Logo
Involución... o la tragicomedia de la vida
espectaculos - 2018-12-16
BETA
Involución... o la tragicomedia de la vida


“El cuento es muy sencillo”… decía Benedetti en su búsqueda de un sentido a la existencia humana y al desafío individual de comprender el rumbo que le toca seguir a cada uno. Y en esa noción de sencillez, el poeta encuentra una fórmula para superar el desencanto al que nos remite la temida introspección: dejar el drama personal y asumir con humor y desparpajo las vicisitudes del día a día.

Los seres humanos evolucionamos desde nuestro pasado animal hasta convertirnos en los transformadores de nuestro entorno y hoy somos exploradores del universo, la simiente de nuestra especie.

En esa ruta, surgimos desde un primigenio caldo de cultivo hasta desarrollar material genético que, aunque nos cueste trabajo reconocer, nos mantiene unidos con nuestro planeta y con todas sus expresiones biológicas.

Entonces, la mejor forma de comprender el porqué de nuestras pulsiones, nuestras acciones y todo lo que nos genera amor y desamor, es meter reversa y cerrar el ciclo, partiendo del origen.

Eros y Thanatos, principio y fin. Vida y muerte.

No es casualidad que en la vida los extremos se toquen.

Y en ese incesante empezar y en ese interminable concluir, nos vemos asediados con preguntas que a cada uno toca responder en su fuero interno.

Ese es el reto que Pablo de Antuñano nos propone en Involución, una audaz puesta en escena en la que la palabra y el concepto se convierten en hilo conductor de ese viaje al interior de nuestro pasado personal y a la capacidad de respuesta que nuestro propio ser ha desarrollado para enfrentar la realidad.


…2

Ese es el viaje que De Antuñano nos ofrece a través de esta obra, diseñada con el rigor de un autor que conoce el valor didáctico del teatro, y en la que plantea emprender una travesía sin escalas ni concesiones.

Natalio Toscano Céspedes, el personaje que da vida a este singular monólogo, nos desafía interrogándonos sin piedad y nos lleva de la mano por todas las etapas por las que transcurre la existencia humana, exponiendo sin maquillaje nuestras virtudes y carencias, nuestros logros y desaciertos y la capacidad de inventarnos y reinventarnos.

Fiel a su visión personal de abrir en forma permanente un espacio a la crítica y la autocrítica, Pablo de Antuñano nos convida a asumir el reto de treparnos al tren de esta Involución para encontrar que lo realmente valioso de nuestro devenir como personas es lo que hacemos por los demás y lo que compartimos sin regateo y convicción.

Esta visión es, en esencia, lo que realmente reivindica nuestra condición humana. Ese amor de humanidad es lo que nos salva, porque nos confirma la seguridad de que hay rumbo cuando asumimos viajar en el mismo barco que los demás.

Nada más revolucionario que el amor, nada más propositivo que el arte cuando se pone al alcance de todos y nos confronta con nosotros mismos. Esa es, en suma, la propuesta a la que la Involución y Pedro Pablo de Antuñano nos convocan.

Con música original de Arturo Waldo, la lectura en voz alta que le da vida a Natalio Toscano Céspedes, nos sacude con una interpretación en la que su voz alcanza matices insospechados para convertirse en el vehículo que nos lleva a introducirnos en el yo y a encontrar la esencia de lo que somos y lo que hacemos para aportar en la construcción de lo colectivo. En voz del propio autor.

Pero la propuesta visual de Involución va más allá y se viste de plasticidad con la integración de dos estupendos bailarines contemporáneos: Judith Camacho y Nael de Anda, quienes trascendiendo su juventud, lucen en escena como veteranos de la danza. Con un trazo ecenico extraordinario que los lleva del caos a las órbitas, pasando por el performance de las jaulas y la sensualidad nostálgica del blues.

El arte, puesto al alcance de todos es la esencia más revolucionaria de la creatividad humana, porque confronta al público con su realidad y con su circunstancia.

Si quieres vivir este desafío, te invito a presenciar Involución y participar de este Big Bang que se expande al infinito y nos involucra a todos, a todos, sin excepción. Hoy domingo el cierre de la primera temporada en el Centro Cultural del México Contemporáneo en Santo Domingo, Centro Histórico de la cdmx.


Más de espectaculos