La Tallera y MaPAvisual presentan ¿Fueron tus lágrimas o las mías? - NTCD Noticias
Lunes 06 de febrero de 2023

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

La Tallera y MaPAvisual presentan ¿Fueron tus lágrimas o las mías?

La Tallera y MaPAvisual presentan ¿Fueron tus lágrimas o las mías?

La Tallera y MaPAvisual presentan ¿Fueron tus lágrimas o las mías?

_ Reúne intervenciones artísticas relacionadas con el legado de David Alfaro Siqueiros Abierta al público a partir del sábado 3 de diciembre a las 12:00 horas en la sede de Proyecto Siqueiros en Cuernavaca, Morelos

La muestra ¿Fueron tus lágrimas o las mías? es resultado de la colaboración de La Tallera con la Maestría en Producción Artística (MaPAvisual) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Integra piezas, intervenciones artísticas y actividades que proponen un acercamiento contemporáneo al legado del muralista David Alfaro Siqueiros.

La inauguración se llevará a cabo el sábado 3 de diciembre a las 12:00 horas en la sede de Proyecto Siqueiros en Cuernavaca, Morelos, recinto de la Red de Museos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), adscrito a la Secretaría de Cultura del Gobierno de México. Las intervenciones artísticas se ubicarán en puntos diversos del museo y estarán a la vista de las y los visitantes hasta el 19 de febrero de 2023.

¿Fueron tus lágrimas o las mías? es la segunda exposición colectiva realizada conjuntamente por La Tallera y MaPAvisual. La primera, Acciones de gravedad, se presentó de noviembre de 2021 a marzo de 2022, con la participación de seis estudiantes de la octava generación del programa académico de la UAEM.

Para La Tallera y MaPAvisual esta colaboración ha permitido establecer nuevas relaciones con la obra de Siqueiros, ampliar la noción de arte público y vincular la vocación pedagógica de La Tallera establecida por el artista, a saber, la de museo-escuela, con la de MaPAvisual, que entiende la práctica artística como conjunto de procesos de producción, mediación, circulación, educación y otros ámbitos del arte contemporáneo.

La nueva exposición ha contado con el acompañamiento curatorial de Silverio Orduña, por parte de La Tallera, y el apoyo del estudiante Guillermo Serrano como agente vinculante entre la institución y sus compañeros de la novena generación de la maestría. ¿Fueron tus lágrimas o las mías? presenta ocho aproximaciones contemporáneas a la vida, la obra y el legado de Siqueiros, por parte de las y los artistas Brenda Virginia Castro, Carolina Bollaín, Christian Becerra, Jonathan Cerón, Laura Elena Garduño, Oso LC, Paul Cisneros y René Torres.

El título de esta muestra es un fragmento de un poema de Angélica Arenal que se refiere a la última reclusión de David Alfaro Siqueiros en la Penitenciaría de Lecumberri. Siqueiros, aún preso, retomó esta frase y la escribió al reverso de la pintura Flores para Angélica (1963), que le regaló a Arenal en su cumpleaños. Las piezas que forman parte de ¿Fueron tus lágrimas o las mías? van de lo íntimo a lo público y de lo concreto a lo sensible.

Las propuestas artísticas

Brenda Virginia Castro presenta una intervención sonora en la que dialoga con Siqueiros para abrir un puente entre la práctica del dibujo y la línea que sigue su propia voz. A la artista le interesó atravesar el espacio del museo y trazar un recorrido auditivo, con lo cual lleva al espacio público un proceso de pensamiento vulnerable e íntimo en el que el dibujo no es atrapado en un soporte fijo, sino que se escurre y se expande como el agua.

Carolina Bollaín tomó como referencia la Sala Poliangular, obra mural elaborada por Siqueiros como homenaje a la mujer generadora de vida. Como respuesta al muralista, la artista muestra una escultura que representa un útero, un espacio íntimo, personal, hecho a su medida, como un refugio perfecto. Bollaín utilizó los materiales orgánicos con los que se elaboran los cuexcomates o graneros artesanales en Chalcaltzingo, Morelos.

Christian Becerra presenta una reinterpretación simbólica de un fragmento del mural Retrato de la burguesía que David Alfaro Siqueiros pintó en 1939 en el edificio sede del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Consiste en una animación que actualiza la crítica al sistema capitalista a través de la imagen del dinero y el poder.

Jonathan Cerón desarrolló una intervención gráfica y escultórica a partir de una serie de consignas siqueirianas; su propuesta proviene del pensamiento compostista, relacionado con una filosofía y conceptualización artística-política sobre la multiplicidad, la naturaleza, lo orgánico, lo situado, la experiencia personal, la memoria y el afecto.

Por su parte, Laura Elena Garduño se aproximó a la relación afectiva de Siqueiros con Angélica Arenal. La artista retomó la obra Flores para Angélica y rescató una frase en la que el pintor cita a su pareja: ¿Fueron tus lágrimas o las mías? para crear una instalación que nos acerca a la intimidad amorosa de un artista que desarrolló una actividad política pública y militante.

Oso LC recurre constantemente a las teorías de orden sistémico y la conexión que estas tienen con la memoria personal; por ello utilizó la correspondencia y algunos archivos documentales de David Alfaro Siqueiros para crear una serie de postales por medio del collage, donde se entremezclan fotografías familiares de la artista. Dichas postales se han infiltrado en libros de bibliotecas públicas que se refieren a la obra del muralista; esta acción propone darle una circulación diferente a la obra y agrega la posibilidad de encontrarla de manera azarosa.

Paul Cisneros partió del mural América tropical, realizado por Siqueiros en Los Ángeles, California en 1932. Cisneros se centró en el proceso de borradura del mural y el desgaste que ha sufrido la sociedad del estado de Morelos debido a la violencia. Por ello, con su obra, produce un deterioro en imágenes que promueven la idea del paraíso morelense, un paraíso borrado, desgastado o perdido.

En tanto, René Torres exploró el mito de la supuesta destrucción de un mural de Siqueiros en el desaparecido Hotel Casino de la Selva, ubicado en Cuernavaca. Por medio de una instalación sonora, Torres elaboró un relato basado en un testimonio que le da existencia a la ficción. La postverdad como un síntoma de nuestro tiempo.

Reacciones