta (con cepillo de dientes) (1928), para formar el primer acervo de arte moderno, obra que actualmente resguarda el MAM.

El especialista comentó que ella fue una de las cuatro primeras artistas elegidas para conformar un acervo nacional, lo cual subraya la contundencia de su trabajo, que fue visto y valorado como algo alterno a lo que se hacía, pues la suya era una pintura por el amor a la pintura, sin contenidos dogmáticos, ni históricos ni nacionalistas, y que se trataba de los retos de la construcción pictórica.

“Su propuesta se distinguía de las Escuelas de Pintura al Aire Libre, del movimiento proarte mexicano, del movimiento estridentista, del método de Best Maugard, del movimiento muralista. Ella tuvo una línea singular dentro de un lenguaje de modernidad en las artes plásticas”, concluyó el investigador.

Reacciones