Aprender y asociar el color con emociones, es parte del taller de pintura para la niñez invidente de Cecut - NTCD Noticias
Miércoles 18 de mayo de 2022

Inicio

-

Espectáculos / Cultura

-

Aprender y asociar el color con emociones, es parte del taller de pintura para la niñez invidente de Cecut

Aprender y asociar el color con emociones, es parte del taller de pintura para la niñez invidente de Cecut

Aprender y asociar el color con emociones, es parte del taller de pintura para la niñez invidente de Cecut

_ Talleres artísticos para niños invidentes o con cualquier otra discapacidad no son actividades muy frecuentes, este segmento de la población requiere de especialistas o expertos en brindar los rudimentos de una expresión artística a la niñez interesada.

Para el Centro Cultural Tijuana (Cecut), institución de la Secretaría de Cultura federal, en los últimos tres años, ha sido primordial atender a grupos vulnerables, por tal motivo ofreció el taller “Introducción a las Artes plásticas: Autorretratos para niñas y niños invidentes y débiles visuales” los días martes 22, miércoles 23 y jueves 24 de marzo.

La escritora y artista visual tijuanense Carmen Campuzano, ofreció este taller a cuatro niños y niñas de entre 8 y 15 años, que participaron en compañía de un adulto y de otros miembros de su familia, al respecto comentó: “es importante que la familia acompañe al niño que está en el taller para que también aprendan las técnicas y las repliquen en sus hogares, las mamás van a estar como apoyo acercándole las pinturas, pero la idea es que el niño pinte todo”.

La mamá de la alumna del taller Lía, quien tiene 12 años explicó: “a ella le gusta que le den la mano cuando le hablan, tocar las manos de la persona le permiten comunicarse mejor, esa es la forma de que ella ubique la distancia que está quien le habla, ella escucha, desea hablar y aprender”.

“El autorretrato, es una manera de que los niños reafirmen su autoestima e identidad, recostados hacen su silueta mientras se les pregunta: ¿qué te gusta a hacer?, ¿a qué te gusta jugar? lo que reafirma su ser, explica la facilitadora, quien enfatiza la importancia de que la pintura se convierta en un medio de expresión de las emociones de los participantes.

Una teoría subjetiva del color es compartida con los talleristas, “se les habla de los colores fríos y cálidos, un color obscuro es más pesado, y más ligero cuando es claro, aún cuando no estén viendo el color, dicen si prefieren azul, van a recordar que el rojo representa el amor, la pasión, la energía o que el amarillo representa la alegría, infinidad de cosas", asegura Campuzano.

“Se relaciona el color con su contexto cotidiano, amarillo es la yema del huevo que te comes, rojas son las fresas como la sangre que corre por tu cuerpo, el verde como el pasto en donde te recuestas”, explica la maestra que trabaja con niños invidentes desde 1994, y que ha expuesto estos trabajos infantiles en varias instituciones de Baja California y en el Museo del Trompo.

Raymundo ha acompañado a su hermano Emmanuel, los padres de Bibiana junto con su hermana miran la figura que ella va pintando con diferentes colores, mientras que Pablo toca con entusiasmo los bordes de su silueta hechos con plastilina, hay risas y algunos gritos de emoción que revelan lo mucho que disfrutan esta actividad.

En su papel de impulsora del acercamiento a la pintura de menores que padecen ceguera o debilidad visual, su experiencia la ha llevado a trabajar sin prejuicios con los incipientes artistas “los invito a que pinten con sus manos, si son renuentes a mancharse, bueno se respeta y hay pinceles, pero los llevo a utilizar las manos para desarrollar el tacto y también el gozo de sentir el material, porque mancharse de pintura es lo máximo”, asegura.

Al finalizar el taller no importa que no se termine completamente el autorretrato lo importante es el proceso y “que el niño viva el gozo, hay muchas dinámicas y muchos ejercicios de sensibilización que se pueden utilizar con los niños invidentes, desde llevármelos al jardín tocar los árboles, oler las flores y luego hacer una representación abstracta como ellos lo sintieron”.

El Cecut ha construido una agenda artística y cultural inclusiva desde todas las disciplinas, a fin de brindar reconocimiento a todos los sectores que, por su condición, han sido vulnerados socialmente o marginados de oportunidades para su desarrollo pleno, en Baja California y en Sonora.

Diversos sectores de la población han significado motivo de atención de la institución, tercera edad, niños, jóvenes y adultos sin hogar, personas en situación de reclusión, comunidad LGBTIQ+, personas con adicciones, migrantes, indígenas y menores con alguna discapacidad son atendidos con distintas estrategias de gestión y difusión del arte y la cultura desde 2019.

Reacciones