Protocolos adecuados para prevenir 70% de infecciones asociadas a la atención de la salud - NTCD Noticias
Lunes 06 de febrero de 2023

Inicio

-

Salud

-

Protocolos adecuados para prevenir 70% de infecciones asociadas a la atención de la salud

Protocolos adecuados para prevenir 70% de infecciones asociadas a la atención de la salud

Protocolos adecuados para prevenir 70% de infecciones asociadas a la atención de la salud

_ Participan expertos en prevención y control de infecciones en Curso “Prevención de IAAS desde la gestión y coordinación interinstitucional en México” Capacitación virtual llegó a mil puntos de contacto en las 32 entidades

Las infecciones asociadas con la atención de la salud (IAAS) se pueden prevenir hasta en 70 por ciento a través de la implementación de sencillas estrategias intrahospitalarias como la higiene de manos; adecuada preparación de medicamentos; manejo cuidadoso de fármacos multidosis, así como limpieza, desinfección y esterilización, señaló la directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida), Alethse de la Torre Rosas, al participar en el Curso “Prevención de IAAS desde la gestión y coordinación interinstitucional en México”.

Indicó que la mayoría de estas infecciones refleja fallas en el sistema y son susceptibles de modificar y controlar para disminuir la alta morbimortalidad asociada, así como los costos económicos que generan, tanto para pacientes como al sistema de salud.

Este curso fue organizado por la Dirección General de Promoción de la Salud y tuvo duración de 10 horas; participaron personas tomadoras de decisiones y expertas en prevención y control de infecciones de las 32 entidades federativas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a las IAAS como aquellas infecciones que afectan a un paciente durante el proceso de asistencia en un hospital u otro centro sanitario, que no estaba presente ni incubándose en el momento del ingreso; también son conocidas como infecciones nosocomiales u hospitalarias; se adquieren por contagio durante el tratamiento en un hospital o unidad médica.

De la Torre Rosas destacó que las unidades médicas de segundo y tercer nivel deben mantener ciclos de mejora continua a fin de que el sistema de salud sea más resiliente a este tipo de infecciones.

Uno de estos pilares es la higiene de manos, estrategia que salva vidas al evitar nuevas infecciones y resistencia antimicrobiana, por lo que exhortó a los directivos a que mantengan insumos, instalaciones adecuadas y en buenas condiciones para que las y los profesionales de la salud puedan llevar a cabo de forma eficiente esta medida sanitaria.

Puntualizó que la preparación de medicamentos es uno de los procesos más críticos para garantizar el bienestar de pacientes, por lo que se debe poner en práctica la política de uso adecuado de medicamentos e infusiones intravenosas para evitar riesgos de contaminación.

De la Torre Rosas enfatizó que, para reducir infecciones intrahospitalarias, la Secretaría de Salud, en coordinación con otras instituciones del Sistema Nacional de Salud y asesoría de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), puso en marcha un Programa Nacional de Capacitación Interinstitucional dirigido a gestores de los hospitales y unidades médicas.

Entre las acciones que contempla el programa, se encuentra la identificación de necesidades de capacitación en temas de bioseguridad, uso correcto de equipo de protección personal, prevención y control de IAAS y terapia intravenosa segura.

La supervisora médica del área normativa de la Dirección General de Epidemiología, Tania Villa Reyes, al exponer el tema: “Panorama epidemiológico de IAAS”, explicó que la Red Hospitalaria de Vigilancia Epidemiológica (RHOVE) monitorea infecciones intrahospitalarias a través de las 353 unidades centinela.

Entre los resultados obtenidos de enero a octubre de 2022, destaca que las neumonías asociadas a ventilación mecánica, infecciones de vías urinarias y torrente sanguíneo por uso de catéter se ubican entre las principales causas de infecciones nosocomiales.

Informó que en México la tasa nacional promedio de infecciones es de 3.36 por cada 100 egresos hospitalarios, y aclaró que “el identificar una IAAS no es un problema; el problema es no hacer nada, lo importante es que estemos notificando de manera constante para identificar estos riesgos y tratar de evitar daños como brotes de enfermedades, bacterias resistentes, pero, sobre todo, reducir la letalidad por esta causa”, concluyó.

La directora General de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Célida Duque Molina, dijo que las IAAS representan fallas en el sistema de salud que es posible modificar y controlar, a fin de disminuir la alta morbimortalidad por estos eventos.

La directora de Estrategias y Desarrollo de Entornos Saludables de la DGPS, Arlette Saavedra Romero, subrayó la importancia de la comunicación de riesgos al personal y todos los actores involucrados en la vigilancia epidemiológica, prevención y control de las IAAS, de tal manera que sea más receptivo y comprometido con mejorar la calidad y seguridad en la atención.

En el Curso “Prevención de IAAS desde la gestión y coordinación interinstitucional en México” también participaron, por parte del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la especialista en Calidad y directora de Profesionalizaciones de Recursos Humanos en Salud, Vanessa Vizcarra Munguía, y la subdirectora de Enfermería, Estela Valdez Godina

Asimismo, el especialista en infectología y coordinador de Programas Médicos del IMSS, Jorge Gamboa Cardeña; el experto en farmacovigilancia del Centro Nacional de Farmacovigilancia de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Yoab Hernández Luna; y la experta en gestión de riesgos de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), Alma Chávez Ríos.

El curso fue transmitido por facebook.com/SaludDGPS, por lo que las sesiones están disponibles en dicha plataforma institucional, con el propósito de incrementar la cobertura de capacitación en la población objetivo.

Reacciones