Maternidad y Trabajo en México: El Triple Desafío de las Mujeres - NTCD Noticias
Miércoles 12 de junio de 2024

Inicio

-

Nacional

-

Maternidad y Trabajo en México: El Triple Desafío de las Mujeres

Maternidad y Trabajo en México: El Triple Desafío de las Mujeres

Maternidad y Trabajo en México: El Triple Desafío de las Mujeres

_ En la actualidad, ser madre en México implica una realidad distinta a la del pasado. Norma Cruz Maldonado, académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, enfatizó que la maternidad es un constructo sociocultural que ha evolucionado, permitiendo que hoy existan diversos modelos de maternidad. Ya no se espera que las mujeres sean simplemente “buenas madres”, sino que puedan decidir cuándo y cómo tener hijos, o incluso optar por no tenerlos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revela que 35 millones 221 mil 314 mujeres en México han decidido ser madres. De las mujeres mayores de 15 años, el 72% son madres, y una significativa proporción de ellas, el 33%, no tiene cónyuge. Esta cifra incluye a 10.2 millones de mujeres que viven con sus hijos sin una pareja, de las cuales el 79.1% estuvo alguna vez unida y el 20.9% se declara soltera.

En el ámbito educativo, las cifras muestran una disparidad significativa. El 57% de las madres tiene educación básica, el 19% ha cursado educación media superior y el 17% educación superior. Sin embargo, un 1% de estas mujeres no cuenta con ningún nivel de escolaridad. Esta falta de educación se correlaciona con mayores tasas de fecundidad en estados como Oaxaca, Chiapas y Guerrero, donde el acceso a la educación y a servicios básicos es limitado.

Durante el Segundo Seminario Permanente sobre Necesidades y Problemas Sociales en México, Cruz Maldonado destacó que la tasa de fecundidad ha disminuido, situándose en un promedio de dos hijos por mujer. Esta disminución se debe a factores como el incremento de la escolaridad, el acceso a métodos anticonceptivos, la legislación sobre el aborto seguro y la incorporación de las mujeres al mercado laboral. No obstante, persisten desafíos significativos, especialmente para las madres adolescentes y aquellas mayores de 35 años.

El vínculo indisoluble entre la maternidad y los trabajos domésticos y de cuidados sigue presente, lo que genera una triple jornada laboral para muchas mujeres. Aunque participan en el ámbito público, la sociedad a menudo las sanciona por dejar a sus hijos en guarderías o al cuidado de familiares. Además, el 56% de las mujeres económicamente activas trabaja en la economía informal, lo que les niega acceso a seguridad social y prestaciones básicas. Esta precariedad laboral afecta directamente la calidad de vida de las mujeres y sus hijos, perpetuando ciclos de pobreza y desigualdad.

Reacciones